Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Pablo Iglesias Turrión Secretario general de Podemos

“Renunciar a la primera de cambio al programa electoral es un vicio de la vieja política que no vamos a asumir”

En su primera visita a Navarra como líder de Podemos, Pablo Iglesias defiende la gestión del Gobierno de Uxue Barkos y atribuye al "inmovilismo" del PSOE la repetición electoral

Una entrevista de Ibai Fernandez Fotografía Javier Bergasa - Domingo, 24 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

El secretario general de Podemos, durante la entrevista realizada el pasado viernes en Iruñea.

Galería Noticia

El secretario general de Podemos, durante la entrevista realizada el pasado viernes en Iruñea.

IRUÑEa- Aquel mocetón imberbe y espigado que con 18 años dormía los sanfermines en los jardines de Iruñea es hoy la principal novedad del panorama político español. En apenas dos años Pablo Iglesias Turrión (Madrid, 1978) ha hecho que un partido nuevo sin apenas estructura ni implantación territorial como Podemos sea imprescindible para formar mayorías alternativas al Partido Popular. 69 escaños y un 20% de los votos en las últimas elecciones generales le han dado la llave de cualquier cambio de gobierno, y no la quiere soltar si no es para hacerlo en coalición. “Hicimos cesiones para facilitar el acuerdo con el PSOE pero ellos optaron por el inmovilismo”, argumenta Iglesias con una voz pausada, tan tenue que apenas se le escucha, pero de la que salen las palabras directas al mentón. Y aunque guarda la prudencia que requieren los tiempos institucionales, queda claro que se prepara ya para una nueva batalla electoral. “Vamos a trabajar para que de la segunda vuelta salga un gobierno de cambio más fuerte”, anuncia.

¿Las elecciones son ya inevitables?

-Por desgracia el inmovilismo se ha impuesto en el PSOE. Y lo digo con desazón. En las últimas semanas hemos hecho cesiones importantes, hemos renunciado a muchas cosas para alcanzar un acuerdo con el Partido Socialista, pero es evidente que Pedro Sánchez no quiere gobernar con Podemos. Pedro Sánchez ha preferido echarse en brazos de Rivera

¿Por qué no han querido participar en el gobierno que plateaban PSOE y Ciudadanos?

-Porque nosotros no podemos apoyar un Gobierno que facilite el despido, permita el copago farmacéutico a los pensionistas o congele el salario mínimo. Con Ciudadanos estaremos de acuerdo en medidas de regeneración política pero no compartimos su política económica porque son el partido del Ibex.

Casi 150.000 personas han participado en la consulta interna de Podemos, y el resultado ha sido un ‘no’ rotundo al pacto PSOE-C’s. ¿Qué lectura hace?

-Durante demasiado tiempo la vieja política ha considerado que la ciudadanía eran meros observadores porque las decisiones importantes debían quedar en pocas manos. Eso ya forma del pasado, la gente ha recuperado el mando a distancia y decide lo que quiere ver.

¿Pero qué le ha gustado más, el resultado o la participación?

-Ambas son importantes, se ha producido una movilización muy importante y el resultado ha sido rotundo. No hay fisuras en Podemos. Creo que hemos vuelto a hacer historia. Hemos superado en participación todas las votaciones anteriores.

¿Ese ‘no’ rotundo de las bases invalida un acuerdo que incluya a estos dos partidos en el futuro?

-Nosotros hemos trabajado para que C’s apoyase un Gobierno de cambio, un gobierno a la valenciana, pero Rivera tiene otros planes: la gran coalición. En el futuro vamos a trabajar para que España tenga un gobierno de progreso y también para que podamos a alcanzar acuerdos con el resto de fuerzas parlamentarias, pero a nadie le extrañará que no podemos compartir gobierno con el partido del Ibex.

¿Hay margen para un acuerdo con el PSOE antes del 2 de mayo?

-Todo depende de Pedro Sánchez. Vamos a ver si en la recta final es capaz de recuperar la autonomía y apostar por un gobierno de progreso. Es evidente que la mayoría de este país sigue sin comprender por qué Sánchez está empeñado en presidir el Gobierno de Rivera. Hay mucha perplejidad porque tampoco se explican cómo es posible que hayan alcanzado tan fácilmente un acuerdo con la marca blanca del PP y luego tengan tantas dificultades para pactar con Podemos

¿La presencia de Podemos en el Gobierno es innegociable? En Valencia ni en Nafarroa, por poner dos ejemplos, no han entrado en el Gobierno.

