Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Pablo Hasél cantante

“Son tan fascistas que quieren controlar hasta nuestras emociones”

A pesar de contar con una condena de dos años por enaltecer el terrorismo, el rapero catalán no cede un paso en su revolución

Lunes, 25 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Pablo Hasél, cantante.

Pablo Hasél, cantante.

Galería Noticia

Pablo Hasél, cantante.

dONOSTIA.- ¿Cómo encajó la petición de Carlos Urquijo para que no permitieran su concierto en Bilbao?

-Tuve claro que desobedeceríamos en caso de que prohibieran el concierto. Es injusto que quieran callarnos por decir cosas que les molestan. Ante las injusticias es legítimo e imprescindible desobedecer.

¿Cómo valoró la condena por enaltecer a ETA o Al Qaeda?

-No hablé a favor de Al Qaeda y quedó demostrado en el juicio, otra cosa es que inventen eso los medios de manipulación para criminalizarme. Esa condena fue para intentar frenarme y aterrorizar también al resto. A la vista está que no lo consiguieron.

¿Cree que sus letras enaltecen el terrorismo?

-No considero que sea terrorismo emplear la lucha armada por derechos democráticos y siendo selectiva. Argumenté que lo que yo digo en mis letras también lo dijeron Marx, Engels, Lenin o el Che, que defendieron la necesidad de la violencia revolucionaria. Puse también el ejemplo de los directores de cine, ¿los pueden detener por apología a la lucha armada? Además, dije que no pueden pretender controlar nuestras emociones, que si a mí mañana me asesinan, cualquiera es libre de alegrarse. ¿No puedo alegrarme yo si un enemigo de nuestros intereses es ejecutado? Pero son tan fascistas que quieren controlar hasta nuestras emociones.

¿Dónde cree que debe estar el límite de la libertad de expresión?

-No es lo mismo hacer apología de la pederastia y que un explotador reciba un castigo. El límite no nos lo deben poner quienes dejan a familias en la calle mientras derrochan millones de dinero público en guerras imperialistas o en una monarquía puesta a dedo por Franco.

¿Cree que sus canciones generan violencia?

-Ojalá generen la violencia revolucionaria que lo cambie todo. La violencia revolucionaria es autodefensa ante la violencia del capitalismo que no dudan en ejercer de múltiples formas. Soy realista: o las armas las tienen los opresores o las tenemos los oprimidos. No puede haber paz sin justicia social.

“Con mis canciones pretendo crear conciencia para llevar a la acción que nos acerque a la revolución que lo cambie todo”

¿Qué pretende con sus letras?

-Crear conciencia para llevar a la acción que nos acerque a la revolución que lo cambie todo.

¿La condena ha cambiado en algo su trayectoria artística?

-Sí. Me ha hecho evolucionar como persona y como revolucionario. Eso se ve reflejado en mis canciones. En el fondo les doy las gracias por haberme puesto las pilas, tomándomelo más en serio, sabiendo que por hacer canciones puedo acabar entre rejas.

¿Sufre muchas cancelaciones?

-Muchas. Numerosas salas se han negado a dejarme hacer un concierto por lo que digo o por miedo a represalias del ayuntamiento. Hay ayuntamientos que me han prohibido tocar en sus fiestas y festivales aunque ya me tenían casi contratado.

¿Le ha beneficiado artísticamente al darle publicidad?

-Esa publicidad solo sirve para hacer pensar, pero me cierra más puertas. Ya no solo por los conciertos, donde se gana dinero, sino a la hora de encontrar trabajo. Ahora soy más conocido que hace años y me escucha más gente, pero tengo menos conciertos.

¿Arrastrar una condena de dos años no hace que se replantee otra manera de actuar?

-Eso sería ceder a la represión. No he hecho nada malo, los malos son ellos. Estoy orgulloso de incitar el odio a las injusticias, no lo oculto y no tengo ningún complejo. Si son tan estúpidos como para encerrarme, adelante. Yo lo pasaré mal, pero muchas personas abrirán los ojos. Este no es un camino de rosas, yo soy un revolucionario y la mayoría de revolucionarios acaban en prisión porque no te perdonan hacer daño al régimen. Es el precio a pagar por luchar, no sólo con la música.

¿Con la censura a artistas se está imponiendo un discurso único?

-Lleva siendo así desde el 39. Lo demuestra que haya concejales del PP deseando tiros en la nuca a refugiados con total impunidad. Hay libertad de expresión para decir lo que no les molesta demasiado. - A.G.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902