Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
María del Vado Agente en prácticas de la unidad de tráfico en Araba

“Las chicas tienen miedo a las pruebas físicas, pero podemos hacer lo que queramos”

A punto de cumplir 31 años como ertzaina, Anabel Fano, de la quinta promoción, se declara una agente totalmente vocacional y mantiene intacta la ilusión

Una entrevista de C. C. Borra Fotografía de J. M. Martínez - Domingo, 1 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Maria del Vado

Galería Noticia

Maria del Vado


Donostia – Aunque aún sigue en periodo de prácticas tras graduarse el pasado septiembre, esta agente de 35 años se encuentra absolutamente satisfecha en la Ertzaintza y anima a otras mujeres a unirse a este cuerpo policial.
A la hora de presentarse a un proceso de selección para ingresar en la Ertzaintza, ¿las mujeres son más reticentes, se animan menos que los hombres?
–Parece que sí, pero no sé por qué razón. Me imagino que será algo cultural, hasta ahora igual se ha visto al hombre como policía. Y luego parece que se relaciona este trabajo con estar siempre en altercados graves, y realmente no es así, el 80% consiste en ayudar a la gente, es un trabajo asistencial.
Un factor importante será informarse de en qué consisten estos procesos selectivos.
–Mi experiencia personal es que a las amigas a las que les digo “por qué no os presentáis”, me responden que por las pruebas físicas. Pero cuenta mucho más el estudiar, los psicotécnicos y la personalidad que las pruebas físicas. También el tipo de trabajo, ya que realmente no estamos ocho horas metidos en peleas y yendo detrás de ladrones. Pero creo que está cambiando la idea de que esto es para chicos, cada vez se animan más chicas.
¿Cómo es la convivencia en un cuerpo policial formado mayoritariamente por hombres? ¿Las mujeres hacen piña entre sí?
–No, aquí estoy tanto con unas como con otros. Sí es verdad que cuando estás en la Academia juntan a las chicas con las chicas y a los chicos con los chicos, e igual haces más piña con las de tu habitación, pero no por ser mujeres sino porque pasas más tiempo con ellas. Por lo demás, desde mi experiencia me veo como una más. En el grupo en que estoy ahora son todos chicos exceptuándome a mí, y me siento como cualquier otro de ellos.
¿Y en la relación con el ciudadano? ¿Se respeta por igual a los agentes que a las ertzainas?
–Yo no he visto diferencias por ser mujer, lo único que me ha sorprendido fue el otro día, que había una niña con su ama y cuando me vio dijo “hala, una chica”. Le pregunté “¿no habías visto a una policía chica?”, me dijo que no y me sorprendió un poco.
¿Imponen más unos que otras?
–No creo que sea por el hecho de ser hombre o mujer, sino que una persona grande siempre impone más, es más por la apariencia. Al final, las formas, el saber estar, el mantenerte firme y la educación hacen que también te respeten. No he percibido que los ciudadanos me den un trato diferente por ser mujer, incluso al contrario, que les alegraba y agradecían el trato, por ejemplo en un control.
¿Y por el hecho de estar en periodo de prácticas? ¿Hay diferencias?
–Aunque estés de prácticas en la calle eres como uno más, te sientes protegido por tus compañeros porque siempre estás con alguien que sabe más que tú, pero al final trabajas como cualquier otro, no hay diferencias.
En la labor policial, ¿hay tareas que es más apropiado que lleven a cabo las mujeres?
–Hay trabajos que sí requieren que sea una chica, por ejemplo a la hora de hacer un cacheo: si se lo vas a hacer a una mujer, es preferible que lo haga otra mujer para que no haya malentendidos, aunque sea un profesional el que lo haga. En la violencia de género también es mejor que una chica pueda atender a una mujer maltratada por un hombre. Aunque un agente lo puede hacer muy bien, a priori esa víctima va a ser reticente porque es un hombre el que la ha agredido.
¿Sería importante que las mujeres accedan a más puestos de responsabilidad en la Ertzaintza?
–Claro, se puede ascender por igual, lo que pasa es que somos un porcentaje menor, por lo que hay menos mandos. Pero repito que el porcentaje de las pruebas físicas es bastante menor en el conjunto de la puntuación de una oposición. Al final es el miedo que tienen las chicas, pero físicamente podemos hacer lo que queramos. Yo animo a mi entorno, a las chicas y a los chicos, porque estoy muy contenta.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902