Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Euskadi hoy

RGI: Vuelta la burra al trigo

Por Xabier Lapitz - Domingo, 15 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Xabier Lapitz

Galería Noticia

Xabier Lapitz

En noviembre de 2011 el Parlamento Vasco, a iniciativa de PSE y PP, que por aquel entonces sostenían al Gobierno de Patxi López, aprobaba una modificación de los requisitos que se exigían a aquellos que se acogían a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). Introducía dos cambios importantes: por un lado, en el plazo de un mes Lanbide pasaría a gestionar estas ayudas y, por otro, se exigían tres años de empadronamiento en algún municipio vasco para los perceptores.

En aquel pleno, casi de forma profética, la parlamentaria del PNV Garbiñe Sáez advirtió de que la inmediatez de los cambios previstos iba a provocar “un caos y la saturación de los servicios de Lanbide”. En efecto, así ocurrió. Lo realmente extraño es que se hayan tardado casi cinco años en plantear revertir lo que se ha comprobado que no funciona. Sobre todo porque quienes avisaron entonces llevan casi cuatro gobernando.

El proceso de transferencia de datos desde las Diputaciones al Gobierno Vasco duró seis meses que pusieron de manifiesto uno de los mayores desastres administrativos que se recuerdan en Euskadi. Una realidad que chocaba con los planes y las explicaciones, muy lógicas si se hubieran puesto los medios suficientes para cumplirlos, que ofrecía la entonces consejera Gemma Zabaleta: “desarrollar una política social basada en el empleo y no en el subsidio”. Se equivocó en los cálculos y en el momento, aunque la teoría iba muy bien encaminada.

En esto llegó el PP, y más en concreto Javier Maroto, a recoger como agravio lo que su propio partido había sembrado. Sí, el mismo PP que impulsó aquel endurecimiento en las condiciones de acceso a la RGI, era el que convertía de la noche a la mañana en malo lo que dio por bueno dos años antes. Y desde entonces, pese a que le costó la Alcaldía de Gasteiz, el PP vuelve como la burra al trigo con esta cuestión cada vez que se acercan elecciones.

Ahora, la estrategia del PP pasa por mezclar dos cuestiones: el funcionamiento del sistema (ya se ha comprobado que no es el mejor) y cuestionar de paso el propio sistema. Como aderezo, un clásico que ha visto que funciona bien en otros lares europeos: el señalamiento del inmigrante como elemento que se aprovecha de los impuestos de quienes “son de aquí”. De Andrés lo ha tenido fácil al echar mano del “efecto llamada” que citó el propio consejero Toña para explicar por qué convenía anular la Ayuda de Garantía de Ingresos (AGI) en Gipuzkoa. Mucho más claro era Maroto, que señaló directamente a argelinos y marroquíes sin que de momento haya pedido perdón por marcar por razas (eso es el racismo) comportamientos incívicos.

En realidad, el PP monta mucho ruido alrededor de esta cuestión pero no es capaz de explicar cuál es su modelo final. Igual acabamos antes si propone suprimir la ayuda. De hecho, allá donde gobierna el PP no existe nada parecido.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902