Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Seseña

“Esto se veía venir” es el comentario generalizado de los vecinos de Seseña

El incendio del cementerio de neumáticos se mantiene activo, pero bajo la alerta

Domingo, 15 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Dos vecinas de Seseña se protegen del humo con máscaras

Dos vecinas de Seseña se protegen del humo con máscaras (AFP)

Galería Noticia

Dos vecinas de Seseña se protegen del humo con máscaras

Seseña- “Se veía venir”, “es algo que se esperaba desde hace años”, “sabíamos que esto no se iba a quitar hasta que no pasara una desgracia” son los comentarios generalizados de los vecinos de Seseña (Toledo) que ayer se acercaron a ver cómo arde el mayor cementerio de ruedas de Europa.

En la urbanización El Quiñón, en la que según los propios vecinos viven unas 9.000 personas, no se ve el ajetreo que podría ser normal para un barrio tan habitado, sino que el panorama son supermercados cerrados, bares con las persianas bajadas y calles sin coches aparcados y casi sin gente por las aceras.

Los pocos vecinos que se pueden ver en la urbanización han ido a recoger ropa para pasar otra noche fuera de casa y, de paso, acercarse para ver cómo arde el cementerio de neumáticos de Seseña, donde se acumulaban cinco millones de ruedas y que, a pesar de las denuncias vecinales, se ha mantenido durante años. Por ello, el comentario generalizado entre los vecinos es que el fuego que se inició a las 1.20 horas del 13 de mayo “se veía venir”, y que ha sido la única forma de atajar el problema de los neumáticos apilados de forma ilegal durante años a escasos metros de sus casas.

Javier Ferrero es uno de los vecinos de El Quiñón que piensa de este modo y que se tuvo que ir a dormir a casa de su suegra a Ciempozuelos (Madrid), porque las autoridades recomendaron desalojar la urbanización ante la posibilidad de que el humo afectara a la población. “Parece que lo han incendiado a propósito y ahora sí que no van a tener más remedio que quitarlo, era un incordio”, afirma este vecino que explica que en verano, lo molesto eran los bichos que vivían entre los neumáticos.

Ana y Juan, una pareja joven con un niño pequeño que viven en lo que se denomina Seseña Viejo, es decir, el núcleo urbano histórico del municipio, creen que lo más molesto eran los ruidos de las máquinas, porque, según relata Ana, los vecinos de la urbanización se quejaban de que por las noches había movimiento.

Aunque este matrimonio no ha tenido que dejar su casa porque está a ocho kilómetros del incendio, Ana explica que su hermano, su mujer y su hijo, que viven en El Quiñón, se han ido a casa de unos familiares y no volverán en todo el fin de semana, porque “no están tranquilos, sobre todo por el niño que es pequeño, por precaución”.

Ayer por la tarde, aunque continuaba la extinción del incendio, la gravedad de la alerta bajó y se levantó la orden de evacuación de los habitantes de El Quiñón, aunque pocos vecinos que volvieron a su casa. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902