Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
politika

Puigdemont avala la vista de Otegi y critica al PP por su “apropiación” de las víctimas

EL PRESIDENT CATALÁN RECUERDA QUE | aznar y el psoe negociaron con eta para contrarrestar los reproches ‘populares’ en un tenso debate en el parlament

Imanol Fradua - Jueves, 19 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:15h

El president Puigdemont, en la sesión de control celebrada ayer en el Parlament.

El president Puigdemont, en la sesión de control celebrada ayer en el Parlament.

Galería Noticia

El president Puigdemont, en la sesión de control celebrada ayer en el Parlament.

Donostia- “Le recuerdo que su Gobierno y el del PSOE se reunieron con los que mataban, con ETA, para intentar buscar un acuerdo, para intentar dialogar. Y es más, el señor Aznar dijo una cosa que no pararé de recordarle. Dijo que en ausencia de violencia se puede hablar de todo. Ahora no hay violencia pero ¿se puede hablar de todo, señor Albiol?”. El president Carles Puigdemont no se anduvo ayer por las ramas a la hora de contestar al portavoz del PP enel Parlament, Xavier García Albiol, en una sesión de control a la Generalitat de Catalunya mediatizada por la visita del secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi. La disputa política generada a su paso por la Comisión de Acción Exterior y Cooperación y su recepción por parte de la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, no dejó indiferente a ninguna formación salvo al PSC, pero hizo que el propio president tuviera que salir al paso ante las críticas vertidas desde las filas populares, que censuraron sin ambages la trayectoria del convidado por ser “responsable de haber matado a más de 50 catalanes;entre ellos, a muchos niños”.

“Utilizar o insinuar la idea de que este Parlament, este Govern o su president son cómplices o conniventes con el terrorismo es inadmisible. En las instituciones catalanas hay una continuidad democrática impecable desde su creación”, terció Puigdemont. Mantuvo un intenso cara a cara con Albiol en el que también tuvo que responder a preguntas de la CUP para repasar el panorama que se avecina en Euskadi en materia de pacificación. Pero los instantes más tensos tuvieron lugar con el portavozpopular, que reprendió al resto de formaciones por “la equidistancia” mostrada en el esfuerzo de “blanquear la historia” del líder de la izquierda abertzale y no sumarse a la cita con los colectivos de víctimas con los que trataron de contraprogramar a Otegi. Es un “acto de crueldad con las víctimas”, resumió, junto a un “insulto a los catalanes decentes, sean independentistas o no”. El president catalán no pasó por alto esas críticas al afear al PP que, lejos de defender a los afectados por el terrorismo, tan solo buscó el rédito electoral, haciendo además “una apropiación indebida del dolor” de quienes padecieron la actividad de la organización armada.

Dos preguntas orales dirigidas al president en el pleno de control dejaron nuevamente en evidencia las abismales diferencias que separan al PP catalán de la CUP con respecto a la cuestión vasca. Y es que estos últimos fueron quienes cursaron invitación a un Otegi, al que saludaron con un “ongi etorri” por boca de Anna Gabriel. La portavoz cupera censuró la “paralización” del Gobierno español frente a los pasos dados por la izquierda abertzale desde la conferencia de paz de Aiete de 2011. Puigdemont compartió la tesis de que la situación “es mucho mejor” que en años anteriores, si bien remarcó que Euskadi tiene su propio camino a recorrer y el Ejecutivo de Urkullu “está haciendo un trabajo encomiable”, sobre todo guiado por un Plan de Paz y Convivencia que mira “al pasado, al presente y al futuro” para consolidar definitivamente el proceso de paz. Los retos pasan por un desarme verificable, un reconocimiento “sin matices” del daño causado y una modificación de la política penitenciaria.

Pese a sobrevolar el pleno de la mañana, la verdadera cita de Otegi -que durante la intensa jornada estuvo acompañado de otros representantes de EH Bildu como Marian Beitialarrangoitia, Jon Iñarritu o Pello Urizar- en el Parlament fue en una reunión a mediodía a puerta cerrada con miembros de Junts pel Sí, Catalunya Sí que es Pot -confluencia de Podemos, ICV, EUiA y Equo- y la CUP de la Comisión de Acción Exterior y Cooperación. Los representantes de PSC, PPC o Ciutadans rehusaron tomar parte y, como contrapartida, las dos últimas formaciones mantuvieron una reunión con varios colectivos de víctimas. Esa espantada no hizo que cada partido dejara de exponer su parecer sobre la visita del líder de la izquierda abertzale, aunque sus posturas eran de sobra conocidas. Habían salido a relucir allí donde el presumiblemente candidato a lehendakari de EH Bildu había hecho escala anteriormente gracias a la agenda internacional de visitas que viene manteniendo en diferentes instituciones europeas en ciudades como Dublin, Londres y Bruselas, una última cita que se tradujo en un agrio debate en el Parlamento Europeo.

Su aterrizaje ayer en Barcelona tampoco fue bien recibido por los partidos constitucionalistas, aunque los populares tampoco le hicieron ascos a cargar tintas contra los socialistas. Así lo hicieron primeros espadas del PP como Pablo Casado o el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, debido a la negativa del PSC a reunirse con los colectivos de víctimas. Ciutadans también se sumó al coro de reproches.

La vía catalana como referente para Euskadi

Otegi está convencido de que Catalunya está inmersa en un proceso “imparable” que la sociedad vasca debería emular

Donostia- Ha transcurrido entre rejas seis años y medio en los que ha seguido con interés cómo el movimiento independientista de Catalunya ha ido forjando un “imparable” proceso soberanista que sigue con “envida sana”, según reconoció Arnaldo Otegi ayer en una rueda de prensa tras su visita al Parlament. Es más, proclamó que el pueblo vasco debería mirarse en el espejo catalán, que busca “más soberanía para mejorar la vida del país” y así activar una vía similar para romper amarras con el Estado español.

Clave en ese viraje a la independencia trazado por Catalunya ha sido CDC, que no obstante ha tenido que dejarse algunos pelos en la gatera como la desaparición de CiU tras su ruptura con Unió. Consciente de esa situación, el líder de la izquierda abertzale mantuvo la esperanza de construir una mayoría similar en la CAV.

Lejos de sentirse “desmoralizados”, Otegi asumió que aceptan con deportividad que por el momento no se dan los mimbres necesarios, si bien vaticinó que acabarán consiguiéndolo “en un plazo razonable”. Para ello será indispensable impulsar la participación y la movilización del pueblo, y la capacidad de los partidos para incluir en su agenda las demandas de los ciudadanos, algo que reclamó para Euskadi.

Trasladado a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, su “convicción de que el proceso de Catalunya es imparable” y que Euskadi podría emularla en breve, Otegi señaló que había rechazado pedir un encuentro al president , Carles Puigdemont. “Somos respetuosos y conocedores de los contextos. No hemos hecho gestiones para evitar que tenga más problemas de los que tiene”, refrendó a preguntas de los periodistas. Sí mostró sorpresa, por el contrario, por la negativa del PSC a reunirse con él. A los socialistas les recordó su sintonía con el expresidente del PSE, Jesús Eguiguren, o los contactos que mantuvo con el Gobierno de Zapatero en materia de paz. “Han sido mayoría los que han querido hablar conmigo y minoría los que no”, terció ante una negativa a la que PPC y Ciutadans se sumaron, aunque en ese caso sin que haya supuesto una sorpresa. - N.G.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902