Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
politika

Rajoy admite que no le apetecen los debates entre candidatos

Participará porque es un deber democrático, pero no aclara si se prestará a discusiones a cuatro

Míriam Vázquez - Jueves, 5 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Pedro Sánchez y Rajoy, durante el encuentro que mantuvieron en la primera ronda de contactos para formar Gobierno.

Pedro Sánchez y Rajoy, durante el encuentro que mantuvieron en la primera ronda de contactos para formar Gobierno. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Pedro Sánchez y Rajoy, durante el encuentro que mantuvieron en la primera ronda de contactos para formar Gobierno.

Donostia- La falta de acuerdo entre los partidos para proclamar a un nuevo presidente español ha abocado a repetir las elecciones el 26 de junio, y las formaciones llevan varias semanas intentando sacudirse la culpa apostando por recortar gastos y hacer una campaña menos gravosa y tediosa para los ciudadanos. No obstante, todo apunta a que volverá a caracterizarse por una sobreexposición de los presidenciables a los medios de comunicación y los debates televisivos. En ese contexto, el presidente en funciones, Mariano Rajoy, continúa dubitativo y no aclara si acudirá solamente al debate cara a cara con el socialista Pedro Sánchez, o si esta vez se prestará a los debates a cuatro, donde delegó su representación en la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría con el argumento de que Podemos y Ciudadanos no tenían presencia en el Congreso y solo pensaba debatir con el líder de la oposición. Ahora esa situación ha cambiado, los dos partidos tienen representación, y el PP señala que Rajoy no tiene miedo a ningún formato, pero lo cierto es que no aclara si acudirá, y será el jefe de campaña quien decida. Rajoy ya dijo ayer que no le “apetecen” demasiado los debates, pero que es una cuestión democrática acudir.

El presidente en funciones se desnudó ayer al admitir que “a nadie le apetecen los debates” en campaña porque “exigen un gran esfuerzo” y no son “algo cómodo”. A renglón seguido, matizó que no se trata de que le apetezca o no, sino de “cumplir estándares democráticos razonables”. Según dijo en la Cadena Ser, participar es una “gran responsabilidad” y requiere mucha preparación y “hacerlo bien”, pero matizó que son las reglas del juego. “Pero si me pregunta si es algo que me genere entusiasmo... Tendré debates en campaña, no sé de qué tipo. No se trata de que me apetezca, sino de cumplir estándares democráticos razonables”, dijo.

Rajoy ha limitado su exposición pública en los últimos meses para no sufrir ningún desgaste. En campaña solo acudió al debate a dos, y después de las elecciones no ha querido siquiera presentarse a la sesión de investidura porque sabía que carecía de apoyos y no quería proyectar una imagen de derrota. Su paso por el debate a dos tampoco fue un camino de rosas y guarda muy mal recuerdo de él, ya que Sánchez lo llamó indecente por los casos de corrupción que salpicarían al PP. Rajoy no supo cómo encajar el golpe. Se quedó atónito unos segundos y terminó lanzando una retahíla de descalificaciones contra el socialista, a quien tildó de “ruin, mezquino y miserable”. “Va a perder las elecciones”, remató.

En ese sentido, que participara ahora en todos los debates supondría un viraje de primer orden y una maniobra arriesgada, ya que se expone a una guerra sin cuartel donde aflorarían todos los casos de presunta corrupción, la relación del exministro Soria con empresas en paraísos fiscales, o la amnistía fiscal a la que se habría acogido la mujer de su también exministro Cañete. Cabe recordar que Rajoy está aislado políticamente y que Ciudadanos, el partido más cercano al PP y el único que puede facilitarle la investidura, pide su cabeza a cambio de apoyar un gobiernopopular.Dado el carácter de Rajoy, poco propenso a las sorpresas y el riesgo, no entra dentro de los pronósticos que participe en todos los debates, aunque ayer dejó la puerta abierta. Dentro de su estrategia de ostracismo, tampoco ha liderado ninguna negociación con los partidos, con el argumento de que Sánchez le dio un portazo en su primera reunión y le quitó las ganas de seguir intentándolo. Además, se ha negado a someterse al control del Congreso esgrimiendo que su gobierno se encuentra en funciones.

Ya hay dos ofertas sobre la mesa por parte de las televisiones. RTVE ha invitado a Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos) a participar en un debate a cuatro el 20 de junio. La cadena celebrará también un debate a siete con las formaciones representadas en el Congreso. Atresmedia ha lanzado igualmente su propuesta para reeditar el debate a cuatro de la pasada campaña, en el que participó la vicepresidenta en lugar de Rajoy. Tendría lugar el 16 de junio.

críticas de la oposiciónDesde el PSOE, su secretario de Organización, César Luena, avisó de que piensa pedir a Rajoy que acuda a todos los debates, “a cuatro, a cinco o los que haya”. “No vale esconderse, Rajoy. No vale mandar a Soraya, Rajoy. Hay que dar la cara”, retó. Desde Podemos, Íñigo Errejón pidió que participe en los debates por respeto al pueblo y, si no, que “no se meta en política”, espetó. Por parte de Ciudadanos, su vicesecretario José Manuel Villegas interpretó que Rajoy solo se siente cómodo en la España de las mayorías absolutas, cuando en la nueva etapa hacen falta líderes que “rindan cuentas”. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, matizó que Rajoy no tiene miedo a debatir “a cuatro o a dos” y que la decisión la tomará el jefe de gabinete de Moncloa, Jorge Moragas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902