-Pensamos que en las actuales circunstancias era necesario que hubiera un gobierno fuerte y estable, compartido por las fuerzas políticas que queríamos el cambio. Pensamos que era necesario remangarse y bajar a la arena, asumir tareas de gobierno y arrimar el hombro para impulsar el cambio que reclama este país. Podríamos haber optado por ver los toros desde la barrera pero eso era sinónimo de inestabilidad y debilidad para el Gobierno.

En las últimas semanas se ha visto una gran desconfianza entre PSOE y Podemos. ¿En esas circunstancias se puede formar un gobierno que sea estable y fiable?

-Claro que podríamos. La estabilidad es necesaria para hacer realidad el cambio político que reclaman la mayoría de este país. Necesitamos un gobierno fuerte para revertir los recortes en escuelas y hospitales, para derogar la reforma laboral y para conseguir que en este país todos paguemos impuestos y lo hagamos de acuerdo a nuestra capacidad económica porque no puede ser que sólo cumplamos con Hacienda los de siempre.

La firmeza de algunas posiciones de Podemos en estas últimas semanas han podido transmitir la idea de que no había voluntad real de acuerdo. ¿Cree que han sabido explicar bien su postura?

-En la política siempre hay enfrentamientos porque es el terreno de la disputa, eso es normal. Desde que estamos en política nos hemos puesto una máxima: ser honestos con la gente. Creemos que hay que decir la verdad y no engañar a la ciudadanía. Lo que no puede ser es que sucedan unas cosas en las reuniones y se digan otras en delante de los micrófonos. No se puede mentir a la gente. Era evidente que PSOE y C’s tenían un pacto de hierro que impedía cualquier movimiento. Hicimos cesiones para facilitar el acuerdo con el PSOE pero ellos optaron por el inmovilismo.

En Madrid se ha hablado mucho de las diferencias entre usted e Íñigo Errejón. ¿Hay unidad interna en Podemos en torno a la estrategia seguida hasta ahora, y la que se debe seguir en el futuro?

-Tanto en la dirección, como en la consulta que hemos realizado, hay consenso sobre la posición que debe jugar Podemos. En estas últimas semanas he manifestado en varias ocasiones que Podemos está por encima de mí, por encima de Íñigo y por encima de cualquier otro compañero. Íñigo y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo, hemos trabajado juntos muchísimos años y tenemos mucha complicidad a nivel intelectual. Eso se nos nota.

Con el bloqueo actual, sigue gobernando el PP de Mariano Rajoy, y con él sus medidas de austeridad. ¿No se está perdiendo mucho tiempo?

-Dijimos desde el primer momento que no bastaba con echar a Mariano Rajoy para acabar con las medidas de austeridad. Es evidente que, en este país, las políticas llevadas a cabo por el gobierno del Partido Popular han sido devastadoras y un ataque frontal a derechos tan fundamentales como la educación o la sanidad. Por eso mismo nos extraña tanto que el PSOE haya firmado un acuerdo que mantiene alguna de las leyes más polémicas que se han hecho durante cuatro años como la reforma laboral, la Lomce o la ley Mordaza. Es cierto que los resultados electorales nos indican que los ciudadanos y ciudadanas de este país quieren que lleguemos a un acuerdo, pero no a un acuerdo a cualquier precio. Renunciar a la primera de cambio al programa electoral es uno de los vicios de la vieja política que nosotros no estamos dispuestos a asumir.

Llegados a una repetición electoral, ¿qué va a ofrecer Podemos?

-Vamos a seguir ofreciendo propuestas para mejorar la vida de la gente y también la garantía de que nosotros no vamos a renunciar a nuestros principios. No lo hemos hecho en estos meses y tampoco lo haremos si se repiten las elecciones.

¿El adelanto electoral es la antesala de la gran coalición?

-Vamos a trabajar justo para lo contrario, para que sea una segunda vuelta de la que salga un gobierno de cambio más fuerte.

Es evidente el malestar de muchos ciudadanos que no entienden por qué no se ha llegado a un acuerdo. ¿Eso no puede llevar a la desmovilización de quienes el 20 de diciembre apostaron por un cambio?

-Nosotros hemos dicho la verdad, hemos trabajado desde el primer día para conseguir un cambio, con nuestra propuesta logramos que Mariano Rajoy renunciara a la investidura, ante la situación de bloqueo hicimos cesiones y movimos nuestras posiciones para facilitar un acuerdo con el PSOE. Si hay elecciones, nosotros podremos mirar a los ojos a la gente y pedirles que nos den más fuerza para poder desalojar al PP y a sus políticas de La Moncloa.

¿Es partidario de buscar la confluencia con Izquierda Unida en el conjunto del Estado?

-Creo que debemos estar a la altura de las circunstancias y que tenemos que intentarlo.

