Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Jokin Bildarratz senador del pnv por designación autonómica

“Podemos es un caballo de Troya de Madrid en Euskadi”

Bildarratz (Tolosa, 1963) culpa a los grandes partidos estatales de la repetición de las generales, aunque deposita la mayor carga en Podemos y PP, con quien no ve opciones de pacto tras el autismo de Rajoy ante las demandas vascas y la corrupción

Una entrevista de Míriam Vázquez Fotografía José Mari Martínez - Domingo, 22 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Jokin Bildarratz

Galería Noticia

Jokin Bildarratz

Donostia- Es uno de los siete senadores del PNV, aunque en su caso fue elegido por el Parlamento Vasco y su puesto no estará en liza en las elecciones de junio. Bildarratz elude elucubrar con futuros pactos y prefiere poner el acento en que los jeltzales logren el mayor número posible de escaños para tener una posición de fuerza en Madrid e incluir las demandas vascas en la agenda política. En las elecciones de diciembre, Podemos superó en votos al PNV en la comunidad autónoma, y ahora vuelve a perfilarse una intensa pelea entre ambos, aunque Bildarratz cree que la sociedad vasca puede penalizar al partido morado por su actitud en las negociaciones y sus propuestas “recentralizadoras”.

¿Estos cinco meses de negociaciones fallidas han servido para algo?

-Para ver una serie de cosas. La primera, el desgobierno que ha imperado en el Estado. Es algo muy grave que, con prácticamente cinco millones de parados, casi no exista gestión por estar el gobierno en funciones y no haya ministro de Industria [por la renuncia de Soria tras su aparición en los papeles de Panamá]. No ha habido capacidad de diálogo, de formar un gobierno y de escuchar. PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos no han explicado por qué habrá que gastar más de 130 millones para repetir unas elecciones que no nos garantizan que vayan a dar resultados diferentes.

¿Coincide con Sánchez cuando dice que él es quien más se ha movido?

-Es verdad que él se ha movido mucho y ha hecho una apuesta seria para poder conformar un gobierno. No todos tienen la misma responsabilidad. Aquí ha habido dos grandes estrategas o frívolos: el PP, por ser el que más votos tiene y el que más responsabilidad tiene, pero que no ha dado ningún paso para poder conformar un gobierno;y Podemos, que nunca ha intentado llegar a un acuerdo con el PSOE. Tanto PP como Podemos tenían un único objetivo: ir a una repetición de las elecciones porque entendían que les beneficiaba.

Sin embargo, el PNV también ha sido duro con el PSOE porque en la investidura no citó la agenda vasca, y por empeñarse en un acuerdo con C’s que le cerraba todas las puertas. Ahora insiste en un pacto con C’s y Podemos...

-Lo que nos sorprendió fue que en el pleno de investidura se olvidara de las especificidades que entregamos por escrito, y que el partido con el que lograse un acuerdo fuese alguien que en campaña había sido tan virulento con nosotros como fue Ciudadanos, con la actitud que ha mostrado con respecto al Concierto Económico. Nos sorprende que el PSOE nos haya dedicado en una segunda fase tan poco tiempo a superar los miedos que nos podía generar un acuerdo de ese tipo. Lo que pedimos a la ciudadanía vasca es que piense quién va a defender sus intereses, la siderurgia, el tren de alta velocidad, etc.

¿Se han deteriorado las relaciones con el PSOE?

-No, no. La complicidad que existe entre Andoni Ortuzar y Pedro Sánchez es por todos conocida, por lo cual entiendo que no habrá mayor problema. Sí entiendo que las cosas se podrían haber hecho de otra manera. Pedimos al PSOE una mayor dedicación hacia las especificidades vascas. Pedimos tanto al PP como al PSOE que acepten que el Estado es plurinacional.

Tras las próximas elecciones, ¿el PNV contempla abstenerse para que gobierne Sánchez con tal de que no gobierne Rajoy aunque no haya éxito en las negociaciones?

