Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Chute de energía teatral

el exitoso musical ‘mamma mia!’, basado en las melodías de abba, regresará al auditorio kursaal de donostia del 30 de junio al 3 de julio

Un reportaje de Marta Esnaola. Fotografía Gorka Estrada - Jueves, 12 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:21h

Nina y Paul Berrondo, intérpretes del musical, ayer en el Teatro Victoria Eugenia.

Galería Noticia

Nina y Paul Berrondo, intérpretes del musical, ayer en el Teatro Victoria Eugenia.

El musical Mamma mia!, basado en la música del grupo ABBA, llegó a Madrid en el año 2004 y supuso tal éxito que permaneció siete años en cartelera. Un lustro después de esa última función, la historia de Donna (interpretada por Nina) y su hija Sophie (Clara Altarriba) vuelve a los teatros, para ofrecer una gira estatal que del 30 de junio al 3 de julio recalará en el Auditorio Kursaal de Donostia, el mismo escenario por el que el montaje pasó en 2010.

“Es un musical muy vivo;es un chute de energía para el público, que entenderá la historia y se identificará con algún momento del relato”, señala Paul Berrondo, actor donostiarra que interpreta a Bruno, uno de los posibles padres de Sophie.

El actor destaca la fuerza de la historia: “Trata de una madre, Donna, que cría sola a su hija y que no sabe quién es el padre de esta”, explica el intérprete, quien agradece que “no exista todo ese prejuicio machista y la madre no quede como una pilingui”. “Es una de las cosas que más ensalza esta obra”, subraya. Nina, por su parte, afirma que su personaje es una mujer fuerte. “No tiene miedo a nada, y es esa impulsividad lo que hace que a veces cometa errores;es un ser humano esencialmente fuerte y echado para adelante”, señala. Bruno es todo lo contrario. “Es un hombre con muchas capas que se da un golpe tras otro. Va de hombre fuerte pero luego es un miedica”, asegura Berrondo.

“Hace sentir”

Además de la fuerza de la historia, la música es uno de los grandes valores del espectáculo. “Hay canciones que son como un himno, como por ejemplo Dancing Queen, porque está compuesta de una manera que te eleva musicalmente”, apunta Nina, que trabaja en esta obra desde sus inicios hace doce años. “Además, es muy fácil poner voz a estas melodías, porque cada canción resuelve una escena de la historia, por lo que no te planteas tanto lo musical como la interpretación”, reflexiona la protagonista de la obra, quien admite que en un principio no se veía cantando canciones como Mamma Mia o Money, Money, “pero en ese contexto tienen todo el sentido”. Berrondo, que coincide con su compañera en ese aspecto, agrega que estas composiciones de Benny Andersson y Björn Ulvaeus “hacen sentir, ya sea euforia, alegría o tristeza”.

Puede que tanto la música como la historia sean conocidas para quienes hayan visto la película, pero la escenografía será algo que dejará con la boca abierta a los espectadores. “Es muy sencilla, pero con dos piezas consigue crear muchos espacios”, asegura el actor donostiarra, quien destaca especialmente los aspectos técnicos de la escenografía: “Las luces crean unos climas que yo creo que son en gran acierto de esta producción”, declara. Además, el vestuario también sorprenderá el público, porque el espectáculo cuenta con 300 trajes. Los más impresionantes son los de las Dynamos, que llevan cristales de Swarovski y cuestan aproximadamente 6.000 euros.

Sumando todos los elementos, Nina y Paul Berrondo consideran que resulta una mezcla explosiva que hará que la gente disfrutará y pasará un buen rato en el teatro, incluso saldrá de mejor humor. “Es un fenómeno muy especial y quienes formamos parte de la compañía también lo vivimos como algo especial, por lo que se crean ambientes muy buenos”, apunta Nina. Además, señala que la popularidad del musical creció con el estreno de la película protagonizada por Meryl Streep en 2008. “Nunca había visto a tantos adolescentes en un teatro y se debe a la película. Lo que más me alegra es que al final dicen que les ha gustado más el musical”, destaca.

Las entradas ya están a la venta en la página web de Donostia Kultura y cuestan entre 35 y 60 euros.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902