Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

Hora de avanzar sin dejar a nadie atrás

Por Eneko Etxeberria - Miércoles, 25 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:10h

La investigación que ha realizado Aranzadi sobre la violencia en Azpeitia nos acerca a la verdad de los sucedido, no a una verdad parcial que oculta a los otros para recordar a los propios.

Muertes, emboscadas criminales, torturas, extorsiones, deportaciones, amenazas graves, dispersión... Durante muchos años, demasiados, en Azpeitia y contra azpeitiarras se han cometido todo tipo de vulneraciones de derechos humanos en un conflicto político de hondas raíces históricas.

No somos ni seremos tan demagogos como para considerar que todos los tipos de actos violentos documentados, por el hecho de serlos, tienen la misma gravedad. Pero tampoco somos ni seremos tan irresponsables como para hablar de paz sin reconocer a todos/as los que padecieron la violencia en sus mil formas de ejercerla. No comparamos, pero tampoco obviamos.

Asimismo, no somos ni seremos tan ingenuos como para negar que aún hoy en día hay azpeitiarras que sufren la vulneración sistemática de sus derechos más fundamentales a través de la dispersión carcelaria de sus familiares presos. Por pura venganza y ejercida por Estados Europeos que defienden formalmente los Derechos Humanos.

Estos son los escalofriantes datos de la investigación realizada por la Sociedad de Ciencias Aranzadi durante los dos últimos años, en relación a las vulneraciones de derechos humanos padecidas en Azpeitia y contra azpeitiarras entre 1960 y hasta la actualidad. Unos datos que nos acercan a la verdad de lo sucedido. No a una verdad parcial que oculta a los otros para recordar sólo a los que se consideran los propios, o con el objetivo de crear un relato interesado y dogmático.

En este sentido, somos conscientes de que la justicia oficial estatal ha reconocido exclusivamente a algunas víctimas y, por ello, vamos a trabajar con la victimas olvidadas, con aquellas que no han tenido acceso a los tribunales, como por ejemplo los casos de torturas archivadas, o las coacciones y amenazas graves. Y es que para nosotros todos tienen derecho a la verdad, al reconocimiento y, aunque sea más difícil en el actual marco, a la justicia.

Asimismo, y con carácter de urgencia e independientemente de la actitud de otras instituciones públicas, el Ayuntamiento de Azpeitia va a seguir actuando contra las actuales y presentes vulneraciones de derechos humanos. Estamos ante una exigencia humana, ética, social y política, y por tanto para nosotros es un deber público la defensa de estos derechos humanos. En concreto, queremos mencionar los derechos de las personas presas y dispersadas. Vamos a actuar con los agentes que defienden los derechos humanos para proponer medidas concretas para que estas vulneraciones de derechos desaparezcan como ha ocurrido con otras conculcaciones.

Por todo ello, no somos ni seremos demagogos ni irresponsables. Porque nuestro esfuerzo se dirigirá siempre a conocer toda la verdad para reconocer a todos y todas los que sufrieron algún tipo de vulneración de sus derechos más fundamentales.

Solo aquellos que ocultan ciertas conculcaciones pueden caer en la demagogia. Solo los que utilizan la política penitenciaria para conculcar derechos humanos y los que miran a otro lado pueden caer en la hipocresía. Solo aquellos que desprecian a ciertas víctimas, e incluso a la sociedad vasca en su conjunto como si no fuera lo suficientemente madura como para reflexionar sobre su pasado y presente, pueden caer en la irresponsabilidad de negar el conflicto político que ha vivido este país, y que aún hoy está por finalizar.

Cuadraban con las predicciones y opiniones de un gobierno que desde el principio demostró una enorme perspicacia para adivinar lo que iba a ocurrir en los tribunales


Manos Limpias fue agente activo en el ‘caso Atutxa’. Adquirió protagonismo en la causa porque la acusación pública se retiró del proceso para salvar el descrédito

Para nosotros todos tienen derecho a la verdad, al reconocimiento y, aunque sea más difícil en el actual marco, a la justicia


No somos ni seremos demagogos ni irresponsables. Porque nuestro esfuerzo se dirigirá siempre a conocer toda la verdad


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902