Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
‘MAYO DE 1940’

El éxodo menos conocido

La película está basada en la experiencia de la madre del director y en testimonios reales

CHRISTIAN CARION LLEVA A LA GRAN PANTALLA EL ÉXODO DE MAYO DE 1940 EN Francia, CUANDO OCHO MILLONES DE PERSONAS Huyeron DE LA INVASIÓN ALEMANA

Viernes, 6 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:15h

La caravana de exiliados de un pueblo del Norte de Francia, en su huida de la invasión alemana.

La caravana de exiliados de un pueblo del Norte de Francia, en su huida de la invasión alemana.

Galería Noticia

La caravana de exiliados de un pueblo del Norte de Francia, en su huida de la invasión alemana.

En mayo de 1940, millones de personas se lanzaron a las carreteras huyendo de la ofensiva alemana. Setenta y seis años después, las terribles imágenes de miles de refugiados sirios e iraquíes en busca de un futuro en Europa recuerdan demasiado a las que en su día protagonizaron belgas, holandeses y franceses tratando de escapar del régimen nazi. El paralelismo entre ambos episodios es inevitable. Por eso, el director de Mayo de 1940, Christian Carion, ha tenido que defenderse de quienes han querido ver un mensaje político detrás del filme. “Empecé a escribir la historia en 2012, pero creo que, desgraciadamente, mi película llega en el momento adecuado, en el sentido de que no podemos olvidar que nosotros mismos tuvimos que echarnos a la carretera. Las fronteras de hoy no son las mismas que las de mayo de 1940, pero el sentimiento de estar exiliado en alguna parte es el mismo”, ha señalado el director francés.

El cuarto largometraje de Carion recupera el éxodo que vivieron millones de franceses durante la Segunda Guerra Mundial a través de la historia de los habitantes de un pueblecito del norte de Francia que abandonan su hogar para huir de la invasión alemana. En su escapada se llevan a un niño alemán, cuyo padre, un opositor al régimen nazi, ha sido encarcelado en la ciudad de Arras por haber mentido acerca de su nacionalidad. Liberado en el caso que sigue a la invasión, sale a buscar a su hijo acompañado por un soldado escocés que intenta volver a casa.

Testimonios realesAunque la familia y sus vivencias personales han estado presentes en todos los filmes del realizador galo, en el caso de Mayo de 1940 el vínculo familiar con la historia es todavía mayor, ya que su madre fue una de las ocho millones de personas que se vieron obligadas a dejar su casa, situada en el pequeño pueblo de Lebucquière, en Pas-de-Calais. “Esta película ha sido el regalo que le he hecho a mi madre en su noventa cumpleaños. Ella me contó la historia y me dijo que fue uno de los mejores meses de su vida. Para una niña de 14 años dejar el colegio de un día para otro fue genial. Su papel en el grupo consistía en adelantarse con su bicicleta para ver si el camino estaba despejado”, recuerda Carion.

El rodaje tuvo lugar en una región francesa que fue testigo del éxodo y todos los figurantes proceden de familias que vivieron esta historia en sus propias carnes

Para conseguir que el relato fuera fiel a la realidad, el cineasta no solo se basó en la experiencia de su madre sino que recogió el testimonio de numerosas personas durante meses. Lanzó una llamada a colaborar en los medios de comunicación locales y la respuesta fue impresionante. Recibió una avalancha de cartas, diarios e incluso grabaciones que nietos habían obtenido de sus abuelos.

Los horrores de la guerra también han quedado reflejados en la cinta y Carion no ha querido ocultar la realidad del éxodo. Desde los ataques mortales de los bombarderos alemanes y los cuerpos ensangrentados tirados en las cunetas y en los campos del norte de Francia, hasta las actitudes inhumanas que adoptaron numerosos comerciantes y granjeros, que se aprovecharon de la necesidad de víveres de los exiliados para hacer su agosto.

El método de rodaje El rodaje se llevó a cabo en Pas-de-Calais, una región francesa que fue testigo del éxodo. Todos los figurantes procedían de familias que habían vivido la historia. La logística de grabación fue bastante complicada porque había que filmar a la vez a los actores principales y lo que ocurría en los carros, un convoy que recorría 300 metros. La solución del realizador fue contratar a un cámara, como una especie de gemelo del director de fotografía Pierre Cottereau. “Se colocó cámara en mano en medio de los figurantes. Estaba con ellos y rodaba todo lo que ocurría a su alrededor. En el montaje, estas imágenes fueron muy útiles porque captaban la vida del convoy. Nos permitió encontrar una autenticidad en los rostros y en las actitudes que nunca pensé conseguir”.

La música de Mayo de 1940 corre a cargo de Ennio Morricone, recientemente galardonado con un Oscar a la mejor banda sonora por Los odiosos 8, quien no necesitó mucho tiempo para aceptar la propuesta que le hizo Carion.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902