Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

Una lucha desde el manicomio hasta la dignidad

La Asociación Guipuzcoana de Familiares y Personas con Enfermedades Mentales, Agifes, celebra sus 30 años trabajando por los derechos de este colectivo. Surgió en una difícil situación, tras la reforma psiquiátrica de 1985

Un reportaje de Alicia Zulueta. Fotografía Gorka Estrada - Sábado, 30 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Agifes premia a Peio Pikabea, al obispo José María Setien que no pudo asistir, al juez Iñaki Subijana, a la socia Nieves Aluztiza y a la gerente Ruth Encinas por su 30 aniversario.

Agifes premia a Peio Pikabea, al obispo José María Setien que no pudo asistir, al juez Iñaki Subijana, a la socia Nieves Aluztiza y a la gerente Ruth Encinas por su 30 aniversario.

Galería Noticia

Agifes premia a Peio Pikabea, al obispo José María Setien que no pudo asistir, al juez Iñaki Subijana, a la socia Nieves Aluztiza y a la gerente Ruth Encinas por su 30 aniversario.

“No se entendía el paso de un manicomio a una rehabilitación en el entorno de la persona”

las personas con enfermedades mentales siempre han tenido que superar obstáculos añadidos a sus propias patologías. En los años ochenta eran tomados por locos y encerrados en manicomios, sumado al rechazo en la sociedad y a la inacción institucional. En 1985, se reconoció por fin el derecho de estas personas a recibir un tratamiento adecuado dentro del ámbito comunitario, y no apartadas de la sociedad. En esta situación nació la Asociación Guipuzcoana de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Agifes), que celebró ayer sus 30 años de vida.

El recorrido arrancó desde un escenario negro, pero los esfuerzos por mejorar la calidad de vida de este colectivo han culminado en que ahora 900 guipuzcoanos tienen acceso a una amplia gama de servicios de atención, asesoramiento y ocio.

“Agifes surgió, junto con el resto de asociaciones del Estado, a raíz de la reforma psiquiátrica que puso fin a la reclusión sistemática de las personas con enfermedad mental en los antiguos manicomios”, explicó en el evento de celebración celebrado ayer en Donostia el presidente de la asociación, Vicente Areta. “El cierre de esos centros hizo evidente la falta de recursos comunitarios para atender a nuestro colectivo”, añadió. Así, fueron las familias quienes buscaron soluciones.

Endika Zubeldia es el trabajador más antiguo de la asociación, con 24 años en Agifes a sus espaldas. Cuando llegó, en 1992, la asociación era “muy pequeña” y su situación, complicada. “Hacía pocos años de la reforma psiquiátrica y estaba instalada la mentalidad antigua con muchas reservas culturales”, contó. Los afectados eran “los primeros interesados” en acercarse a Agifes.

Sin embargo, ni la sociedad, ni la mayoría de las instituciones estaban muy por la labor. “No se entendía el paso de un manicomio a un hospital y a una rehabilitación en el entorno de la persona”, explicó. Cómo van a andar los locos entre nosotros... se llegaba a decir. “Costó mucho crear todo ese tejido organizativo de las instituciones”, admitió y rememoró que al principio, mientras el Ayuntamiento de Hernani se mostró sensible con el tema, los consistorios de otros pueblos no se atrevían.

Pero la asociación fue dando pasos y viendo sus frutos. “Empezó la globalización y nos llegaban noticias de Estados Unidos y Noruega, que son referente en estas cosas”, lo que les animaba a continuar. A día de hoy “todavía falta mucho”, pero el colectivo cuenta con tres centros en Gipuzkoa, dos en Donostia y uno en Eibar;con siete pisos tutelados y con multitud de servicios de atención y tiempo libre.

La asignatura pendiente sigue siendo la sensibilización, porque para Zubeldia, cambiar los intereses personales es muy difícil. Aunque, para ello, Agifes cuenta con una comisión de sensibilización encargada de crear acciones como la Carrera Solidaria 5 millas por la salud mental para visibilizar al colectivo.

“Agifes es actualmente una entidad de referencia en el ámbito de la salud mental en Gipuzkoa, con más de 900 socios. Y nuestras puertas están abiertas a cualquiera que precise ayuda”, afirmó el presidente. Aunque quede “mucho trabajo por hacer”, sienten que van “por buen camino” y cada año atienden a más personas. “Nuestro objetivo será poner lo máximo de nuestra parte para garantizar la mejor calidad de vida posible para nuestros usuarios y sus familiares”, concluyó Areta, solicitando al ámbito institucional que “cree más estructuras y servicios que permitan atender a un mayor número de personas”.

La jornada culminó con una entrega de premios para homenajear a aquellas personas que han ayudado a Agifes a llegar a las tres décadas. Por luchar por los derechos de estas personas en el ámbito judicial, el primer homenajeado fue el presidente de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa, Iñaki Subijana. La continua implicación de la Iglesia fue reconocida con un premio para el obispo emérito de Donostia, José María Setien. Asimismo, como símbolo de reconocimiento al trabajo de todos los familiares que han construído la asociación, fue galardonada Nieves Alustiza, una de las primeras socias de Agifes. Y en nombre de todos los trabajadores y de sus usuarios, la gerente Ruth Encinas y el usuario más antiguo Peio Pikabea, cerraron el turno de galardones.

en eibar


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902