Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
9ª ETAPA

Landa se pone en hora

El ciclista alavés realza su candidatura al Giro de Italia con una gran crono en la que pugna con Nibali y Valverde en Chianti, donde Brambilla se aferra al rosa

César Ortuzar - Lunes, 16 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:16h

Mikel Landa, en plena contrarreloj.

Mikel Landa, en una imagen de archivo. (Team Sky)

Galería Noticia

Mikel Landa, en plena contrarreloj.Zakarin, herido.Roglic, el vencedor.

Donostia- El Aquiles de Mikel Landa nunca estuvo en sus piernas, poderosas, latía en la muñeca, donde se ata el reloj, un artilugio que al murgiarra siempre le generaba retrasos. Llegaba tarde Landa cuando se medía a las manecillas. Se le atragantaba el segundero. Hasta este año. Se trasladó del Astana al Sky el murgiarra y en la mudanza mutó su relación con el crono. Dejó de mirar al reloj con el ceño fruncido. Para eso tuvo que encerrarse en el velódromo de Mallorca. Era 13 de diciembre, domingo. En ese anillo, con los técnicos del Sky como testigos del enlace, festejó Mikel la boda con el reloj. Para el ajuar, el meticuloso Sky, le cambió la postura corporal. Le plegó sobre la bicicleta. Le soldó un mejor perfil para resbalar a través del viento. En ese proceso de aprendizaje, de readaptación, apareció una bicicleta de contrarreloj en el garaje de su casa. Nunca antes tuvo la cabra tan cerca Mikel. Así que decidió domarla, sacarla a pasear y hacerse compañía mutua un par de días a la semana. Landa y la cabra, inseparables durante el invierno. Esposados. En la salud y en la enfermedad, Landa reforzó su alianza con la crono. En Holanda, en Apeldoorn, en la llanada que abrió el Giro, detalló su mejoría. El recorrido, corto, condensado, apretado, no evaluó, sin embargo, correctamente su progresión.

En Chianti, donde las viñas se esconden tras los cipreses y el vino espera paladares en barricas de la Toscana, Mikel dio la bienvenida a una nueva bicicleta con la alegría de los niños bajo la lluvia. Estrenaba Landa una Pinarellobautizada Bolide TT. Los italianos y la velocidad, otro matrimonio. Landa se subió al bólido para ser un cohete bajo la lluvia. El chapoteo de la felicidad. Cantando bajo la lluvia. Gene Kelly. El murgiarra completó su mejor contrarreloj de siempre en carreteras secundarias, sinuosas, bamboleantes, húmedas. 40,5 kilómetros que realzaron su candidatura al Giro, que se encoge, apretadísimos los favoritos. Contador a cero.

La negrura de tiempos pretéritos solo la llevó Landa en su buzo elegante y minimalista. La contrarreloj, que se antojaba una bajada a los infiernos para combatir fantasmas, fue un cañón de luz para el murgiarra, que apenas cedió 6 segundos con Vincenzo Nibali. Dumoulin solo fue 20 segundos más rápido que Landa. Al resto de favoritos los miró por encima del hombro el murgiarra. Nadie salió más reforzado que Landa de uno de los grandes viñedos de Italia. Le ganó tres segundos a Kruijswijk, cuatro segundos a Valverde;minuto y medio a Zakarin, -el ruso, gafado, se cayó dos veces y padeció una avería cuando era el mejor entre los jerarcas-, Chaves y prácticamente dos a Urán en un día en el que el tic-tac infló la moral de Landa y la sonrisa de Primoz Roglic, el hombre pájaro. El que fuera saltador de esquí, anulado por Dumoulin en Apeldoorn, pegó un respingo que nadie pudo sostener. Ni tan siquiera el alado Brambilla, que sostuvo el rosa.

sólido de principio a finEl rosa que persigue Landa es el de Turín, el de la capitulación del Giro. Para enfundarse la maglia, el murgiarra tenía que atravesar un Sáhara. Un tormento de arena. La arena sirvió como reloj a los romanos. A Landa la lluvia le descubrió para el reloj. El de Murgia, concentradísimo, escuchó la cuenta atrás y se disparó desde la rampa con la visión naranja, una pantalla para iluminarle el camino. Enfocó el recorrido: técnico, peligroso, un espejo de agua, -fueron varios los corredores, Igor Antón entre ellos, a los que el asfalto, burlón, les sacudió al suelo- y no se desvió ni un centímetro de su cometido. Las primeras referencias saludaron con entusiasmo a Landa, que oscilaba entre Nibali y Valverde. Mejoraba al resto. Dumoulin, laminado en Arezzo, nunca alcanzó su status. Hecho polvo por la tierra. Se diluyó en la lluvia;el cielo a lágrima viva. A Landa no le asustó. Cerró la pantalla naranja y abrió el horizonte a sus ojos. Era su día. No quería perdérselo. El reloj estaba de su lado. Agrupado cuando el terreno lo permitía, danzarín cuando se encrespaba, Landa no perdió pie. Su crono fue sólida, constante, inmaculada. A una viaje lunar de aquella del pasado Giro que le mandó a la lona.

De aquel Landa no hubo rastro en Chianti. Su mejoría en la crono es demoledora. Ha rebajado el paso por kilómetro. Su cotización en el parqué bursátil tiende al alza. Lo detectaron de inmediato Valverde y Nibali, ambos a buen nivel. El murciano tomó algo de renta en el pespunte de la crono, pero Landa sacó la lima y volteó al líder del Movistar, que tuvo como liebre a Andrey Amador. El costarricense completó una actuación fantástica, un minuto mejor que Landa. Nibali calcó el tiempo del inicio. Media docena de segundos en el primer plato, lo mismo que en el postre. La ganancia del siciliano frente a Landa fue mínima. Una victoria para Mikel, que también sacudió a Urán, hundido en el diluvio. A Chaves, el pizpireto, le apagó la sonrisa. Una mueca para Majka.

Con todo, el peor parado fue Ilnur Zakarin, estropeada su crono por dos descabalgadas y una avería mecánica que le tachó de vestirse de rosa, prenda que abrochó Brambilla, que la sujetó con los dientes, como el más preciado de botín. Landa también tenía su tesoro. Lo encontró en una isla tras cavar con pico y pala durante semanas. En diciembre, en Mallorca, se metió en el túnel del tiempo y ayer, en Chianti, se puso en hora con el Giro.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902