Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Las bragas del 15-M

Por Adolfo Roldán - Domingo, 15 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

hoy se cumplen cinco años desde que estalló la indignación en las plazas y calles de todo el Estado. El run-rún era continuo, las protestas se acumulaban, los tuits llenaban las redes sociales, el centrifugado social era constante, pero el 15-M cogió por sorpresa a las grandes instituciones del Estado. No entendían lo que ocurría, por qué la gente prefería acudir a las plazas a debatir, en vez de estar cómodamente sentados en el sofá viendo ganar al Madrid. Las personas que se citaban en las asambleas no eran ni de derechas ni de izquierdas;ni jóvenes ni viejos;ni solo hombres ni solo mujeres;ni exclusivamente vascos y catalanes, también castellanos y andaluces. Eran muchos y muy diversos. ¿Qué les unía? La irritación por una transición tramposa o, como rezaba una sabia pancarta: “¡Qué larguísima se está haciendo la transición a la democracia!”. Las voces que se escuchaban en las calles eran cada vez más acuciantes. Denunciaban un bipartidismo sordo y soberbio;los exclusivismos y privilegios;los rescates a los bancos y los recortes a las personas;el paro, el hambre, la instrumentalización de los medios;la utilización política del terrorismo y la represión. En las plazas la ira crecía, con los desahucios, con los suicidios o con las explicaciones oficiales de que la crisis nos atrapó porque “habíamos vivido muy por encima de nuestras posibilidades”. El sector más discriminado fue el de la mujer, por eso un grupo de ellas acudió a la plaza de Catalunya de Barcelona y tendieron una cuerda colgando un puñado de bragas. Fue la forma visible de exigir igualdad de géneros, de reclamar sus derechos y libertades, de denunciar discriminación salarial y de pedir justicia frente a la violencia machista. Mientras tanto el Gobierno urgía a la ciudadanía a apretarse el cinturón, y a negar la corrupción que se extendía por todos los rincones del Estado. Han pasado cinco años, y se han creado nuevas fuerzas políticas;el PAH ha situado una alcaldesa en Barcelona;algunos han ido a la cárcel. Pero, ¡falta tanto por hacer!


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902