Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
libros del deporte

Un año de gloria

‘el milagro de castel di sangro’ narra la historia de este modestísimo club italiano la temporada en la que logró la permanencia en la serie b, toda una proeza deportiva para una población de apenas 5.500 habitantes

Un reportaje de Néstor Rodríguez - Miércoles, 25 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Once inicial del Castel di Sangro que logró la permanencia en la Serie B la temporada 1996-97.

Once inicial del Castel di Sangro que logró la permanencia en la Serie B la temporada 1996-97. (Foto: N.G.)

Galería Noticia

Once inicial del Castel di Sangro que logró la permanencia en la Serie B la temporada 1996-97.

de vez en cuando, el deporte da sorpresas agradables. Como la del Leicester, una de las más grandes que se recuerdan en muchos años en el fútbol europeo gracias a su reciente título de Premier. No llega a ese nivel, pero hace veinte años, una pequeñísima localidad italiana, Castel di Sangro, situada en los Abruzos, de apenas 5.500 habitantes y escasamente turística, tuvo su momento de gloria cuando su equipo no solo logró el ascenso a la Serie B (Segunda División), sino que incluso logró mantenerse en ella en la temporada 1996-97, rompiendo todos los pronósticos. La alegría duró eso, un año, porque al siguiente el equipo bajó, pero aquella temporada histórica quedó reflejada en un libro, El Milagro de Castel di Sangro, recientemente traducido al castellano.

El autor es Joe McGinniss, un escritor estadounidense que quedó prendado por el fútbol cuando su país acogió el Mundial de 1994. Siguió con devoción el campeonato, se hizo fan de Roberto Baggio y meses después fue a visitar a su compatriota Alexi Lalas, quien había fichado por el Pádova italiano. En aquellos momentos, el calcio era la liga más fuerte del mundo y el entusiasmo de McGinniss hacia el fútbol fue en aumento. Hasta el punto de que conoció la historia del Castel di Sangro y, ni corto ni perezoso, se trasladó a esta región para vivir de primera mano la que iba a ser la primera temporada en la historia del club en la Serie B, a la que había llegado después de sucesivos e inesperados ascensos desde las catacumbas del balompié transalpino.

McGinniss es recibido con los brazos abiertos tanto por el técnico, Osvaldo Jaconi, como por la plantilla, con la que convive a diario y viaja a los partidos. La temporada en la Serie B comienza de forma inmejorable, con dos victorias en los tres primeros partidos, pero luego empiezan a verse las limitaciones del equipo, que encadena varias jornadas sin ganar y cae a la zona baja, donde ya habitará durante todo el curso. Al principio todo es bonito, pero poco a poco el autor va descubriendo la nefasta gestión del dueño del club, el signor Rezza, a quien acusa abiertamente de no invertir en la plantilla el dinero que había recibido por el ascenso. También de no poner los medios suficientes como para habilitar el estadio de Castel di Sangro a las exigencias de la Segunda División, obligando a equipo y aficionados a desplazarse durante varias jornadas a la localidad de Chieti para jugar ahí como local.

McGinniss también lamenta en varios momentos las tácticas del entrenador, Jaconi, absoluto defensor del catenaccio italiano, que prefiere actuar con un 4-5-1 en el que no tienen cabida los jugadores creativos, sino los centrocampistas de contención. El escritor y el entrenador incluso discuten en varias ocasiones sobre el sistema de juego, ya que McGinniss le sugiere que alinee a un jugador u otro que el entrenador mantiene habitualmente en el banco. “Me alegro de que hayamos discutido tanto, porque me ha servido para darme cuenta de que siempre tenía yo razón”, le dice a final de temporada, entre risas, Jaconi a un frustrado McGinniss. La relación entre ambos, que además son vecinos, es un tira y afloja constante. El autor acusa también al técnico de tener sus favoritos en la plantilla y de tratar mal a los demás. Para los jugadores casi siempre las palabras son amables, ya que en opinión del escritor estadounidense son los verdaderos protagonistas de que el modesto club haya llegado tan arriba. Su lucha, su entusiasmo y su buena actitud son elogiados continuamente.

La temporada, que ya se preveía difícil, adquiere una complicación aún mayor por un trágico suceso, el de la muerte en accidente de coche de Danilo di Vincenzo y Pippo Biondi, dos de los mejores hombres de la plantilla. A ello se une que otro jugador, Gigi Prete, es acusado junto a su mujer de tráfico de drogas, lo que provoca su encarcelamiento, aunque luego es absuelto. Parece que las influencias del signor Rezza, al que McGinniss califica de mafioso, sirvieron para sacarlo de la cárcel.

Con todo, el Castel di Sangro logra mantenerse fuera de los puestos de descenso. Victorias por la mínima, con los diez jugadores de campo prácticamente colgados del larguero, grandes actuaciones de su portero, Massimo Lotti, y goles decisivos del mejor jugador del equipo, Claudio Bonomi -que posteriormente llegó a la Serie A- sirvieron para sellar la salvezza en la penúltima jornada. Un auténtico milagro, que da título al libro. La salvación queda empañada por el amaño de la última jornada, en la que el Castel di Sangro se deja perder contra el Bari, que necesitaba el triunfo para estar en el play-off de ascenso a Primera. El autor escucha las conversaciones en las que se habla del amaño y, pese a que los jugadores le piden que no lo escriba en su libro, lo hace. Se excusan diciéndole que no pueden hacer frente “al sistema”. Un triste episodio final para una tremenda proeza deportiva de un club muy modesto, reflejado en este entretenido libro de Joe McGinniss.

ficha libro

epígrafe


El Milagro de Castel di Sangro

Autor: Joe McGinniss

Editorial Contra

498 páginas


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902