Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Izagirre, el más puntual

El de Ormaiztegi vence el prólogo inaugural y lidera el Tour de Romandía tras una sobresaliente actuación

César Ortuzar - Miércoles, 27 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Ion Izagirre, líder del Tour de Romandía.

(Foto: Movistar Team)

Galería Noticia

Ion Izagirre, líder del Tour de Romandía.

donostia- En las cronos, aunque sean tan cortas como un prólogo, apenas un suspiro, todo son prisas porque a uno le toma las medidas el sastre relojero. En la fábrica de relojes más grande del mundo, Suiza, Ion Izagirre hizo una pausa. Detuvo el tiempo para pensárselo mejor. Un respiro. Paradinha. Un diálogo interior escueto. Tenía dudas. No sabía qué bicicleta emplear para medirse al cronómetro. Convencional o cabra. Un Hamlet en Romandía. Ser o no ser. Ion observó la estela que dejó Gorka, el mayor de los dos hermanos. Su referencia. Gorka se colgó a la tabla de los mejores registros con una bicicleta de contrarreloj. Ion concluyó que si a su hermano le había ido bien con la montura para abrirse paso por el segundero, él también debía montar en el mismo tipo de bicicleta. “Me ha servido de mucho, porque tenía dudas de si sacar la bicicleta normal o la de crono. Mi hermano ha hecho un buen tiempo con la cabra y por eso me he decidido a cambiar a última hora”, desveló. La actuación de Gorka fue el mejor consejo. Aparcó la bici de carretera Ion y se grapó a la cabra.

Tomada la decisión, Ion Izagirre fue un disparo por las calles de La Chaux-de-Fonds. Preciso. Exacto. Hizo diana. Izagirre, que brilló en la Flecha Valona y la Lieja-Bastogne-Lieja, exhibió su agitación en un recorrido esculpido por una subida y varios giros técnicos que demandaban potencia y control en un día acuoso, a ratos solo gris, en otros blanquecino por el aguanieve;peligroso y difícilmente gobernable. El agua encogió a algunos. No a los hermanos Izagirre, que evitaron el peor escenario y se expresaron en plenitud. Gorka fue la liebre de Ion. Mandó en las marcas durante un buen tramo. El pequeño, una vez atornillado a la cabra, lanzó un par de resoplidos en la rampa. Hombre bala. Salió cimbreando la cabra para coger velocidad y clavar los codos sobre el manillar de triatlón. Quería esconderse del aire. La mirada al frente. El sonido de la respiración colándose por el buzo aerodinámico, una piel traslúcida para que le resbalase el reloj. El impulso de Ion lo certificó un ritmo endemoniado, ágil, vibrante. En el repecho que partía el prólogo, Izagirre aleteó con furia. Se había adentrado con escafandra en la contrarreloj. Inmersión. Aislado como un monje en un monasterio, devoró la ascensión, con un 7% de desnivel, en un tic-tac.

En el descenso, un rápel que requería técnica y arrojo, Ion Izagirre se desabrochó. Tremendamente convencido, lejos del debate que se le presentó antes de la llamada al escaparate, el de Ormaiztegi apostó con todo. Trazó las curvas con maestría;rasurando cada ángulo, esquilando décimas aquí y allá para almacenar un lingote de segundos. Tumbó la bicicleta a un lado y al otro, sacudiéndola para ganar ventaja. Donde otros solo agarraban la maneta y corrían tiesos, efigies en bicicleta por miedo y temor a la huesera, Ion Izagirre se apuntó al dirt track. En esa bajada Ion Izagirre se puso en hora. Rebajó a Kwiatkowski. El guipuzcoano, que orbitaba entre los mejores marcas, aceleró aún más en el plano que embocaba a meta. “Sabía que estaba en buena forma después de las clásicas. Vi el recorrido a mediodía y me gustó. Las curvas de la llegada, entre las casas, eran un poco técnicas. Todo ha salido bien, estoy contento por la victoria y vamos a disfrutarla”, expuso Izagirre.

por encima de todosNi Tom Dumoulin, un percherón que adora la esgrima con el reloj, pudo entrometerse entre Ion y el laurel. El holandés fue seis segundos peor. Segundo. Tampoco le atrapó Chris Froome. Vencedor del Tour de Romandía en 2013 y 2014, no pudo cortarle las alas. El británico, con una bici convencional y la lluvia en las alforjas, con ese estilo zancudo, los brazos arqueados, se quedó a varias cuadras de Ion. Incluso Nairo Quintana, el líder del Movistar, cedió ante uno de los suyos sin protestar porque había despegado a Froome, muy precavido, en diez segundos. Una miga de sol para Nairo, al que la lluvia recortó las prestaciones, como a los últimos en asomar. Albasini se fue al suelo. Patinó en una de las curvas del descenso y se arrastró por el asfalto por el que levitó Izagirre. El vuelo supersónico situó a Ion en la pista de despegue antes que ningún otro. Destino: el liderato. Justo en hora. El más puntual.

tour de romandía

Etapa y General

1. Ion Izagirre (Movistar) 5:33

2. Tom Dumoulin (Giant) a 6’’

3. Michal Kwiatkowski (Sky) a 7’’

4. Geraint Thomas (Sky) m.t.

5. Gorka Izagirre (Movistar) a 8’’


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902