Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
‘Moby Dick’

La ballena sube al escenario

La compañía vasca Gorakada aspira hoy al Premio Max 2016 al mejor espectáculo infantil o familiar con ‘Moby Dick’, obra basada en el clásico de la literatura universal, escrito por Herman Melville

Un reportaje de Iñaki Mendizabal Elordi - Lunes, 25 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Fran Lasuen, Aritza Rodríguez, José Cruz Gurrutxaga y Eriz Alberdi dan vida a los personajes de la obra.

Fran Lasuen, Aritza Rodríguez, José Cruz Gurrutxaga y Eriz Alberdi dan vida a los personajes de la obra. (Gorakada)

Galería Noticia

Fran Lasuen, Aritza Rodríguez, José Cruz Gurrutxaga y Eriz Alberdi dan vida a los personajes de la obra.

1820, 20 de noviembre. En pleno océano Pacífico, el Essex, un ballenero con veinte hombres a bordo, atisba un cachalote inmenso a babor. El animal mide 26 metros de la cabeza a la cola y pesa 80 toneladas. Ningún ojo humano había visto hasta entonces un ejemplar semejante. El cetáceo tiene la cabeza magullada y repleta de cicatrices, que se hacen visibles a más de 50 metros. Ninguno de aquellos marinos imaginaba lo que habría de acontecer minutos después.

Mientras los tripulantes del Essex se afanaban por cazar a los ejemplares más pequeños de la manada, el cachalote gigante embistió el barco dos veces. La primera vez el Essex acabó escorado, pero el segundo ataque destrozó sus cuadernas y lo mandó a pique. El ataque premeditado se saldó con varios muertos y con el resto de marinos tratando de aferrarse a lo poco que quedaba del buque. Tres meses después, otro ballenero rescató a dos náufragos que estaban a la deriva;habían sobrevivido comiendo la carne de sus compañeros;otros seis fueron rescatados en islas próximas.

Herman Melville escuchó esta historia alucinante y decidió hacer una versión literaria, Moby Dick, un libro cargado de simbolismo donde se condensan temas tan dispares como la propia aventura, la obsesión, el racismo, la religión, el idealismo, la biología o la venganza. El neoyorquino se valió también de su experiencia en el mar para tejer el relato, una historia que ha inspirado a realizadores y dramaturgos de todo el mundo. Los últimos en versionarla han sido los miembros de la compañía vasca Gorakada. Embriagados por la fuerza del libro de Melville, sus responsables decidieron hacer una pieza de teatro, una versión “muy particular” de la obra. El esfuerzo les ha llevado hasta los premios Max, donde competirán por el trofeo al mejor espectáculo infantil o familiar con otros dos trabajos excelentes: El pájaro prodigioso (La Maquiné) y Pinoxxio (Ananda Dansa). José Carlos García, director de la obra y miembro de la compañía portuguesa Chapitô, es uno de los artífices del éxito de esta pieza. “El éxito es del grupo de trabajo, porque el director influye un 20 o un 30%, no más”, asegura con cierta modestia el actor y director portugués, hermanado desde hace doce años con algunos artistas euskaldunes. “Me encanta venir al País Vasco, la gente, la comida, los txokos, el ideario político, las afinidades culturales, las vitales... Allí todo me resulta familiar y placentero”, detalla alguien que arribó a tierras vascas a finales de los 90. Chapitô se dio a conocer en las jornadas de teatro de Eibar, y a partir de ahí han repetido en otras localidades, como, por ejemplo, Donostia.

García coincide también en métodos e ideales con los miembros de Gorakada: “Le damos la misma importancia a la palabra que a la expresividad del cuerpo, y nos gusta que cada obra sea una aventura”.

Él dice que no sigue un método concreto, pero hay quien no piensa lo mismo. Fran Lasuen, músico y actor de Gorakada, opina otra cosa: “Trabajar con él es un máster. Tiene una gran experiencia y un método de trabajo magnífico y bien definido. Una de sus mayores virtudes es que él es un gran actor, y cuando alguien no entiende lo que propone, sube al escenario y lo hace. Y luego, tiene una gran humanidad, respeta a los actores y tiene mano izquierda. Trabaja siempre en sentido colectivo”.

Gorakada y García suman, además, otro tipo de afinidades. Les gusta contar una buena historia, sea comedia o sea drama, y les gusta hacerlo de forma integral, tal y como explica Lasuen: “Para nosotros casi todas las artes son una cosa. La palabra, el movimiento, la música, el baile... Todo se integra en la obra”.

sin complejosEl músico de Eibar cree que el éxito de Moby Dick responde quizá “a que hemos trabajado la obra sin complejos, utilizando un lenguaje dramático muy especial, que en un principio puede parecer simple. Es verdad que jugamos con pocos elementos, pero todo está muy bien pensado”. “Además, es una historia que tiene que ver con nuestros monstruos personales”, añade García.

Así, y partiendo de un guion de Julio Salvatierra, Gorakada ha conformado una pieza deliciosa, que puede gustar tanto a jóvenes como a mayores. “Yo hago teatro, ni para jóvenes ni para mayores, y creo que esta obra hace niños a los adultos y hace adultos a los niños”, señala José Carlos García;Lasuen abunda: “Cuando éramos niños creábamos mundos a partir de una silla o un palo. Aquí se trata de hacer lo mismo, de regresar a la niñez, porque cuando nos hacemos mayores nos domestican y olvidamos ese mundo imaginario”.

Hasta el momento, llevan 32 actuaciones pero tienen citas cerradas hasta noviembre de 2017, lo que da fe de la acogida de esta obra exquisita. Para volver a verlos en Euskal Herria, habrá que esperar hasta octubre.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902