Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Pfizer complica las ejecuciones de la pena capital en EEUU

El gigante farmacéutico prohibirá el uso de sus fármacos para aplicarlos en inyecciones letales

Domingo, 15 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:14h

Un hombre sale de la sede del gigante farmacéutico.

Un hombre sale de la sede del gigante farmacéutico.

Galería Noticia

Un hombre sale de la sede del gigante farmacéutico.

Austin- El gigante farmacéutico Pfizer anunció ayer restricciones a la venta de algunos de sus productos para evitar su uso en inyecciones letales a presos condenados a muerte en Estados Unidos. “Estamos restringiendo la distribución de determinados productos que han formado parte de los protocolos de ejecución de determinados estados. Pfizer se opone firmemente al uso de estos productos en inyecciones letales”, expresó la compañía en un comunicado.

La decisión de Pfizer supone un varapalo para los estados que aún aplican la pena de muerte ya que, según The New York Times, era la última compañía farmacéutica de Estados Unidos y Europa que aún no había dado ese paso. Pfizer publicó una lista con siete productos como el propofol, el bromuro de pancuronio o el cloruro de potasio que a partir de ahora distribuirá de forma restringida a un selecto grupo de mayoristas bajo la condición que no los vendan para inyecciones letales.

En los últimos cinco años, cerca de 20 farmacéuticas europeas y estadounidenses han bloqueado sus productos para tal propósito. Ante la escasez de inyecciones letales, algunos estados como Arizona o Texas intentaron comprar los fármacos en la India, pero el producto fue requisado por las autoridades federales a su llegada a Estados Unidos.

Otros han aprobado el uso de métodos alternativos como el escuadrón de fusilamiento (Utah), la silla eléctrica (Tennessee) o la asfixia con hidrógeno (Oklahoma), aunque ninguno lo ha puesto aún en práctica en los años recientes. Finalmente, algunos estados, como la propia Texas, han obtenido los fármacos en pequeños laboratorios que mantienen en rigurosa confidencialidad para evitar que reciban amenazas de los opositores a la pena de muerte. Otros, como Ohio, se han visto forzados a suspender indefinidamente las ejecuciones.

Tradicionalmente, los estados usaban una combinación de medicamentos que sedaban al prisionero, hasta restringir su respiración, lo que eventualmente lo llevaba a sufrir un paro cardiaco. Pero las cosas fueron cambiando cuando la Unión Europea prohibió la exportación de este tipo de medicamentos en 2011.

A Clayton Lockett, condenado a pena de muerte en el estado de Oklahoma, le inyectaron hace dos años un cóctel de forma incorrecta y eso evitó que la mezcla de medicamentos fuese efectiva.

La consecuencia fue una agonía de 43 minutos sin que el sedante, llamado midazolam y fabricado por Pfizer, tuviera el efecto esperado.

Su caso fue el más conocido pero hubo otras dos ejecuciones con resultados similares en Arizona y Ohio, que llevaron a las autoridades a detener temporalmente el uso de esa sustancia. - N.G./Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902