Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Preocupación

Final de año desconcertante para Pardo

Ha perdido en las últimas semanas con Eusebio el protagonismo que tenía con Moyes

Mikel Recalde - Miércoles, 11 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Rubén Pardo dispara a puerta, el pasado lunes en Zubieta.

Galería Noticia

Rubén Pardo dispara a puerta, el pasado lunes en Zubieta.

donostia- Ruben Pardo vuelve a estar en el ojo del huracán. El canterano ha perdido mucho protagonismo con Eusebio, sobre todo en el tramo final del campeonato, y su entorno reconoce estar preocupado y desconcertado por su situación. Desde el club les aseguran que sigue siendo intransferible y que cuentan con él como un pilar importante para el proyecto deportivo del futuro, pero ya no las tienen todas consigo, ya que los hechos, es decir su actual peso en el equipo, no se corresponde con sus palabras.

El status de Pardo ha variado notablemente en los dos últimos meses. Para Moyes era un centrocampista vital, ya que su confianza en él era plena, como se confirmó con las 16 titularidades que le dio en las últimas 20 jornadas del curso pasado. El escocés solía comentar a periodistas británicos cercanos que era un “futbolista con un futuro de nivel Real Madrid”. Eso sí, en el comienzo de este curso, en las once fechas que duró en el cargo, solo salió de inicio en cuatro.

Es curioso, porque con la media de minutos que ha completado Pardo con ambos entrenadores esta temporada es más o menos la misma y las dos son bastante bajas. Con el británico se quedó en 46,09 minutos en los once encuentros;y con Eusebio, en 45,15 minutos, en 26 partidos.

El momento clave y probablemente más duro de la campaña para el riojano se produjo en el derbi de San Mamés, cuando venía de ser titular en las tres victorias ante el Betis y el Granada en Anoeta, y en Cornellà, donde firmó la que ha sido su mejor actuación de la temporada con tres pases de gol. Era la segunda vez que alcanzaba un hito así, al haberlo hecho ante el Betis en 2013. En las últimas once jornadas ha perdido presencia sin que el equipo funcionara bien, con una serie de resultados pobres, pero lo que se confirma es que a la hora de la verdad, en los partidos más importantes, Eusebio siempre se ha decantado por otros compañeros.

Eso sí, analizando sus datos personales, no se puede pasar por alto que, un año más, va a acabar como máximo asistente de la plantilla con siete. Tres más que los que le siguen, que son Yuri y Vela con cuatro cada uno.

El problema es que Pardo no acaba de encontrar su hueco definitivo en la Real. Le cuesta tener continuidad tanto en el juego como en partidos, pese a que es indudable que ha mejorado mucho en tareas de contención, al sacrificarse mucho más e intentar ser más potente en las disputas.

El mediocentro es un futbolista de carácter fuerte y ambicioso, de los que no digiere nada bien no estar entre los elegidos de forma regular. Aunque en sus declaraciones, sobre todo en frío, se ha mostrado contenido, sus reacciones en caliente han sido más expresivas, como se pudo ver en el gesto que hizo cuando fue sustituido en el duelo contra el Getafe. En estos momentos, su nivel de confianza no pasa por su mejor momento, como se pudo comprobar cuando saltó al campo frente al Rayo a falta de 23 minutos, en los que no fue capaz de meterse en el partido y, además, perdió el balón que finalizó en el 2-1. Tampoco se puede olvidar que luego puso una falta magnífica, marca de la casa, que pudo acabar en el tercer gol.

Pardo es una de las debilidades de Aperribay, que siempre ha creído mucho en sus posibilidades. Esto no quita para que la dirección deportiva siga con inquietud el papel secundario que tiene ahora. El canterano, que siempre ha reconocido ser feliz en Donostia y en el equipo de toda su vida, renovó hace dos años hasta 2018.

En principio, lo normal es pensar que su futuro seguirá siendo txuri-urdin, pero ya no se puede descartar nada. La posible marcha de su mejor amigo en el vestuario, Rulli, podría afectar también a su forma de ver las cosas -As publica que es el portero que ha pedido Guardiola para el City-. Otro dato a tener en cuenta es que iba a comprar una casa en Donostia y finalmente ha frenado la operación. Su entorno dice que no tiene relación, pero Pardo lleva semanas serio...


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902