Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
A por ellos

A por ellos: Losers (perdedores)

Por Mikel Recalde - Domingo, 24 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Mikel Recalde

Galería Noticia

Mikel Recalde

A mí que me lo cuenten y me lo expliquen. Que me concreten en qué momento mi Real se convirtió en un equipo perdedor. Por mucho que lo piense, no le encuentro explicación. La frase la escribió en Twitter mi buen amigo Javier Vicente pero para mí resume a la perfección el penoso momento actual que atraviesa el club txuri-urdin: “Cuando era chaval, la Real Sociedad era un club pequeño con vocación de ser grande. Ahora, pudiendo ser grande, tiene vocación de ser pequeño”. Digo yo que algo tendrá que ver el mensaje conformista que emana desde los despachos de Anoeta, que se han convertido en un islote al margen de la vida real en el que prefieren seguir viviendo en los mundos de Yupi en lugar de asumir que la temporada es un sonado fracaso. De los más grandes que yo he vivido como aficionado. Así como suena. La mejor prueba de ello es que tras el ridículo ante el Getafe fueron bastantes los aficionados que debatían si había sido la derrota más humillante que recordaban.

La sensación es que en el club no parecen ser conscientes del papelón que está haciendo el equipo, tal y como se puede comprobar en sus manifestaciones. Más pronto que tarde, Jokin Aperribay seguro que vuelve a recurrir a sus aburridas estadísticas con las que nos recuerda y trata de convencer de que en realidad nuestra Real no es tan grande, cuando el enorme mérito de su palmarés y su trayectoria no dejan lugar a engaños, tal y como le aleccionó Sebas Martija en su brillante intervención en la pasada Junta.

“No es para tanto, son unos exagerados que se dejan influir por análisis resultadistas”, seguro que piensan. Muy bien, vamos a analizar paso a paso lo que está siendo un curso insoportable. A finales de julio la Real contrató a Jonathas, lo que disparó la euforia entre sus aficionados. A lo largo del año, se ha esperado a su gran versión de Elche sin tener en cuenta que su trayectoria anterior, sobre todo en la segunda italiana, no fue para nada brillante. No cabe duda de que es mejor delantero que Finnbogason y Seferovic, pero, como ellos, tampoco ha encajado en la Real ni en su vestuario. Algo que habrá que analizar en profundidad con el tema de los 9 porque no se puede fichar uno nuevo cada verano, mientras el presidente no pone en tela de juicio a su director deportivo. La tardía y esperanzadora llegada de Illarra acabó por confeccionar la plantilla más cara en la historia del club, que exigía un rendimiento y una exigencia acordes con la inversión realizada.

Cuando iba a comenzar la temporada, Vela, la estrella del equipo, salió de forma premeditada y con ganas de armarla a la sala de prensa y declaró que había querido marcharse a Estados Unidos. El inicio del curso con Moyes fue simplemente penoso, con el club irreconocible y revuelto casi a diario. Sin haber ganado ningún partido en casa y cuando coqueteaba con los puestos de descenso, el escocés fue despedido. Nada más llegar Eusebio se produjo la decepción de cada año en la Copa, con una clara responsabilidad del entrenador por no jugar con los mejores. El goleador en plena racha sufre un esguince de tobillo y, sin apenas noticias sobre su recuperación, acaba estando siete meses de baja. A partir de ahí, como tantas otras veces, un pasito hacia adelante y tres hacia atrás, todo con más pena que gloria. El dato que mejor resume lo insufrible que está siendo esta Liga es que solo un año, el del descenso, la Real ha sumado menos puntos en casa. Y todavía habrá quien se sorprenda de por qué se está vaciando el estadio.

Casi siempre lejos del objetivo que marcó en verano y cuando se acercó de verdad al séptimo puesto, todavía hubo que escuchar a un futbolista decir que la liaron al volver a citar Europa. Lo digo sinceramente, ¿cómo no va a perder la ilusión la gente? ¿Cómo no va a estar hasta el gorro y hastiada de ponerse de mal humor cada vez que juega la Real? Si el Getafe que le ganó el jueves es el peor conjunto que ha pasado por Anoeta en años y lo más grave es que casi todos sabíamos lo que iba a pasar en el minuto 20 con 1-0 en el marcador. Sin darnos cuenta nos hemos convertido en el club más triste de la Liga. Un equipo que no transmite nada. No hay nada más lamentable que un conjunto que puede y que solo quiere cuando le apetece. Y es así como nos ven desde fuera, como un equipo que no hay por donde cogerlo. Así nos va, con carnés de socios disponibles en todas las cuadrillas y que no encuentran voluntarios que quieran acudir al campo porque saben lo que les espera. El sentimiento permanece y permanecerá inalterable porque al menos para mí es innegociable, pero algo tiene que cambiar. Y no solo en la plantilla. La Real no puede seguir dando pena.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902