Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Balance

Campaña fallida

la real, novena finalmente tras la victoria del málaga ayer, dice adiós a una temporada irregular en la que no ha logrado su objetivo de pelear por europa

Marco Rodrigo - Lunes, 16 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Inicio ilusionante.

Inicio ilusionante.

Galería Noticia

Inicio ilusionante.Moyes, fuera tras Las Palmas.Inmediata mejoría con Eusebio.Varapalo en Gijón.Cuatro seguidas, derbi incluido.Dos puntos de quince.Dos triunfos de quilates.Final sin objetivos.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

donostia- La Real puso punto final a su campaña el pasado viernes en Mestalla, con un triunfo que permitió a los txuri-urdin concluir el campeonato sumando seis puntos en sus últimos dos encuentros. Se trata de un buen epílogo que no tapa, en ningún caso, lo que debe ser un balance general de signo claramente negativo. Y es que el ejercicio de los blanquiazules no ha respondido a las expectativas generadas desde dentro del propio club. El objetivo era pelear por Europa. Y en este sentido han ocurrido dos cosas. La primera, que el equipo ha alcanzado el tramo final del campeonato sin opciones de entrar en las competiciones continentales. Y la segunda, que cuando tras ganar en San Mamés se vio inmersa de lleno en la pugna por las posiciones nobles de la tabla, encadenó cinco encuentros sin victorias en los que sumó solo dos puntos, permitiendo que se esfumaran así sus posibilidades.

El presidente Jokin Aperribay ha analizado que la temporada realista ha sido irregular, un balance tan cierto como sesgado. Porque esa irregularidad está fuera de toda duda, pero lo que debe valorarse sobre todo es el contexto en el que se ha producido, con un equipo que se ha quedado sin poder pelear por las metas fijadas y elaborado además mediante una importante apuesta económica, origen de la que ha resultado la plantilla más cara de la historia del club.

Las inversiones realizadas, principalmente para incorporar a Asier Illarramendi y Jonathas (17 y 7 millones de euros respectivamente), así como la continuidad de Gero Rulli generaron mucha ilusión en la hinchada a finales del mes de agosto, de cara a lo que suponía el primer proyecto txuri-urdin partiendo de cero de David Moyes. La apuesta por el escocés, en cualquier caso, no tardó en revelarse como errónea, tal y como demuestran los nueve puntos cosechados en las once primeras jornadas de Liga.

Tan pésimo balance costó el cargo al británico, relevado por un Eusebio cuya llegada permitió a la Real mejorar su juego y sus resultados. La línea ascendente de los txuri-urdin con el de La Seca se vio quebrada, sin embargo, por el 5-1 encajado en Gijón el 22 de enero, dos meses después del relevo en el banquillo. La derrota supuso un punto de inflexión para el equipo, más en lo futbolístico que en lo clasificatorio. Y es que a aquella noche de El Molinón le sucedió una racha de cuatro triunfos consecutivos certificados, eso sí, con un desempeño más pragmático, y más basado en las características del rival.

Con trece partidos por delante, Europa era una opción real, pero un balance de dos puntos sobre quince en una fase benévola de calendario dilapidó todas las opciones y volvió a generar respecto a la zona baja una incertidumbre disipada luego con triunfos ante Sevilla y Barça. Irregularidad sí. Pero balance negativo también.

INICIO ILUSIONANTE

La temporada comenzó con una afición esperanzada. Moyes arrancaba de cero su proyecto txuri-urdin, mientras que los fichajes (sobre todo) de Illarramendi y Jonathas y la continuidad de Rulli dibujaron un equipo de calidad en cuanto a individualidades, con la plantilla más cara de la historia del club. Foto: Javi Colmenero

MOYES, FUERA TRAS LAS PALMAS

Pese al optimismo reinante a finales de agosto, el comienzo liguero del equipo resultó pésimo. Se sumaron nueve puntos en los primeros once encuentros de Liga, racha culminada con la derrota en Las Palmas (2-0) que costó el cargo a David Moyes. El escocés fracasó estrepitosamente como técnico txuri-urdin. Foto: Efe

INMEDIATA MEJORÍA CON EUSEBIO

El pucelano asumió las riendas del equipo (en la imagen, en su estreno ante el Sevilla) y logró enseguida que los resultados y el juego mejoraran de forma notable. A sus órdenes, el equipo ganó tres de los primeros cinco duelos disputados en casa, cuando hasta entonces no se había vencido en Anoeta. Foto: Efe

VARAPALO EN GIJÓN

La Real cayó ante el Sporting (5-1) en un encuentro que supuso un punto de inflexión, no tanto en cuanto a resultados como en cuanto a propuesta. La insistencia en el fútbol de toque y de ataque posicional dio paso tras la derrota de Gijón a un cuadro txuri-urdin más pragmático, diseñado en mayor medida en función del rival de turno. Foto: Efe

CUATRO SEGUIDAS, DERBI INCLUIDO

La reacción a la goleada sufrida ante el Sporting resultó notable, con cuatro triunfos seguidos ante Betis, Espanyol, Granada y Athletic. La victoria de San Mamés (0-1), con gol de Jonathas, metió de lleno al equipo en la lucha por disputar la próxima temporada las competiciones europeas. Foto: Ruben Plaza

DOS PUNTOS DE QUINCE

Sendos empates caseros ante Málaga y Levante y derrotas contra Atlético, Celta y Las Palmas cambiaron por completo el panorama para una Real que venía de ganar puntos con su anterior racha, pero que durante la misma también perdió cierta identidad futbolística. Estancada en 35 puntos, se complicó incluso la permanencia. Foto: Ruben Plaza

DOS TRIUNFOS DE QUILATES

Tras caer ante Las Palmas en Anoeta, la clasificación y el calendario dibujaron un panorama cerrado que la Real se encargó de despejar de la forma más inesperada. Encadenó victorias en el Sánchez Pizjuán y en casa ante el Barcelona, logrando la permanencia virtual para volver a mirar a Europa de reojo. Foto: Ruben Plaza

FINAL SIN OBJETIVOS

La historia volvió a repetirse. A una buena racha de resultados le siguió una frustrante, con derrotas consecutivas contra Eibar y Getafe que condenaron a la Real a un epílogo liguero sin objetivos clasificatorios. Los txuri-urdin solventaron luego con actuaciones aceptables un tramo final de torneo muy descafeinado. Foto: Ruben Plaza

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902