Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
El Ejecutivo de Markel Olano

La diputación espera iniciar tres de sus proyectos estratégicos antes de que acabe el año

Las licitaciones de la incineradora, el desdoblamiento de Deskarga y la regeneración de Pasaia ya se ultiman
El coste de los proyectos asciende a más de 270 millones de euros

Iraitz Astarloa - Sábado, 30 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:15h

donostia- El Ejecutivo de Markel Olano accedió el pasado verano a la Diputación foral con una clara hoja de ruta: un Plan Estratégico de 40 páginas con 50 objetivos para ocho departamentos forales y que definía 175 líneas de actuación concretas hasta 2019.

Desde entonces, y cuando todavía no se ha cumplido el primer año de Gobierno, el Ejecutivo foral ya ha activado los procesos para poner en marcha tres de sus proyectos bandera: la construcción de la incineradora de Zubieta, la culminación de la carretera de Deskarga y la regeneración de la bahía de Pasaia.

Los tres proyectos tendrán un desarrollo paralelo en el tiempo: la licitación de todos ellos se espera para comienzos de verano, mientras que la adjudicación de las obras tendrá lugar a partir de septiembre. Así, si los plazos se cumplen y todo se desarrolla conforme lo anunciado, las obras comenzarán antes de que acabe el año en todos los casos, si bien el plazo de ejecución será distinto para cada uno de ellos: 33 meses en el caso de la incineradora, 27 meses para Deskarga y entre ocho y diez años en el caso de la regeneración de la bahía de Pasaia. El coste de estos tres proyectos ascenderá a más de 270 millones, si bien no todos serán financiados por la Diputación.

Todo listo para licitar la incineradoraLa construcción de la incineradora de Zubieta parecía difícil de encarrilar, después de que la pasada legislatura el Gobierno de Martin Garitano paralizara la ejecución del anterior proyecto, indemnizara a las constructoras por ello, y renunciara así a la financiación obtenida por el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Sin embargo, tras diez meses de legislatura el proyecto parece encarrilado.

Tras un primer trabajo de reelaboración de la prognosis de la basura que se genera anualmente en el territorio, el Departamento de Medio Ambiente readaptó el proyecto a las actuales necesidades.

Además, el departamento que dirige José Ignacio Asensio ha tenido que optar por cambiar el modelo de construcción y explotación de la planta, que se encargará a una empresa o complejo de empresas externas, fruto de un concurso público.

Según desgranó Asensio, la licitación se pondrá en marcha por 200 millones de euros que seran asumidos íntegramente por la empresa adjudicataria “a su cuenta y riesgo”. A cambio, podrá explotar “la energía producida más un pago por el servicio” que será abonado por GHK. Este pago estará condicionado por la construcción de las infraestructuras “en tiempo y forma” y por el posterior funcionamiento de la planta.

Esta empresa tendrá un plazo máximo de 33 meses para poner en marcha el complejo de Zubieta, que contará con cuatro plantas: una de tratamiento mecánico-biológico (TMB), la incineradora propiamente dicha, una de biometanización y una de valorización de escorias.

El proyecto cuenta ya con el permiso ambiental que requiere este tipo de instalaciones, por lo que el horizonte de las obras parece despejado tras cuatro años de paralización.

No obstante existen más dudas acerca del futuro que les espera a los residuos que se generan en el territorio. Gipuzkoa y Cantabria no terminan de cerrar un acuerdo para el traslado de la basura al vertedero cántabro de Meruelo durante los próximos cuatro años. Pese a la buena disposición inicial del Gobierno de Cantabria, el acuerdo será debatido primero en el parlamento cántabro, donde por el momento no cuenta con la mayoría suficiente para salir adelante.

El precio de licitación se dispara un 71% en deskargaLa construcción de la carretera de Deskarga (GI-632) se ha convertido en un quebradero de cabeza para los últimos Gobiernos forales. Cuando parecía que la construcción estaba encarrilada, el departamento que la legislatura pasada dirigía Larraitz Ugarte decidió interrumpir las obras unilateralmente debido al elevado sobrecoste que el proyecto estaba sufriendo, que iba a superar el 10% que permite la Ley de Contratos Públicos modificada en 2011.

