Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El país de la UE que no acoja refugiados pagará por ello

Bruselas pide sancionarle con 250.000 euros por cada uno de los que le habrían correspondido

Jueves, 5 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Los refugiados usan las alambradas para colgar la ropa.

Los refugiados usan las alambradas para colgar la ropa.

Galería Noticia

Los refugiados usan las alambradas para colgar la ropa.

bruselas- La Comisión Europea (CE) propuso ayer que los turcos puedan entrar en la UE sin visado para finales de junio si Ankara cumple con las últimas condiciones, y que los Estados miembros paguen por no participar en el futuro sistema de reparto de demandantes de asilo para situaciones de crisis. La propuesta para liberalizar los visados con Turquía responde al compromiso asumido por la UE en el plan firmado entre los Veintiocho y Ankara para rebajar el flujo de refugiados hacia Europa, aunque los países comunitarios y la Eurocámara deben aún aprobarlo. “Si Turquía sigue por el mismo camino, podrá cumplir con los requisitos” que quedan pendientes, que son cinco del total de 72, expresó su esperanza el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans.

Éstos hacen referencia a la lucha contra la corrupción, la protección de datos, la colaboración judicial con todos los Estados miembros, una cooperación reforzada con Europol y la revisión de la legislación y las prácticas contra el terrorismo. Fuentes comunitarias indicaron que lo más complicado será alinear esas prácticas con las de la UE, de manera que no se identifique como terrorista a ciertos periodistas o académicos. En cualquier caso, las fuentes recordaron que la libertad de prensa en sí “no es un requisito” en la hoja de ruta.

“progreso impresionante” turcoPor otra parte, la CE, que reconoció el “progreso impresionante” de Turquía, se dio por satisfecha con los plazos en los que el país deberá formalizar otros dos requisitos: la implantación de pasaportes biométricos y la revisión del acuerdo UE-Turquía de readmisión, que estará en vigor desde el 1 de junio.

En el caso de los pasaportes, Turquía empezará a emitir documentos con los datos de las huellas dactilares y la imagen facial en su chip desde junio (unos 10.000 diarios), y tendrá hasta finales de año para actualizarlos. El precio de un pasaporte biométrico para los ciudadanos turcos será de unos 200 euros, según fuentes europeas, que apuntaron que ese monto elevado garantizará que el viajero pueda mantenerse por sus propios medios durante su estancia en la UE. Los líderes de los diferentes grupos de europarlamentarios y el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, dijeron ayer que no habrá “atajos” en la tramitación, y tampoco considerarán la propuesta antes de que Turquía haya “cumplido todos” los requisitos y la CE haya aportado “garantías por escrito” de que ése es el caso.

La liberalización se aplicará en todos los Estados miembros menos en Irlanda y el Reino Unido y en los cuatro países asociados al sistema Schengen -Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza-, concernirá sólo a estancias cortas y no dará derecho a trabajar en la UE. Ante la proximidad de la exención de visados para Turquía, pero también para Kosovo, Ucrania y Georgia, los países miembros de la UE han reclamado a la CE en el contexto de la actual crisis migratoria que refuerce el mecanismo de suspensión temporal de la exención de visados en determinadas circunstancias.

Por ello propuso ayer relajar los motivos que los socios europeos pueden alegar para reintroducir temporalmente los visados y acortar el periodo desde que presenten sus motivos hasta que la CE les dé una respuesta.

Bruselas ha optado por mantener el discutido principio de que el responsable de gestionar la demanda de asilo es el Estado por el que accede a la UE el solicitante, pero suguiere completarlo con un mecanismo de reparto hacia los demás socios comunitarios cuando ese país de entrada se vea desbordada al superar el 150 % de su capacidad de acogida. Los Estados miembros que no deseen participar en ese reparto de emergencia podrán ser excluidos previo pago de 250.000 euros por refugiado al país que sí acepte recibirlos, una cantidad que tiene un carácter sancionador o disuasorio. Tampoco participarán los países que ya tengan su capacidad de acogida al 100 %, mientras que otros, como el Reino Unido, Irlanda y Dinamarca, que gozan de distintas cláusulas de participación, tendrán la opción de elegir si quieren formar parte del sistema. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902