Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Valls salva la moción de censura gracias al voto de los ‘disidentes’

El ala izquierdista de su partido no apoyó la iniciativa de la oposición conservadora y de centro

Viernes, 13 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Manuel Valls, que al fin pudo respirar tranquilo, abandona el Parlamento.

Manuel Valls, que al fin pudo respirar tranquilo, abandona el Parlamento.

Galería Noticia

Manuel Valls, que al fin pudo respirar tranquilo, abandona el Parlamento.

parís- El primer ministro francés, Manuel Valls, superó ayer la moción de censura presentada contra su Gobierno por la oposición conservadora y de centro por la reforma laboral que el Ejecutivo decidió aprobar sin el aval parlamentario.

La moción obtuvo 246 votos a favor, frente a los 288 que necesitaba para ser aprobada, por lo que el Gobierno se mantiene y la reforma laboral se considera aprobada en su primera lectura parlamentaria.

La moción fue respaldada por la oposición conservadora y de centro, además de los neo-comunistas, algunos ecologistas y algunos diputados socialistas. Sin embargo, no contó con el respaldo de los llamados diputados socialistas disidentes, representantes del área izquierdista del partido, que la víspera habían tratado de presentar su propia moción y que ya anunciaron que no apoyarían una iniciativa lanzada por la derecha. Es la segunda vez que el Ejecutivo de Valls supera una moción de censura, quince meses después de que lo hiciera tras la aprobación de la llamada ley Macron, que contenía medidas liberalizadoras.

Como entonces, a falta de suficiente apoyo parlamentario para sacar adelante la reforma laboral, el jefe del Gobierno apeló al artículo 49.2 de la Constitución, que le permite aprobar una ley sin aval parlamentario. Pero que le obliga a someterse, si la oposición lo decide, a una moción de censura, que en caso de tener el apoyo de la mayoría simple de la cámara supone su destitución.

Pese a que superó este trámite, la reforma laboral tiene ahora que pasar al Senado, una cámara controlada por los conservadores, por lo que a todas luces el texto será modificado. La ley volverá entonces a la cámara baja, donde si no hay cambios Valls se verá obligado de nuevo a recurrir al 49.3.

Manuel Valls, defendió su reforma laboral al tiempo que amenazó a los diputados disidentes de su partido que le obligaron a recurrir a la aprobación de la ley sin debate parlamentario. El jefe del Gobierno aseguró que la moción de censura es fruto “de una alianza de contrarios”, una pinza entre los conservadores y la izquierda radical, con intereses contrarios pero que persiguen en ambos casos detener las reformas. “Unos porque se quedaron anquilosados en el pasado (...) y otros porque quieren dividir al país”, aseguró el primer ministro en la tribuna de la Asamblea Nacional en referencia a neo-comunistas y a conservadores.

A los primeros les dijo que no recibe “lecciones de izquierdas” y recordó algunas de las reformas progresistas de su Gobierno, como el matrimonio homosexual.

Sobre los conservadores, Valls aseguró que quieren hacer caer su Gobierno para imponer una política más liberal en el país, para lo que citó los programas de algunos de los candidatos a las primarias de la derecha en ese partido.

Pero el primer ministro también tuvo palabras duras para los disidentesde su partido, representantes del ala más izquierdista, que la víspera se quedaron a dos votos de presentar otra moción de censura. Valls consideró “grave” su iniciativa y aseguró que quienes la firmaron están en una situación delicada y les pidió que “clarifiquen” su postura de oposición dentro del partido. “Tienen que decidir si están con quienes se apoltronan en el pasado o quienes preparan el futuro”, dijo Valls.

A un año de las elecciones presidenciales y legislativas, el Ejecutivo francés afronta una múltiple oposición. Por un lado, la de la derecha y la patronal, que consideran que la reforma laboral propuesta no flexibiliza lo suficiente el mercado de trabajo, lo que no dará margen a los empresarios para crear empleo.

Por otro, los sindicatos y la extrema izquierda, que consideran que el texto acaba con los convenios colectivos y debilita la postura de los trabajadores en las negociaciones con los patronos. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902