Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

El coste en Gipuzkoa de los alimentos es solo un 7% menor que en Iparralde

NOTICIAS DE GIPUZKOA compara 28 productos en dos hipermercados de ambos lados del Bidasoa

En los últimos diez años, los precios han subido más en territorio guipuzcoano

Aitor Anuncibay - Domingo, 24 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

El empleado de un hipermercado francés examina una botella de leche.

Galería Noticia

El empleado de un hipermercado francés examina una botella de leche.

donostia- La asfixiante crisis sufrida durante los últimos años ha pasado factura en todos los aspectos, incluidos los básicos. Y la cesta de la compra también ha salido tocada puesto que se ha encarecido pese a que el bolsillo ha menguado. Una muestra de esta circunstancia son los precios de 28 alimentos que NOTICIAS DE GIPUZKOA ha comparado entre un hipermercado de Gipuzkoa y otro de Iparralde. Conclusión: el coste de todos esos productos a este lado del Bidasoa es solo un 7% inferior al de Lapurdi. El dato resulta aún más llamativo dado que el salario mínimo en Francia duplica al del territorio guipuzcoano, en torno a 1.450 euros frente a cerca de 750.

diferenciasLas cifras de esa cesta de alimentación confrontada entre un centro comercial de Urruña y otro de Donostia son elocuentes, ya que la suma de los 28 artículos cuesta 100 euros en tierras labortanas y 93 en las guipuzcoanas. Es decir, solo siete euros de diferencia.

Por productos, la carne no ofrece grandes diferencias, hasta el punto de que resulta más económico adquirir unas chuletas de cordero en Lapurdi, mientras que el pollo se lleva poca diferencia.

Respecto al pescado, una especie tan consumida como la merluza no deja dudas de que es más barato comprarla en Gipuzkoa, con una diferencia de precio del 30%.

En cuanto al pan, las diferencias son escasas pese a que en los últimos años se ha desatado una guerra comercial de este alimento a este lado del Bidasoa, que ha abaratado la gama media, mientras que se han introducido variedades más refinadas siguiendo la pauta francesa.

Más dispares son los resultados de la fruta, en la que es menos agresivo para la cartera adquirir los cítricos en Euskadi, mientras que plátanos y manzanas son más económicos en Iparralde. No obstante, estos alimentos de temporada presentan unos precios fluctuantes, por lo que varían considerablemente en función de la época.

Por su parte, los lácteos no ofrecen duda. La clásica idea de que son más baratos en las tiendas labortanas se cumple a rajatabla, 15 céntimos inferior el litro de leche semidesnatada y 30 menos el paquete de doce yogures. No ocurre lo mismo con los huevos, cuya docena es 42 céntimos más cara, por lo que la economía familiar sufre menos si se adquieren en Gipuzkoa.

Especialmente irregular es el caso de los chocolates. Ciertas marcas cuestan mucho más a este lado del Bidasoa y otras mucho menos. ¿Las razones? Los expertos en el mercado del chocolate tendrán la respuesta.

Pasar al otro lado a hacer la compra también puede incluir la pasta si se toman como referencia los espaguetis más sencillos, mientras que un paquete de arroz de grano largo tampoco encarecerá esa cesta ya que cuesta lo mismo que en Euskadi.

Con los aceites también hay que hacer un sesudo ejercicio de sociología comercial dentro del libre mercado europeo porque los tópicos comienzan a romperse. Es posible encontrar en Iparralde el aceite de oliva virgen extra a un precio ligeramente inferior, cuando siempre se ha asociado más a la cocina gala con la mantequilla. Sin duda, esta caída de precios obedece a la creciente afición de los ciudadanos del otro lado del Bidasoa por el oro líquido.

Asimismo, no deja de sorprender que el hipermercado guipuzcoano, con acceso a cultivos de Almería, Murcia o Valencia, ofrezca las hortalizas más caras que en Lapurdi. La Unión Europea ha cambiado el mercado y, en ocasiones, todo es cuestión de gustos o de buscar diferentes calidades.

comparativa 2006-2016Pero la comparación de precios también presenta otra interesante perspectiva. NOTICIAS DE GIPUZKOA realizó en 2006 la primera confrontación entre productos de Iparralde y este lado del Bidasoa. Entonces, los precios en Gipuzkoa eran un 11% inferiores a los de Lapurdi. Ahora solo el 7%. Es decir, estos dos lustros han supuesto el lento tránsito por la aguda crisis económica que, en el caso de la alimentación, ha significado la aproximación de precios respecto a los vecinos labortanos. Y no a la baja, precisamente.

Si diez años atrás la suma de los 28 alimentos en Gipuzkoa era de 86 euros ahora es de 93, mientras que en Iparralde se ha pasado de 97 euros por esa misma cesta de la compra a 100. Por tanto, en ambos casos se han incrementado los valores pecuniarios de los productos, si bien la subida ha resultado mayor en el caso guipuzcoano.

Hay que recordar que en 2006 el salario mínimo en el Estado era de 540 euros (750 ahora) y en Francia de 1.250 euros (1.450 ahora).

Por artículos, las chuletas de cerdo han triplicado su valor económico en territorio galo, mientras que en Gipuzkoa la subida no ha sido tan abrupta. En todo caso, el coste en ambos lados es similar.

El pollo se ha incrementando cerca de un euro en ambos casos, mientras que las carnes rojas han descendido.

La merluza era más cara antes del inicio del bache económico. En este caso, la abundancia de esta especie durante el último lustro ha permitido ofertas más asequibles.

El pan se ha abaratado de manera notable en los comercios de uno y otro lado, mientras que los cítricos han tendido al alza. Plátanos y manzanas han reducido su coste en Iparralde, al contrario que en Gipuzkoa, donde la subida resulta llamativa.

Los lácteos mantienen su diferencia proporcional de precios, si bien llama la atención la subida de la leche frente al mantenimiento en tierras labortanas.

Los huevos han incrementado más su precio en Euskadi, aunque poco comparado con un bote de Nescafé que ha pasado de 3,99 euros hace diez años a 5,65 en la actualidad. Este mismo producto costaba una década atrás 5,37 euros en Iparralde, frente a los 5,47 de 2016. Difícil de explicar la gran subida en Gipuzkoa.

Por otra parte, el chocolate ha subido su precio más a este lado del Bidasoa. De hecho, incluso, el Nesquik tiene en territorio labortano un coste inferior que en 2006.

Por otro lado, la oferta de arroz y pasta se ha igualado debido, una vez más, al aumento de los precios en Gipuzkoa. También es resaltable el fuerte aumento en el aceite de girasol y el descenso de precio en el de oliva virgen extra.

Por último, las hortalizas muestran divergencias, con bajadas y subidas, achacables a las variaciones en las cosechas en algunos casos.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902