Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La calle no es de todos

La denuncia de los comerciantes de Zaharrean hacia las tiendas que ocupan zonas en la vía pública ha puesto sobre el tapete la necesidad de crear una ordenanza de uso del espacio público, que el Ayuntamiento de Donostia empieza a redactar

Un reportaje de Carolina Alonso. Fotografía Ruben Plaza - Domingo, 8 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Artículos comerciales en el exterior de una tienda de la Parte Vieja.

Galería Noticia

Artículos comerciales en el exterior de una tienda de la Parte Vieja.

La proliferación de comercios que sacan su género a la calle es una realidad en los últimos tiempos. No solo en ocasiones especiales, como ferias o fiestas, sino de modo general, algunas tiendas colocan sus ropas, verduras o artículos de regalo sobre las aceras sin atenerse a una regulación concreta, ya que no existe. El Consistorio sí tiene regulada la ocupación de suelo público para terrazas de hostelería, andamios, vallas y distintos quioscos, pero no existe una normativa general que englobe todos los usos privados de suelo público y ha llegado el momento de iniciar su redacción.

Así lo han hecho saber los servicios jurídicos del Ayuntamiento a los concejales, que recibieron a finales de abril un escrito en el que les recordaban que “desde la aparición de las directivas europeas de servicios, la ocupación de dominio público debe tratarse de una cuestión reglada, no discrecional”. Con ello, los expertos recordaban que el Ayuntamiento no puede permitir que la autorización para sacar artículos a la calle dependa o no de la opinión personal o de la voluntad de los funcionarios o del Gobierno municipal.

Por ello, los servicios jurídicos aconsejan la aprobación de una Ordenanza General sobre la Ocupación del Dominio Público. “Hasta la fecha, este Ayuntamiento ha regulado de forma parcial la ocupación del dominio público (terrazas de hostelería, estructuras andamiadas...) pero carece de una regulación completa e integral, cuestión esta que desde un punto de vista jurídico resulta a nuestro juicio obligada para conceder las correspondientes autorizaciones municipales”, señalan los juristas.

Por estos motivos, el Ayuntamiento de Donostia se encamina a dar por finalizada la costumbre de permitir, o hacer la vista gorda, ante la invasión de las aceras con artículos comerciales, carteles anunciadores de menús y un sinfín de elementos que pueblan la calle y que, en pura teoría, no están permitidos por la normativa . Al menos, así será si se cumple el contenido de la moción aprobada por unanimidad en el último Pleno y que había sido presentada por la portavoz del PP, Miren Albistur, que reclamó la regulación del espacio público en la ciudad, para evitar tratos de favor y discriminaciones. Es decir, que unos comercios saquen su género a la calle y otros no;que algunos puedan usar las aceras de modo privado y otros no lo hagan.

Desde finales del pasado año, los comerciantes de la Parte Vieja se han dirigido a los grupos políticos municipales para quejarse de la situación que, en su opinión, ha ido empeorando. En febrero, la asociación de comerciantes Zaharrean remitió un escrito a la Guardia Municipal en el que destacaba la necesidad de “rentabilizar el mantenimiento de las vías públicas, dar una imagen atractiva y segura de este espacio y la accesibilidad a todos los establecimientos comerciales”.

La queja añadía que han detectado en los últimos meses que algunos establecimientos “hacen un uso abusivo del espacio público, ocupando parte de la vía y dificultando el tránsito de peatones, al colocar de forma indiscriminada parte de su producto en el exterior del establecimiento”. En su queja, acompañada de fotografías de determinados bazares, alertaban también de los problemas de seguridad y subrayaban que la costumbre de ocupar espacio en la calle con artículos comerciales puede afectar a los habitantes de los inmuebles ya que, en ocasiones, parte del producto “está suspendido directamente de los cables del alumbrado y alimentación”.

El debate, que no es nuevo en la capital guipuzcoana, fue también abordado en el seno del consejo de Comercio, donde el concejal del ramo, Ernesto Gasco, se comprometió a poner orden en la cuestión. El asunto, aunque ha sido destacado por los comerciantes de Zaharrean, es una realidad en distintos puntos de la ciudad, aunque solo en contadas ocasiones los vecinos se quejan de la ocupación de espacio por parte de las tiendas.

“Tendrá que tener en cuenta otras ordenanzas”

El concejal de Vías Públicas, Alfonso Gurpegui, confirma que el Ayuntamiento se va a poner manos a la obra para redactar una nueva ordenanza. Sin embargo, advierte de que tendrá que ser un trabajo muy detallado ya que tiene que tener en cuenta otras normativas. “Tendremos que afinar mucho porque la nueva ordenanza tendrá que tener en cuenta las prohibiciones derivadas de otras normas. Por ejemplo, hay que recordar que la normativa de accesibilidad obliga a un mínimo de espacio para pasar por una acera, por ejemplo, y la nueva ordenanza lo tendrá que tener en cuenta. Por eso, no podrá permitir ocupar con cajas u otros artículos un lugar si el paso es estrecho”, explicó a este diario. Asimismo, recordó que existen normativas de Sanidad que también tienen que ser tenidas en cuenta y no podrán entrar en colisión con la ordenanza de ocupación de espacio público que se va a confeccionar.

El responsable de Vías Públicas de Donostia señala que aún no se ha decidido si, en el futuro, determinadas autorizaciones vendrán acompañadas de una tasa económica, aunque tampoco lo descarta. En ese caso, sacar género a las calles supondría un gasto más para los comercios, como sucede con las terrazas de hostelería, e ingresos suplementarios para el Consistorio.

“Aunque en realidad no se pueden sacar cosas a la calle, hasta ahora se han tolerado determinadas situaciones si no molestaban, como sucede en muchos lugares”, explicó el corporativo, que recordó que la misma situación afecta a las demás ciudades del entorno, donde no es extraño que haya género comercial en la calle, junto a las tiendas.

nueva ordenanza

El concejal de Vías Públicas, Alfonso Gurpegui, asegura que “aún no se ha decidido si se cobrará por el uso de todos los espacios públicos que regule la nueva ordenanza”.

dinero para la ciudad

OTA. La OTA, que cobra por el uso de parte del espacio público del Ayuntamiento, proporcionará a las arcas municipales 7,3 millones este año, según el prespuesto aprobado.

Aprovechamiento del uso público. Las cuentas contemplan ingresos de 250.000 euros por distintos conceptos como, por ejemplo, contenedores, venta ambulante, reserva de estacionamiento para el tren Txu Txu y el autobús turístico, entre otros.

Vallas, andamios. 280.000 euros.

Mesas y sillas de los bares. 1,3 millones de euros prevé ingresar el Consistorio por las terrazas de hostelería este año.

Entrada de vehículos. Por los vados de garajes y talleres, entre otros pasos, el Ayuntamiento ingresará 447.000 euros.

Toldos, sombrillas y carpas. La previsión de ingresos es de 527.000 euros.

ingresos

53

Los ingresos por tasas, no solo relacionadas con el espacio público, sino también con distintos servicios, ascenderán a 53 millones de euros en el presupuesto de este año.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902