Así, el nuevo Ejecutivo foral accedió al Gobierno con la firme voluntad de terminar el tramo de 4,2 kilómetros que separa Antzuola de Bergara y que es la distancia que falta para culminar el desdoblamiento de Deskarga y culminar así la Rotonda de Gipuzkoa, es decir, el proyecto mediante el cual todos los municipios del territorio contarán a menos de 15 kilómetros con alguna vía de alta capacidad.

Una de las primeras actuaciones de Aintzane Oiarbide como diputada fue precisamente reparar el talud desprendido en este tramo en julio de 2014, que contó con un presupuesto de 2,2 millones de euros.

Esas obras concluyeron con éxito el pasado enero y ahora, los esfuerzos se centran en concluir lo que resta del tramo. Sin embargo, los problemas y las dificultades no han terminado para el Departamento de Infraestructuras Viarias. En febrero, Oiarbide se aventuraba a afirmar que el precio de licitación de la obra sería de 33 millones de euros (que se sumarían a los 41 millones ya gastados en la anterior legislatura).

No obstante, una serie de estudios geotécnicos que alertan de la complicada orografía de la zona y de los problemas que podrían derivarse de esta causa, han llevado a la Diputación a estimar que costará 55 millones (un 71% más) y ampliar su plazo de ejecución de 24 a 27 meses. El proceso se pondrá en marcha antes del verano, a fin de que las obras queden adjudicadas en septiembre y puedan empezarse este año. De esta forma, el Gobierno foral espera tener concluida la carretera para marzo de 2019, justo al final de la legislatura, hecho al que se comprometió en la campaña electoral.

entre ocho y diez años para reflotar pasaialdeaEl último de los grandes proyectos que comenzarán a materializarse este mismo año es el de la regeneración integral de la bahía de Pasaia.

Tras 20 años de idas y venidas, el pasado septiembre el Consejo del Puerto acordó un Plan Especial para la zona, que esta misma semana ha recibido la luz verde del Consejo de Gobierno foral.

Este Plan Especial cuenta con una serie de actuaciones que se llevarán a cabo en cinco áreas distintas que abarcan una superficie de once hectáreas y un coste de 16 millones de euros que serán financiados a partes iguales entre la Diputación y el Gobierno Vasco.

Tras el plazo de presentación de alegaciones que se inicia ahora y que tendrá una duración de 45 días, la Diputación pondrá en marcha un proceso participativo con la “sociedad civil organizada” de la comarca de Oarsoaldea a fin de ultimar el proyecto definitivo. Este se licitará también en verano y se espera que las obras puedan iniciarse antes de que concluya 2016. Si bien, este proyecto no se concluirá “ni en un año ni en dos”, recordó la diputada de Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia, sino que se alargará durante al menos dos legislaturas, ya que está previsto que no finalice antes de “ocho o diez años”.

Además, a esta serie de actuaciones se sumarán otras diseñadas por los propios municipios que conforman la comarca (Pasaia, Errenteria, Lezo y Oiartzun), por un valor de 18 millones y que aspiran a obtener 9,3 millones de euros de los fondos europeos DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible Integrado). Los 9 millones restantes estarían financiados por la Diputación, se consigan o no estas ayudas europeas, cuya consecución se conocerá en un plazo de tres o cuatro meses.

las cifras

200

Millones de euros. Es el coste que tendrá construir la incineradora de Zubieta, si bien los gastos correrán a cuenta de la empresa adjudicataria, que a cambio podrá explotar la planta durante los próximos 30 años.


55

Millones de euros. Calcula la Diputación que podría costar la culminación del desdoblamiento de Deskarga, si bien el precio final se conocerá una vez se lleve a cabo la licitación. Estudios geotécnicos han alertado de la inestabilidad de la zona y han disparado el precio un 71% con respecto a lo anunciado inicialmente por la diputada Aintzane Oiarbide.


8

Millones de euros. Es lo que pagará la Diputación para comenzar con la regeneración integral de Pasaia. A ellos se sumarán otros 9 millones que financiarán una serie de proyectos que aspiran a obtener financiación de los fondos europeos DUSI.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902