Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Vertedero de Meruelo

Cantabria da el visto bueno para recibir la basura de Gipuzkoa

Se aprueba el convenio para llevar residuos a Meruelo durante 18 meses
Los partidos advierten de que no admitirán prórrogas

Iraitz Astarloa Javi Colmenero - Martes, 10 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Vertedero de Meruelo

Vertedero de Meruelo.

Galería Noticia

Vertedero de Meruelo

donostia- El Pleno del Parlamento de Cantabria dio ayer luz verde al traslado de casi 128.000 toneladas de basura guipuzcoana al vertedero de Meruelo. El acuerdo, que tendrá una vigencia de 18 meses y un coste final de 19 millones de euros, será firmado hoy en Santander por el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y su homóloga cántabra, Eva Díaz Tezanos.

Como estaba previsto, la Cámara cántabra dio finalmente su aprobación al convenio entre GHK y el Gobierno de Cantabria, gracias a los votos favorables de los dos diputados de Ciudadanos, que se sumaron a los del Partido Regionalista y el PSOE y conformaron así la mayoría necesaria para sacar adelante la propuesta. Sin embargo, el portavoz de Ciudadanos, Rubén Gómez, dejó claro que su apoyo a la propuesta está supeditado a una serie de “condiciones”. La principal y la única que afecta a Gipuzkoa -el resto son el cumplimiento de una serie de requisitos de índole económica establecidos al Gobierno de Cantabria- es que el acuerdo se limite a un periodo de tiempo de “año y medio. Nada más”. “No vamos a permitir que Cantabria se convierta en el negocio de los residuos de España, porque no tenemos necesidad”, advirtió Gómez, quien señaló que en el caso de que en diciembre de 2017 se plantease prorrogar este acuerdo, su partido votará “no”.

Asimismo, los partidos que sustentan el texto convenido con Gipuzkoa destacaron que, en virtud de la cláusula 7, se establece un “principio de reciprocidad”, mediante el cual “en el caso en que Cantabria se viera obligada a trasladar su basura fuera de su comunidad, el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) garantizará que se cumplan las mismas condiciones” que se dan ahora. Es complicado que esta situación se produzca, ya que el vertedero de Meruelo tiene capacidad para estar operativo hasta el año 2033. Además, existen proyectos para ampliar su vida útil durante diez años más.

Con todo ello, los votos a favor de PRC, PSOE y Ciudadanos permitirá a Gipuzkoa enviar a Meruelo 48.000 toneladas de basura en lo que resta de 2016 (que se suman a las 42.000 enviadas desde febrero), y 80.000 durante 2017. Un total de 170.000 toneladas cuyo traslado supondrá a las arcas guipuzcoanas 19 millones de euros.

Y es que, en base a los términos negociados en los tres últimos meses por las dos administraciones, Gipuzkoa abonará 85,19 euros por tonelada vertida en Meruelo, a lo que hay que sumar los gastos logísticos.

En opinión de la consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, el acuerdo con Gipuzkoa está “avalado por los informes técnicos y jurídicos pertinentes, además de que repercute positivamente en los intereses económicos de Cantabria”.

Argumentos similares utilizó el portavoz regionalista Pedro Hernándo, quien defendió que el acuerdo “se sustenta en cuatro pilares: solidaridad, ausencia de repercusiones ambientales y en la futura colmatación del vertedero, legalidad y beneficio económico”. “Es una iniciativa buena para Cantabria, buena para los cántabros y buena para el funcionamiento futuro de la empresa pública MARE (homóloga cántabra de GHK)”, señaló este diputado.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Rubén Gómez, valoró que “tras estudiar la documentación, podemos decir que se trata de una operación técnicamente viable, que no sufre ningún perjuicio medioambiental y que es rentable para Cantabria”.

No obstante, Gómez exigió al Gobierno regional que el dinero que Cantabria obtenga de esta operación se destine a cuatro ámbitos: liquidar las deudas de la empresa pública MARE, a consolidar los 272 puestos de trabajo existentes, a financiar las obras de ampliación del vertedero de Meruelo más allá de 2040 y a llevar a cabo proyectos de saneamiento municipales.

Además pide que se someta el acuerdo al control parlamentario cada seis meses.

rechazo de PP y podemosNinguno de estos argumentos sirvió para lograr el beneplácito de los representantes del PP y Podemos, que rechazaron taxativamente el convenio.

“La insolidaridad es de Gipuzkoa con el resto de territorios de su entorno, a los que echan su basura desde hace ocho años”, señaló el portavoz popularIgnacio Diego. Consideró, asimismo, que los argumentos jurídicos utilizados para defender el acuerdo son “muy pobres” y el precio cobrado a Gipuzkoa es “una ganga”.

Además, tanto Diego como la representante de Podemos, Verónica Ordóñez, censuraron que la basura que llega de Gipuzkoa se vierta directamente en Meruelo “sin un tratamiento previo”. “Compactar no es tratar. La compactación hace que la basura ocupe menos espacio, pero no se puede considerar un tratamiento previo de residuos”, señaló Ordóñez, al tiempo que exigió al Gobierno que “deje de chantajear a los trabajadores de MARE con las basuras de Gipuzkoa”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902