Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Miguel Lazpiur Presidente de la fundación de caza sostenible y biodiversidad

“Si se conociera mejor cómo actuamos los cazadores, se entendería mucho mejor esta actividad”

Lazpiur subraya que los cazadores deben buscar su hueco en la sociedad actual y perder el miedo a comunicar públicamente cómo es la actividad cinegética

J. Fernández Oskar Martínez - Miércoles, 11 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Miguel Lazpiur

Galería Noticia

Miguel Lazpiur

donostia- Como en todo colectivo, siempre hay excepciones que no cumplen la regla. A pesar de ello, Miguel Lazpiur (Bergara, 1942) confía en la responsabilidad y el compromiso de un heterogéneo gremio como el de los cazadores -con alrededor de 50.000 licencias en la CAV-, con las especies y la naturaleza. “Lo que hemos hecho y seguiremos haciendo será no solo denunciar los actos incívicos e irresponsables, sino ofrecer nuestra disposición a las instituciones para, en su caso, enmendar el daño causado y colaborar en todo lo que sea necesario para la conservación de la naturaleza”, expresa el presidente de FuncasBiod, la Fundación de Caza Sostenible y Biodiversidad, y exdirigente de la patronal Confebask.

Presentaron hace ya unas semanas FuncasBiod, la Fundación de Caza Sostenible y Biodiversidad. Unen los términos a primera vista irreconciliables de caza con sostenibilidad y biodiversidad… ¿En qué medida puede la caza contribuir al medio ambiente?

-Para nada la caza está reñida con la sostenibilidad y la biodiversidad. Al contrario, las dos están íntimamente relacionadas. El ser humano, que ha practicado la caza desde siempre, está hoy en día muy concienciado con la defensa de la naturaleza, afortunadamente. Entendemos que la caza también debe evolucionar en ese sentido, y en eso estamos. Los cazadores, en general, son respetuosos con el medio ambiente, pero hacía falta una organización como esta para concienciar aún más a nuestro colectivo y mejorar los conocimientos sobre los hábitat y todo lo referente a cómo les afecta el medio ambiente. Eso nos va a ayudar mucho a todos a gestionar mejor las especies y nuestro entorno natural.

Durante el acto de presentación reconoció que la imagen pública del sector está dañada. ¿Por qué?

-Muchas veces cuando se habla de caza es para hacerlo en términos negativos. Los cazadores son responsables con todo lo relativo a las especies en general, pero como en todo colectivo puede haber excepciones. Y cada vez que alguien actúa de manera irresponsable nos hace mucho daño a todos los que practicamos la caza. En parte también ha nacido por eso la Fundación, para tratar de cambiar esa imagen. Tenemos que adaptarnos a los cambios que exige la sociedad actual y sensibilizar a nuestro colectivo para que ello sea posible.

¿Y es posible revertir esa situación?

-Sí, es posible. Se han hecho cosas y se están haciendo. Tenemos que dar a conocer mejor lo que hacemos. Si se conociera mejor cómo actuamos los cazadores, se entendería mucho mejor esta actividad. Hemos acuñado el concepto de caza 4.0 para hacer un símil con la industria que se está adaptando ahora a la era digital.

Por cierto, ¿qué es la caza social?

-Dentro de Euskadi hay diferentes modelos de caza. Mientras en Araba predominan los cotos, que funcionan de una manera también social, en Gipuzkoa y Bizkaia casi no hay cotos. Entonces en estos dos territorios el sistema se hace de forma que, con poco coste, todos los cazadores que tienen su autorización pueden ir a todas las zonas donde está autorizada la caza. Por decirlo de otra manera, es una caza mucho más social y democrática. Los puestos se distribuyen mediante sorteo.

¿Hay diferencias entre cazadores por territorios?

-En general hay una buena sensibilización y los compromisos con el respeto de las especies y la naturaleza son comunes en los tres territorios.

¿Cómo tienen pensado desarrollar esas labores de sensibilización y formación? ¿Cursos, charlas? ¿Serán obligatorios? ¿Deberían serlo?

-En enero organizamos un primer foro internacional sobre especies migratorias donde hubo un altísimo nivel, con ponentes de varios países europeos, biólogos de prestigio. Esto nos ayudó a conocer mejor el comportamiento de las especies. Estos expertos llegaron a las conclusiones de que el cambio climático o las prácticas agrícolas agresivas son de las que más influyen en la reducción del número de muchas especies. Se van a organizar más foros de este tipo y también estudios sobre especies tanto cinegéticas como no cazables. Queremos conocer mejor nuestros hábitats. ¿Obligatorios? No se puede obligar a acudir a todo lo que organizamos, pero los cazadores sí están obligados a conocer las normativas que regulan su actividad. En eso también vamos a contribuir, con una nueva aplicación para móviles donde, entre otras cosas, podrán consultar mucha información básica y normativa, partes de capturas, etc...

¿Los cazadores hacen autocrítica?

-Sí, claro. El colectivo de cazadores siempre ha tendido a lamentarse por la mala imagen que proyecta. Pero ha llegado el momento de aportar una nueva cara, más real, de gente comprometida con la conservación de la naturaleza. Y, por supuesto, lo que hemos hecho y seguiremos haciendo será no solo denunciar los actos incívicos e irresponsables, sino ofrecer nuestra disposición a las instituciones para, en su caso, enmendar el daño causado y colaborar en todo lo que sea necesario para la conservación de la naturaleza.

¿El cazador vasco es fiel a la tierra o le gusta salir a otras zonas?

-Hay de todo. De los 50.000 cazadores vascos, 40.000 lo hacen en Euskadi. Hay a quien le gusta cazar por el entorno, pero también hay un número importante que van a autonomías limítrofes, e incluso más lejos.

¿Safaris?

-Alguno habrá también, como no podría ser de otra manera, que se desplazan a Europa, Asia, América y África, aunque no son los más habituales.

¿Hay alguna especie que esté lejos de estar en peligro de extinción?

-Sí, el ejemplo más claro seguramente es el del jabalí. En el norte de España hay una sobrepoblación que está creando muchos problemas;lo mismo que el corzo, que cuenta también con un crecimiento espectacular estos últimos años. La caza es una buena vía para restablecer el equilibrio.

Lobos, jabalíes, corzos… ganaderos y agricultores denuncian ataques e incursiones en sus explotaciones. ¿Cómo alcanzar ese equilibrio?

-Quien tiene que tomar esas decisiones es la Administración. Y debe hacerlo basándose en datos contrastables y estudios rigurosos. Nosotros esperamos contribuir desde esa perspectiva, con estudios tanto de especies cinegéticas como de las que no lo son. Cuando se tienen todos los datos es más sencillo tomar decisiones acertadas, que además es lo que se debe hacer.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902