-Ante esa disyuntiva de unos u otros, lo que decimos es que hay que fijarse en quién defiende los intereses vascos y quién no, o quién superpone los intereses del Estado español sobre los intereses de Euskadi. Le pongo un ejemplo de Podemos. Cuando plantea las 25 medidas de emergencia social, solo con la presentación de esa proposición de ley dilapida competencias nuestras. No le importa con tal de dar un servicio a los ciudadanos de Madrid, Jaén o Burgos. Esa tiene que ser la pregunta, no si unos son de izquierdas y otros de derechas. Los cuatro partidos priorizan los intereses del Estado. Lo que tiene que ser el PNV es un grupo fuerte en el Congreso y el Senado.

En definitiva, aunque reconozcan que el PSOE tiene un discurso más ambicioso en paz y autogobierno que el PP, no va a haber un apoyo gratuito del PNV...

-No es apoyar o no. Lo que decimos es que el PNV debe estar fuerte para condicionar la política y lograr bienestar para los vascos.

¿No le preocupa que, si se vuelven a negar a la investidura de Sánchez, repercuta en el pacto en Euskadi, en las relaciones PNV-PSE?

-Creo que eso es adelantar mucho. Hay que ver los resultados, quién tiene ambición de formar gobierno y si nuestros votos son necesarios. Vamos a pedir que se reconozca que el Estado es plurinacional y Euskadi es una nación.

¿Le dice algo el fichaje de Margarita Robles por sus declaraciones en el pasado a favor del diálogo con ETA y su papel en el esclarecimiento de los GAL?

-Se traslada un gesto. No es lo mismo Margarita Robles que Jorge Fernández Díaz. Cuando hablamos de política penitenciaria, queremos que tenga el objetivo de la reinserción, y ahí Margarita Robles puede jugar un papel.

¿El PNV ganará a Podemos en las generales?

-Esperamos un buen resultado. Lo que se ha podido ver estos meses es que Podemos, que se autodenominaba política nueva, es uno de los grandes responsables de gastar 130 millones en unas elecciones, de que haya un gobierno en funciones y de que no se dé una respuesta al que está sufriendo. Lo que ha priorizado es ponerse por delante del PSOE para que sea este el que tenga que apoyarles en un futuro gobierno. El PSOE tenía pavor a una relación a dos solamente con Podemos porque debía solucionar también el apoyo del PNV, Convergència y ERC pero, sobre todo, el que verdaderamente ha sido responsable y ha mostrado que no quería un gobierno en ese sentido ha sido Podemos, y a futuro tampoco lo va a querer como tercera fuerza. Lo querrá si es segunda fuerza. Además, Podemos no va a representar ni va a defender los intereses de los vascos y las vascas de manera prioritaria. La prioridad no la tiene aquí, sino en Madrid, y como tal no tendrá ningún problema en proponer proyectos que dilapiden las competencias que tanto nos ha costado lograr.

¿Ha detectado una diferencia de actitud de Podemos hacia el PNV en el Estado, con respecto a la que tiene en suelo vasco? Aquí proponen desalojarlos, pero en Madrid querían sumarlos para construir una alternativa.

-Es contradictorio. Podemos ha utilizado como ejemplo para todo el Estado las políticas sociales de Euskadi. En casa se nos critica por unas políticas sociales que fuera de Euskadi se ponen de ejemplo... ¿Conoce usted algún ayuntamiento de Podemos donde en el año que llevan hayan hecho algo parecido a lo que estamos haciendo en Euskadi? ¿En Madrid, Barcelona o Cádiz? Sigue habiendo pobreza en Madrid, barrios marginados, mucha gente en las calles sin tener dónde dormir, las calles siguen igual de limpias y de sucias... No noto ninguna diferencia.

A pesar de todo, ¿una fórmula de gobierno del PSOE con Podemos no sería más conveniente para el PNV porque tendría mayor encaje la demanda del derecho a decidir?

