Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

El fiscal no descarta emprender acciones contra el obispo de Baiona

Ordena abrir una investigación para esclarecer la denuncia de un caso de pederastia

Sábado, 30 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:15h

2 Frank Dolosor
Baiona – El fiscal de Baiona Samuel Vuelta Simon ha ordenado a la policía judicial abrir una investigación para esclarecer una denuncia por un caso de pederastia cometido en los años noventa por un sacerdote de Iparralde. El fiscal explicó ayer que la investigación tiene que esclarecer los hechos y determinar si han prescrito. La denuncia fue presentada el pasado 25 de septiembre por la madre de la victima y llegó anteayer al tribunal de Baiona.
Según esta denuncia, las agresiones sexuales se produjeron en 1990 en la localidad labortana de Hazparne y durante un viaje que el sacerdote acusado realizó a Polonia con la victima que tenía tan sólo 11 años. La denuncia menciona varias victimas, entre ellas un hombre de 38 años ya identificado y que podría ser llamado a declarar por la policía.
En una entrevista concedida al diario Mediapart, el párroco acusado ha confesado haber abusado de su sobrino. Además, en 2009 informó de lo ocurrido al obispo de Baiona, Marc Aillet.
Esta semana el propio obispo reconoció que sabía lo ocurrido pero que guardó silencio porque la familia no quería denunciar las agresiones sufridas por su hijo.
Acciones contra el obispo El fiscal de Baiona, Samuel Vuelta Simon, no descartó ayer emprender acciones contra más personas si la investigación policial señala que hubó más delitos. Anteayer, durante una multitudinaria comparecencia, en la que el obispo de Baiona se mostró muy tenso, Marc Aillet aseguró no arrepentirse de no haber denunciado las agresiones sexuales que calificó de “graves y dolorosas”. Aillet decidió suspender de su cargo al cura de Hiriburu y le ha enviado a una abadía en los Pirineos tras enterarse de que la madre de la victima denunció las agresiones y que el diario Mediapart comenzó a investigar el caso.
El escándalo es un nuevo golpe contra la Iglesia católica francesa, involucrada estos días en escándalos de pedofilia en la diócesis de Lyon. El propio obispo Aillet es protagonista de numerosas polemicas por su política al frente de la diócesis, que algunos sectores califican de integrista. Ahora sus detractores preguntan por qué no denunció los hechos y por qué tuvó que esperar a la denuncia formal de la familia para apartar al acusado de su puesto. l


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902