¿En qué términos debería producirse esa alianza electoral?

-Creo que lo oportuno es dejar que se produzca el diálogo y que seamos capaces de lograrlo.

En el caso concreto de Nafarroa, ¿ve posible una confluencia electoral que incluya a las cuatro fuerzas que apoyan el Gobierno foral?

-Nosotros nos estamos dejando la piel para lograr un gobierno con el PSOE y en eso es en lo que estamos pensando en este momento. Vamos a trabajar hasta el tiempo de descuento para no volver a las urnas. No obstante, creo que la ciudadanía navarra identificó con claridad a Podemos como la herramienta del cambio en el conjunto del Estado en las elecciones del 20 de diciembre.

¿Eso es un ‘no’?

-Tendremos que hablar, pero es difícil. Nosotros estamos muy contentos sosteniendo este gobierno por la sintonía política que existe para gobernar aquí. Pero no sé si esa sintonía se puede traducir en un acuerdo electoral si se produce una segunda vuelta de forma tan apresurada. En cualquier caso estudiaremos cualquier oferta que se nos haga por parte de organizaciones políticas con las que tenemos una buena relación.

¿La presencia de EH Bildu puede ser un problema para la confluencia en Nafarroa?

-En Podemos siempre hemos mantenido que la confluencia tiene que ver con distintas voluntades que se suman al servicio de un objetivo común, en este caso el fin de unas políticas que nos han llevado al desastre, y a la pobreza a miles de personas en nuestro país, no tanto con unas siglas determinadas.

¿La decisión final se tomará en Nafarroa o en Madrid?

-Cualquier decisión que tomemos en Navarra será sobre la base de lo que piense Podemos en Navarra. Somos una fuerza política plurinacional. Eso supone prestar atención a los diferentes territorios y dar protagonismo a los sectores políticos que lo componen. Vivimos en un Estado con muchas diferencias y matices, y creo que una de las claves de Podemos ha sido tratar con respeto esa diversidad, que para nosotros es muy enriquecedora.

¿Qué opinión le merece la presidenta Uxue Barkos?

-Considero que Uxue Barkos está siendo una de las estrategas más finas del panorama político de nuestro país. Le tengo un gran respeto político y personal.

Usted llegó a acusar a UPN de utilizar a las víctimas para tapar la corrupción, y le demandaron por ello. ¿Sigue pensando igual?

-Muchas veces el terrorismo, que ha supuesto mucho dolor para nuestro país, ha servido como arma arrojadiza contra Podemos y es intolerable.

La Comunidad Autónoma Vasca celebra elecciones este año. Puede incluso que se adelanten. ¿Cómo las afronta Podemos?

-Como hemos afrontado todos los procesos electorales anteriores: con ilusión y con voluntad de ganarlas. Para ello intentaremos contar con los mejores candidatos posibles.

¿Qué le parece Garbiñe Biurrun como posible candidata?

-Creo que mucha gente coincide en que Garbiñe Biurrun es una persona con trayectoria profesional brillante y merece todo mi respeto, pero aun es pronto para hablar de candidatos. Nuestra intención, como siempre, será contar con los mejores.

¿Qué margen de pactos ve posible en la CAV?

-En Euskadi, como hemos hecho siempre, saldremos a ganar las elecciones. Le puedo asegurar que no estamos pensando en el día después de las elecciones

Cuando Arnaldo Otegi salió de prisión dijo que se alegraba por alguien que había estado en la cárcel por sus ideas, y le llovieron críticas por ello. ¿Cree que se ha sido injusto con él?

-Cuando Otegi salió de la cárcel, Jesús Eguiguren dijo que había sido un actor clave en la proceso de paz en Euskadi. Yo comparto esas palabras y, aunque hay declaraciones que ha hecho Otegi que no comparto y otras que rechazo totalmente, creo que merece que se le reconozca como una pieza importante para el futuro de convivencia y de paz en Euskadi.

Han pasado casi cinco años desde que ETA anunció el final de su actividad armada. Sin embargo, la situación sigue bloqueada desde entonces, sin que se haya avanzado en el desarme ni en la flexibilización de la política penitenciara. ¿Qué pasos habría que dar para cerrar definitivamente el capítulo de la violencia?

-Ahora lo importante es tener altura de Estado. Es importante cerrar las heridas y conseguir la paz sea un camino sin retorno. Ha llegado el momento de tomar decisiones que pongan fin a situaciones de excepcionalidad que ahora ya no son necesarias y comenzar a construir un futuro distinto. En las cuestiones de Estado debe prevalecer la responsabilidad y la altura de miras.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902