-Pero el derecho a decidir no es uno de los derechos que más contemple el PSOE... En primer lugar, creemos que es muy difícil que haya una conjunción estratégica común por parte del PSOE y Podemos. No ha nacido para eso Podemos, y únicamente estará con el PSOE si él le apoya. De cara al futuro tampoco creo que se vaya a dar en sentido contrario: si el PSOE tuviera que apoyar a Podemos, no va a ser fácil. Por otro lado, los dos partidos son de mentalidad española, el PSOE no está pensando en Euskadi, y Podemos tampoco. Podemos también se ha reído del derecho a decidir. En una entrevista, cuando se le preguntó a Monedero por la relación entre Navarra y Euskadi, dijo que son minucias nacionalistas.

¿Le preocupa que la confluencia Podemos-IU pueda arañar algún escaño al PNV?

-Todo lo que sea restar a un partido cuyo objetivo es la ciudadanía vasca nos preocupa. El único que presenta un candidato abertzale en Bizkaia es el PNV con Aitor Esteban, porque ni Podemos ni EH Bildu, con Oskar Matute [de Alternatiba], han presentado a alguien cuya prioridad vaya a ser Euskadi.

¿Cree que EH Bildu puede acentuar más su perfil social en la pelea con Podemos?

-Probablemente se haya confundido de perfil. Ha ido a mimetizarse con Podemos y no ha sido capaz de discernir lo que preocupa a los vascos: que ha habido cuatro partidos estatales que se han olvidado de Euskadi.

¿Le hubiera gustado un acuerdo entre Geroa Bai y EH Bildu para las generales?

-Me hubiera gustado que el cuatripartito que apoya al Gobierno de Navarra hubiera sido capaz de presentar una lista conjunta. ¿Por qué lo que se iba a hacer resulta que tras la visita de Pablo Iglesias a Navarra y del tirón de orejas a la secretaria navarra ya no puede ser? Otra vez han venido a leernos la cartilla desde Madrid. Me recuerda al PSN, que un día decía que iba a hacer un acuerdo con otras fuerzas para echar a UPN del gobierno navarro, hasta que vinieron de Ferraz a ponerle en su sitio y defender los intereses de Madrid. Iglesias ha roto la baraja, lo que nos demuestra que Podemos es un caballo de Troya de Madrid hacia Euskadi, hacia los intereses vascos. Un caballo de Troya que lo único que viene a defender en Euskadi es los intereses de Madrid, sea en el ámbito social, en el territorial o en el que sea.

En cuanto al PP, se especula con que está pensando en gobernar con Ciudadanos y PNV. ¿Ve factible esa fórmula?

-Vemos muy lejano que podamos estar cerca del PP porque no hay más que ver cómo han sido las relaciones entre Euskadi y el Gobierno de Madrid en los últimos cuatro años. Ha habido algún intento con Soraya Sáenz de Santamaría, pero el PP no ha sabido escuchar nuestras preocupaciones, ni en el ámbito de la economía, ni en autogobierno ni en normalización. Hemos tenido un delegado de Gobierno que ha metido más de 500 querellas a los ayuntamientos. Si no era por el euskera, era por la bandera o por cualquier excusa para ir contra el PNV o las instituciones vascas. C’s también ha adoptado una actitud beligerante. Si alguien quiere un acercamiento, va a tener que acercarse a la realidad vasca. Hay otra segunda reflexión que tiene que abordar el PP: la corrupción. No sé cómo lo va a hacer, si va a ser que Rajoy dimita o qué, pero va a tener que hacer algo importante de cara al resto de fuerzas si quiere algún acuerdo con algún grupo.

¿Y si Rajoy no fuera el candidato, sino Soraya Sáenz de Santamaría, con quien el PNV tiene una mejor relación?

-No somos quién para poner o quitar presidentes, pero no creo que sea la mejor colocada. Normalmente en estos casos se elige a una persona que tenga una red dentro del PP, y eso no lo veo en ella. Puede ser Feijóo u otra persona, pero ya es avanzar mucho. Lo que yo reivindico al PP es un gesto importante sobre la corrupción.

Los que están llamados a regenerar el PP son Alonso y Maroto, condenados por el caso de los alquileres en el Tribunal de Cuentas.

