Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Quousque tandem!

Elkargi: la reputación de una entidad

Por Carlos Etxeberri - Domingo, 24 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Galería Noticia

como cada año el Encuentro Empresarial que organiza la sociedad de garantía recíproca Elkargi es todo un acontecimiento, no ya por el alto nivel de los ponentes que participan, sino porque se ha convertido en uno de los eventos en Euskadi cuya asistencia es inexcusable para todo aquel que es alguien en el mundo de la empresa, las finanzas, la tecnología, la innovación, etc. En definitiva, es la cita anual que congrega a todo elwho is who de la economía vasca.

Este año la XXVII edición del Encuentro Empresarial Elkargi, celebrada el pasado miércoles, ha batido todos los récords al haber sido capaz de reunir en el palacio de congresos del Kursaal a un total de 1.300 personas, lo que da una idea del gran poder de convocatoria que tiene la entidad, la magnífica reputación que tiene sobre su buen hacer y la positiva imagen de marca que proyecta no solo en Euskadi sino en el Estado.

El secretario general de la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (Cesgar), Jaime de Rábago, que por primera vez asistía a este evento, se quedó tan impresionado por el número y la calidad de los asistentes al acto que animó a los responsables de Elkargi a seguir en esta línea porque de ello se beneficiaban también las 20 SGR que existen en el Estado español. La entidad dirigida por Marco Pineda es líder indiscutible del sector en el Estado al tener una cuota de actividad del 20% del conjunto de este tipo de entidades y contar con 11.593 socios.

Los datos de actividad de Elkargi ponen de relieve su gran peso como soporte financiero de las pymes, ya que en el primer cuatrimestre de este año han aumentado en un 25% los avales a las empresas, lo que significa que a lo largo de este año movilizará un total de 900 millones de euros en créditos a las empresas vascas, 200 millones más que en 2015, donde formalizó operaciones por valor de 198 millones.

Por ello, no parece sorprendente que la presidenta de la Fundación Cotec para la Innovación y exministra de Ciencia e Innovación en el Gobierno Zapatero, Cristina Garmendia, expresara en su intervención su satisfacción por participar como ponente en el acto no ya por su condición de donostiarra, sino por la oportunidad de asistir, probablemente, a uno de los eventos que congrega al mayor número de personas vinculadas en todas sus vertientes al mundo de la empresa, las finanzas y de la economía que se celebran en todo el Estado.

Esa es la fuerza de Elkargi, aunque como dice su director general, Marco Pineda, “lo mejor está por venir”. A la histórica firma del convenio de colaboración que acaba de suscribir con el Gobierno de Navarra para avalar créditos a las pymes de este territorio, lo que significará un impacto económico superior a los 200 millones de euros, hay que sumar las líneas de aval que Elkargi va a poner en marcha para financiar a nuevos emprendedores en la puesta en marcha y desarrollo de nuevas empresas, lo que supone toda una novedad.

Asimismo, Elkargi, por el gran conocimiento que tiene del mundo de las empresas, está llamada a jugar un papel determinante en la puesta en marcha de fondos de inversión, tanto para potenciar de desarrollo e internacionalización de las compañías como para evitar adquisiciones que signifiquen el traslado de los centros de decisión fuera del país como por desgracia está ocurriendo en los últimos meses, y que han sido objeto de propuesta tanto por el lehendakari, Iñigo Urkullu, como por la Diputación Foral de Bizkaia.

La historia de Elkargi viene avalada por la visión y la proyección de futuro de un grupo de empresarios guipuzcoanos que, aplicando la máxima de que la unión hace la fuerza, pusieron en marcha hace 36 años un instrumento para conseguir una financiación mucho más barata que la existente en aquel tiempo en el mercado a cambio de ofrecer a los bancos un aval conjunto que garantizaba la recuperación del crédito en casos de morosidad.

Es el ejemplo de una generación acostumbrada a la toma de decisiones y a afrontar los desafíos existentes que parece que no tiene nada que ver con el actual clima de resignación que parece contagiar al conjunto de la ciudadanía. El problema es que esa actitud se percibe entre los jóvenes que prefieren aceptar un futuro incierto sin molestarse en tratar de cambiar las cosas o de luchar por enmendar la situación con lo que las perspectivas no parecen presentarse muy halagüeñas.

Hace unos días un empresario en una charla con alumnos de la facultad de Ciencias Empresariales de una universidad vasca les preguntó si veían a los jóvenes con capacidad de decisión y arrojo para conquistar su futuro. La pregunta provocó un murmullo entre los interpelados hasta que uno de ellos lo rompió y se atrevió a contestar: “No, no los veo”. La respuesta concitó la coincidencia general del resto de sus compañeros que asintieron en su totalidad con lo dicho, algo que fue, precisamente, lo que más impactó al interpelante.

Ante una situación en la que crece el número de personas mayores en edad de jubilación, una mayor esperanza de vida y una reducción significativa de personas en edad de trabajar con consecuencias de todo punto impredecibles, Aspalgi reclama una “Seguridad Social que se adapte a la realidad social, demográfica y económica para lo que se requiere modificaciones de profundidad”. No parece que la ampliación de la jubilación a los 67 años, no revalorizar las pensiones en base al IPC, con lo que significa de pérdida del poder adquisitivo, a lo que hay que sumar un recorte progresivo de las nuevas pensiones, sean las mejores medidas para encarar un problema que en el Estado representa ya un déficit de 14.000 millones de euros y con un fondo de reserva que ha visto mermar sus recursos en los últimos años en un 50% hasta quedarse en los 32.481 millones de euros.

Ante este escenario parece que lo urgente sea potenciar un plan de pensiones complementarias como las EPSV que debe ser considerado por el Gobierno Vasco como algo estratégico para el desarrollo del país, no ya como un ahorro, sino como una necesidad por el deterioro que está sufriendo el sistema público. La Federación de EPSV de Euskadi ha vuelto a hacer un llamamiento en este sentido ante la falta de actuación de un gobierno que considera este tipo de entidades como un agente económico e inversor y no como un instrumento de ahorro que permita completar no solo las pensiones públicas, sino también el subsidio del paro u otro tipo de situaciones. Es cuestión de voluntad y de visión de futuro.

Elkargi, por su gran conocimiento, está llamada a jugar un papel determinante en la puesta en marcha de fondos de inversión

Es el ejemplo de una generación acostumbrada a la toma de decisiones y a afrontar los desafíos existentes


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902