Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Los yihadistas tratan de evitar la huida de civiles de Mosul

El Estado Islámico les retiene para usarles como escudos humanos ante la llegada del Ejército

Yáser Yunes - Martes, 17 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Los que no tienen casa no pueden salir de la ciudad.

Los que no tienen casa no pueden salir de la ciudad.

Galería Noticia

Los que no tienen casa no pueden salir de la ciudad.

Mosul (Irak),- Incluso los enfermos y comerciantes tienen dificultades para salir de la ciudad iraquí de Mosul, debido a las restricciones impuestas por los yihadistas del Estado Islámico (EI) para evitar que la urbe quede despoblada como consecuencia de la actual ofensiva militar. La imposición de restricciones se remontan al control de Mosul por los yihadistas en junio de 2014, pero estos recientemente las han endurecido con la intención de usar a los civiles como escudos humanos, del mismo modo que lo están haciendo en Alepo, cuando las tropas que avanzan al sur de la ciudad se sitúen a sus puertas.

El jefe del Comité de Seguridad de la provincia de Nínive, de la que Mosul es su capital, Mohamed al Bayati, dijo por teléfono que aquellos que quieren abandonar la ciudad por motivos de salud deben presentar informes médicos.

La medida no se queda ahí. Si el paciente no regresa, el doctor que certificó su enfermedad corre el riesgo de ser detenido o ejecutado.

Um Haná, una mujer de 63 años enferma de cáncer, conoce de primera mano las dificultades para obtener un permiso que le permita recibir tratamiento médico fuera de Mosul, la segunda ciudad de Irak y el principal feudo del EI en este país. “Al principio, los comités de los hospitales rechazaron darme un certificado y cuando finalmente accedieron, la comisión de viajes del EI me prohibió la salida con la excusa de que no tengo un tutor que me acompañe”, se lamentó la mujer. Y es que en los feudos del califato las mujeres solo pueden salir en compañía de un pariente hombre, ya sea el esposo, padre, hijo o hermano adulto. Um Haná, que es viuda y no tiene hermanos o vástagos varones, solicitó ser acompañada por sus hijas mayores, pero los yihadistas rechazaron tajantemente esta opción. “He tenido que quedarme en Mosul afrontando la enfermedad que día a día debilita mi cuerpo y salud”, agregó con resignación.

Los comerciantes que desean salir de la ciudad para atender sus negocios tienen que dejar como aval a una persona que cuente con el reconocimiento del EI, así como sus tiendas, viviendas, coches, inmuebles u oro.

Si el comerciante no retorna, el aval es detenido por los yihadistas, y probablemente asesinado, mientras que los bienes citados quedan incautados, explicó Al Bayati.

Otros profesionales, como los profesores universitarios, los médicos, los farmacéuticos y los antiguos miembros de los cuerpos de seguridad tienen totalmente prohibido abandonar Mosul.

En cuanto a las familias, su salida al completo es casi imposible ya que por cada dos miembros de un mismo núcleo familiar que quieran viajar se debe dejar como garantía de su regreso una vivienda.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902