-Lo que más me ha sorprendido de Maroto es que, siendo una persona tan exigente con los demás a la hora de trabajar, haya sido tan poco exigente consigo mismo. Lo que no tiene ningún sentido es que cuestione el dictamen diciendo que ha elevado el informe una persona propuesta por el PSOE o IU. El Tribunal de Cuentas es un sistema del que nos hemos dotado.

El PP vasco ha respondido acusando al PNV de corrupción por el ‘caso De Miguel’.

-En el caso De Miguelse habla de 200.000 euros en contratos con el Gobierno Vasco, y ellos por el doble de dinero dicen que no es corrupción sino delito contable. El adversario político con una cantidad inferior sí es corrupción... El caso De Miguel está en tribunales, que sean ellos quienes decidan. El caso de Alonso y Maroto ya tiene una sentencia. Les toca explicar y no hacer la del chipirón y extender la tinta.

Con las mayorías que se prevén para las elecciones de junio, ¿será posible desarrollar una reforma constitucional?

-Muy difícil. Se necesita complicidad entre las fuerzas políticas. Si no se ha sido capaz de acordar unos mínimos para una investidura, entiendo que llevar adelante una reforma constitucional importante va a ser muy complicado. Otra cosa es que sea una reforma acordada para un tema muy concreto.

¿Cuál puede ser la salida? ¿Una consulta para el problema catalán o el vasco?

-Primero tienen que tener ganas de llegar a una solución para el modelo territorial. Pero creo que no hay diferencia entre PP y PSOE. Tienen el mismo concepto de una España unida y soberana sin que cada ámbito tenga derecho a decidir. Puede haber un acuerdo entre PP y PSOE para una reforma sobre la preferencia del varón en la sucesión de la monarquía, el Senado... pero sobre el modelo territorial será dejar las cosas como están.

En el debate del nuevo estatus, la propuesta del PNV no está obteniendo muy buenas valoraciones del resto de partidos...

-Partimos de una premisa: un acuerdo entre vascos para después trasladarlo a un acuerdo con España y con Europa. Diálogo, negociación, acuerdo y ratificación por la ciudadanía. ¿Quién me dice que no a ese método? Si hay alguien que quiere ir por el camino del medio, que es no consultar a la ciudadanía, o antes de consultar ir al Tribunal Constitucional con el recurso previo de inconstitucionalidad que aprobaron PP y PSOE, eso es no aceptar un Estado plurinacional.

¿Le sorprende la actitud de EH Bildu?

-Tiene un problema de identidad. Con el nacimiento de Podemos no tiene claro qué pasos dar, y luego está la corriente de críticos en Sortu como el grupo que se presentó ayer. Hay que ser conscientes también de que estamos en periodo preelectoral, las elecciones vascas serán en octubre y no queda mucho tiempo. No pasa nada por que se retrase tres meses el debate, pero sí pasa por que no se sea capaz de aceptar el método.

Está habiendo pasos en Sortu, como el acuerdo de Arraiz reconociendo los hechos para eludir prisión...

-Es un paso para aliviar un foco de tensión, pero lo que es clave, que haya un reconocimiento incontestable por parte de Sortu ante lo que han sido los últimos cincuenta años en Euskadi, no se está dando. Sortu sigue siendo un partido incapaz de reconocer los graves errores del pasado e innovar.

Usted ha presidido Eudel. ¿Cómo ve ahora la incorporación de EH Bildu?

-Es un sueño que ha costado mucho. Miembros del PP y la izquierda abertzale han firmado una lista única, algo impensable hace años. Si lo aderezamos con que se haya conseguido aprobar la Ley Municipal... ¿Qué ayuntamiento en el resto del Estado está en el reparto de tributos? Vamos a estar con voz y voto en el Consejo Vasco de Finanzas.

las claves

“Nos sorprende que el PSOE nos dedicara tan poco tiempo para superar los miedos que nos generaba su pacto con Ciudadanos”

“No sé si va a ser que Rajoy dimita o qué, pero el PP va a tener que hacer algo importante si quiere algún acuerdo con algún grupo”

“Sortu sigue siendo un partido incapaz de reconocer los graves errores del pasado e incapaz de innovar”


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902