Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Aztertuz

Su fracaso parece culpa nuestra

La escenificación del acuerdo imposible ha llegado hasta el final y es obvio que nadie quiere ser responsable del fiasco

Iñaki González - Miércoles, 27 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:12h

borrar

Galería Noticia

borrar

Concluida la ronda de partidos, ha quedado en evidencia que no tenía ningún sentido. En la práctica, sólo ha servido para escenificar la enésima andanada de reproches cruzados entre los cuatro partidos españoles y para constatar que lo único que tenían que decirse entre sí, al jefe del Estado y a nosotros, los votantes, es que la culpa de este fracaso es de otro que no es cada uno de ellos. Vamos a ser nosotros, que no supimos votar bien en diciembre pasado y por eso nos quieren mandar a una convocatoria extraordinaria en junio.

A la dimensión del fracaso histórico y sin precedentes en la democracia española sólo la supera la vergonzante actitud de quienes aspiran a gobernarla. Hasta el último suspiro del proceso han mantenido todos ellos la prioridad de aparentar que realmente tenían un proyecto de gobierno. Una ficción. Pedro Sánchez no tuvo mimbres para ello porque nunca se los dieron en su casa. A cambio, le consolaron con el sonajero de Ciudadanos, que se le ha pegado a la mano hasta convertirse en parte de su imagen. La próxima campaña electoral presentará a un líder de enseña socialista encadenado a una propuesta de acuerdo con el nacional liberalismo de Albert Rivera. Fue Ciudadanos quien prestó a Sánchez el salvavidas que le ha sujetado como secretario general del PSOE y le ha ahogado como candidato a la investidura. Y ayer salió al paso de cualquier posibilidad de que alguien se tomara en serio la sugerencia in extremis de Compromís.

Hay que admitir que no era fácil tomársela en serio. Sobre la bocina y ante los micrófonos, el acuerdo del Prado más pareció el último acto de la comedieta que venimos padeciendo lo que llevamos de año. Estas cosas se negocian antes de lanzarlas a rodar o acaba pasando lo que ocurrió ayer, que se dejó rodar hasta que se perdió de vista. La respuesta socialista fue igualmente absurda. ¿A cuenta de qué hay qué convertir en razón de Estado el salvar el liderazgo de Pedro Sánchez en su partido? Así que pretender que se le acepte como presidente año y medio para que pueda afrontar con garantías el Congreso de su partido y hacerlo además con la carta blanca de dos presupuestos y un gobierno “técnico” pero monocolor al fin y al cabo, es mucho pretender sin que se escape alguna sonrisa.

Mientras, Pablo Iglesias y Mariano Rajoy llevan de campaña varias semanas y ayer se limitaron a reducir el día en un mero acto más de la misma. El primero con el mensaje fuerza con el que que pretende cabalgar hasta las urnas: “Soy el que más ha estado dispuesto a ceder y Sánchez no ha querido”. El segundo sigue administrando su presidencia cesante, que es buen sitio para hacer campaña. Se reclama como ganador del fracaso de diciembre y sabe que tiene bases para repetir en junio. Lleva días recordándonos lo malo que es tanta diversidad de voto y lo bien que ha vivido los últimos cuatro años en la incontestable tranquilidad del rodillo. Perdón, la mayoría absoluta. Y trasladan al ciudadano la responsabilidad de que no se repita el escenario. Que no, oiga, que el fiasco es suyo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902