Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Politika

PNV y PSE se sondean para un gobierno de coalición en Gasteiz sin el escollo de Andoain

Se reúnen esta semana y los socialistas ya no condicionan el pacto a su deseo de gobernar en la localidad guipuzcoana

Míriam Vázquez - Martes, 3 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

El alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, y el portavoz socialista, Peio López de Munain, en la rueda de prensa en la que presentaron su acuerdo de estabilidad.

El alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, y el portavoz socialista, Peio López de Munain (Josu Chávarri)

Galería Noticia

El alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, y el portavoz socialista, Peio López de Munain, en la rueda de prensa en la que presentaron su acuerdo de estabilidad.

Donostia- Las ejecutivas alavesas de PNV y PSE se reunirán esta semana para analizar si es posible estrechar su colaboración en el Ayuntamiento de Gasteiz hasta el punto de forjar un gobierno de coalición. El jeltzale Gorka Urtaran gobierna en minoría con cinco escaños sobre un total de 27, pero el acuerdo de estabilidad forjado con los cuatro representantes socialistas le proporciona cierto colchón de seguridad. La gobernanza no se le está haciendo tan cuesta arriba como cabría deducir, e incluso tiene los Presupuestos aprobados con un apoyo casi unánime, pero el alcalde persigue una mayor estabilidad y, sobre todo, poner fin a la anomalía que supondría que Gasteiz sea la única gran institución del ámbito municipal y foral donde los dos partidos no gobiernan en coalición. PNV y PSE comparten ejecutivo en las tres diputaciones de la comunidad autónoma y en las otras dos capitales, Bilbao y Donostia, pero el pacto en Gasteiz se vio frustrado por un desencuentro registrado a kilómetros de distancia, en Andoain, donde los socialistas aspiraban a gobernar y no lo lograron por el voto en blanco de uno de los ediles del PNV, un independiente que habría actuado contra el criterio de la formación jeltzale. No obstante, ese episodio quedará al margen de las negociaciones. Fuentes socialistas explican a este diario que el análisis será exclusivamente alavés y no se vinculará al destino de Andoain.

La localidad guipuzcoana había sido hasta ahora el principal escollo para profundizar en la relación entre ambos partidos en Gasteiz. La líder de los socialistas alaveses, Cristina González, había respondido a las peticiones de mayor estabilidad lanzadas desde el PNV con un recordatorio del patinazo en Andoain e instando a revertir lo sucedido en la jornada de proclamación de alcaldes de junio de 2015. Con el tiempo, las aguas parecen haber vuelto a su cauce y los socialistas están dispuestos a negociar desde un prisma exclusivamente alavés. Las fuentes consultadas recalcan ese punto y, como prueba, señalan que las negociaciones se llevarán a cabo a nivel territorial y no entre las ejecutivas vascas. Las conversaciones quedarán en manos de Cristina González y su homólogo jeltzale José Antonio Suso. “Se resolverá pensando qué es lo mejor para Álava”, abundan.

El diálogo ha quedado desbloqueado pero aún no se pueden avanzar resultados. Los socialistas puntualizan que podrían llegar a la conclusión de que el pacto de estabilidad con Urtaran es una fórmula suficiente para garantizar el normal funcionamiento del Ayuntamiento y podrían, por tanto, rechazar el gobierno de coalición. El PNV ya gobierna con esa fórmula en la comunidad autónoma, con los socialistas vinculados únicamente a un pacto sobre empleo, políticas públicas y fiscalidad que permite al lehendakari aprobar sus Presupuestos, mientras el PSE se reserva el derecho a ejercer la oposición en otros ámbitos. A pesar de que han surgido rumores de manera cíclica sobre un gobierno de coalición a nivel de la comunidad autónoma, nunca ha terminado de suceder.

El PNV lleva semanas trabajando a distintos niveles para propiciar un acuerdo más estrecho en el Ayuntamiento, y confirma que esta semana tendrá lugar una reunión. El gobierno de coalición podría estar más cerca una vez aparcada la discrepancia sobre Andoain, que solo podía reconducirse con una moción de censura contra la alcaldesa Ana Karrere, de EH Bildu. De manera extraoficial, en algunos círculos se menciona que la compensación a los socialistas podría ser otra y tener relación con los presupuestos de las instituciones del PSE, que ahora gobierna nueve municipios en la comunidad autónoma. De todos modos, la negociación será en principio territorial y la reunión tendrá por objeto hacer seguimiento del pacto de estabilidad de ambos partidos en las instituciones alavesas. Es ahí donde se incardina el análisis de la situación en Gasteiz, donde la predisposición al diálogo es buena por ambas partes.

la campañaDurante todo este tiempo, el PNV ha defendido la tesis de que el verdadero problema no era Andoain. Desde que Urtaran logró la alcaldía, el PP emprendió una durísima campaña para restar legitimidad al nuevo equipo local, que había desbancado a Javier Maroto a pesar de que triunfara en las elecciones. Los populares presionaron al socialismo para que no compartiera gobierno con un partido que había logrado la alcaldía con los votos de EH Bildu. Ese discurso podía interferir en la campaña del socialista Pedro Sánchez para las generales de diciembre, y el PNV pensaba que era el temor al PP lo que taponaba el acuerdo. Una vez superados los comicios, la situación podría reconducirse. Ahora, sin embargo, llega otra campaña por la repetición de las generales. Las fuentes socialistas consultadas, no obstante, creen que la campaña “no tiene por qué afectar” a Gasteiz. El acuerdo llegará antes de las elecciones o después, pero será siempre en función de “lo mejor para Araba”.

El alcalde, por su parte, apostó por “ser flexible”. Quiso puntualizar que el gobierno municipal “está funcionando adecuadamente y resolviendo las cuestiones del día a día”, pero admitió que es partidario de los gobiernos de coalición porque, aunque no sea “una necesidad técnica”, son preferibles a un gobierno monocolor “desde una perspectiva política y social”. Tras las elecciones municipales y forales de mayo, PNV y PSE pactaron gobernar en coalición en las tres diputaciones, y dejar libertad en los ayuntamientos, aunque siempre bajo la premisa de no obstaculizar la investidura del socio. Allí donde ninguno hubiera ganado las elecciones, se comprometían a facilitar la proclamación del más votado de entre ellos dos si es que lo pedía.

Los socialistas pidieron gobernar en Andoain, aunque las elecciones las había ganado EH Bildu. Ese punto lastró las negociaciones por la resistencia del grupo local del PNV, que recordaba cómo en 2003 ganó las elecciones y fue desalojado por el pacto PSE-PP. Tras largas deliberaciones, se acordó facilitar la investidura socialista, pero un edil independiente se descolgó del acuerdo. El PSE decidió pagar con la misma moneda en Gasteiz, absteniéndose en la investidura de Urtaran. Su proclamación estuvo en serio peligro durante unos minutos, pero finalmente pudo ser alcalde con los votos de EH Bildu, Irabazi y la plancha avalada por Podemos.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902