Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
olatu talka

Cultura para “hacer ciudad”

Olatu Talka vivió ayer su gran día, que se centró en transformar algunos puntos críticos de Donostia mediante intervenciones creativas para convertirlos en lugares más amables para disfrute de la ciudadanía.

Un reportaje de Marta Esnaola - Domingo, 22 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Los vecinos de Morlans posan con sus fotografías a tamaño real.

Galería Noticia

Los vecinos de Morlans posan con sus fotografías a tamaño real.

Unas campanas que acompañan al ciudadano, unas divertidas fotografías a tamaño real de los vecinos o una gran variedad de talleres en un lugar de paso contribuyeron ayer a transformar algunos puntos críticos de Donostia y convertirlos en lugares más amables. El lema de esta séptima edición de Olatu Talka es “hacer ciudad”, algo que quedó de manifiesto con diversas intervenciones creativas que se llevaron a cabo en distintos puntos de la capital guipuzcoana.

Por la mañana, el camino que pasa al lado del palacio Miramar en el barrio del Antiguo acompañaba al público con una suave melodía creada por campanas. El viento fue un buen aliado y quien se encontraba en el camino no podía evitar las ganas de buscar la procedencia de la música. Asun y Marijose, que frecuentan el lugar cuando salen a pasear, se sorprendieron a ver colgadas una gran cantidad de campanas de cerámica. “Se hace agradable, ya que este camino es bastante solitario”, afirmó Asun, quien se mostró partidaria de que no fuese una iniciativa puntual, sino que se prolongara de forma permanente.

Izaro Elkoro, Mikel Bengoetxea y su hijo Aner no visitan habitualmente el lugar y acudieron expresamente a ver la propuesta, que les pareció una idea “que queda muy bonita”. “Es algo que deberían dejar aquí, aunque al estar tan a mano, las campanas tienen el peligro de romperse o que alguien las lleve”, admitieron.

Morlans también experimentó un llamativo cambio, ya que numerosos vecinos se involucraron en una iniciativa que tenía como objetivo dar vida a los locales vacíos que se encuentran en los bajos de las nuevas viviendas. Tras una sesión de fotos previa, ayer decoraron los exteriores de los locales con divertidas fotografías de vecinos del barrio a tamaño real.

Loiola fue una de los puntos más transformadosde ayer, ya que además de sufrir cambios en el mobiliario urbano y mejorar la peatonalización del camino que va desde el centro cultural hasta Cristina Enea, también acogió varias actividades como talleres de manualidades y proyecciones. Además, el director general de la capitalidad, Pablo Berástegui, y el director de Olatu Talka, Jon Aizpurua, visitaron el lugar y regalaron camisetas a los jóvenes del centro UBA por su aportación al festival.

En San Bartolome, mientras, quienes realizaron la acción creativa fueron los miembros de Gipuzkoako Artisten Elkartea, que llenaron de color el lugar. Con intención de generar una reflexión sobre el cuidado del entorno, pintaron un gran punto de interrogación rojo en el lugar.

Urbanzientzia

Iztueta, otro de los puntos críticos de la ciudad, ofreció ayer una imagen distinta. En vez de dotar al lugar de más luminosidad o buscar el silencio, la intervención en el viaducto que une Gros y Egia consistió en llenar de actividades un lugar de paso y así demostrar que puede convertirse en un espacio muy adecuado para desarrollar actividades. “Cuando he venido he pensado que en este lugar podría colocarse algo parecido al Speaker’s Corner que hay en Londres, ya que es un lugar muy adecuado para reunirse, aunque no estemos acostumbrados”, señaló Begoña, una vecina de Gros que se acercó al lugar, que acogió las actividades de Urbanzientzia. “He observado la exposición compuesta por paneles de mujeres arquitectas y científicas;me ha parecido muy interesante y considero que es importante conocer el trabajo de estas mujeres, visibilizarlas”, agregó.

Aparte de los paneles expositivos, el lugar también acogió proyecciones sobre el universo, distintos talleres de tecnología, como el de la impresión 3D, y un gran espacio donde niños y adultos pudieron hacer experimentos con alimentos y materiales del hogar. June y Markel acudieron a experimentar en los talleres junto con su padre, y se mostraron emocionados. “Hemos venido bastante pronto y queremos volver por la tarde, porque estamos haciendo muchas cosas divertidas”, afirmó la niña, que participó en varios de los talleres del lugar.

La organización del festival prevé que la intervención de los puntos críticos sea algo permanente, por lo que las iniciativas no quedarán en flor de un día.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902