Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

“Ya estamos listos para recibir a los refugiados que nos deriven”

Gipuzkoa tiene 44 plazas habilitadas para acoger a los primeros desplazados
Cruz Roja explica el operativo para los 24 que llegarán a Donostia en breve

Mikel Mujika/Iraitz Astarloa - Jueves, 21 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Imagen

Galería Noticia

Imagen

donostia- La llegada de los primeros refugiados de guerra a Gipuzkoa es cuestión de pocas semanas. Algo “inminente”, reconocen desde Cruz Roja, que ya está habilitando 24 plazas en Donostia ante la posibilidad de que en dos semanas lleguen las primeras personas. En total, Gipuzkoa tiene disponibles a día de hoy 44 plazas (24 Cruz Roja y 20 Cear) para hacer frente a la llegada “inmediata” de refugiados anunciada el martes por el Gobierno español. En toda la CAV ya hay 138 plazas.

Mónica de Francisco, la coordinadora del Programa de Asilo de Cruz, Roja en Gipuzkoa, explica cómo será su llegada y el trabajo que se realizará con estas personas. “Ya estamos listos para recibir a los primeros refugiados que nos deriven”, asegura.


No se conoce su identidad ni la fecha exacta en la que llegarán a los pisos habilitados por Cruz Roja en Donostia. Esto depende exclusivamente de la Unidad de Trabajo Social del Ministerio de Empleo. Pero sí se sabe cómo se les tratará.

Se les ofrece una “ayuda integral” durante un periodo de entre 18 y 24 meses dirigido a que estas personas se integren en la sociedad y consigan ser autónomas. Y la financiación corre a cargo del Estado. El programa tiene distintas fases para cubrir primero las necesidades básicas e ir impulsando su integración progresivamente. Se les ofrece alojamiento, apoyo psicológico, servicios sanitarios, educación, asesoría jurídica, idiomas y formación laboral.

A la espera de conocer sus perfiles, el equipo del Programa de Asilo de Cruz Roja en Gipuzkoa está compuesto por seis personas, asegura Mónica de Francisco, pero se requerirán de otros profesionales y voluntarios como psicólogos, traductores, médicos, asistentes sociales, etcétera.

Desde la experiencia de Cruz Roja, que tiene ya a 35 personas acogidas a asilo en la CAV (24 en Bizkaia y 11 en Araba), los refugiados que llegarán son personas cuya “salud, tanto física como psicológica, se encuentra en la mayoría de los casos mermada;muchos no conocen el idioma, por lo que carecen de la capacidad de comunicación, no conocen nuestro sistema, ni nuestra organización, ni disponen de redes sociales ni medios económicos y, por lo tanto, no pueden vivir de forma autónoma”, explican desde la ONG.

Las vías por las que estas personas solicitan protección son variadas: “Pueden llegar directamente por sus propios medios o venir derivadas de otros programas, de otras organizaciones, de la Policía o de la propia Administración”, aclara Cruz Roja, como sucederá ahora. En este caso, la organización humanitaria lleva a cabo su plan de asilo en 18 provincias al amparo del Programa General que el Ministerio de Empleo ha diseñado para el cumplimiento de las obligaciones adquiridas: 16.000 personas en tres años.

“Cuando llegan, nuestra primera preocupación es conocer su situación, atender las urgencias, hacer un primer diagnóstico y orientar sobre los pasos a dar para cubrir sus necesidades”, afirma Cruz Roja. Esta organización, añade De Francisco, está negociando para habilitar otras 12 plazas en Gipuzkoa además de las 44 ya dispuestas. Arrasate “es una de las opciones que se baraja” y se habilitarían dos viviendas más que darían cabida en el territorio a 56 refugiados.

“30 años de experiencia”De Francisco admite que esta es “la primera vez” que Cruz Roja gestiona la acogida de refugiados en Gipuzkoa. “Sí hemos trabajado con otros colectivos pero no con refugiados”. Sin embargo, recuerda, Cruz Roja tiene ya una experiencia de “30 años” en programas de asilo. “Lo importantes es preparar bien los alojamientos, que tengan lo imprescindible y con dignidad y luego ir adecuándolo a sus necesidades”, explica a este periódico.

“Imagínate que nos llega una persona con una discapacidad. Todos esos pequeños detalles hay que tenerlos en cuenta. Nosotros estamos abiertos, no discriminamos y estamos preparados por si nos mandan hombres, mujeres solas o familias. Esto es una crisis humanitaria y hay emergencia”, añade.

El papel de las instituciones vascas en este sentido, aunque importante, está siendo de acompañamiento, según confirmó ayer la directora de Gabinete y Comunicación del Departamento de Políticas Sociales, Noemí Ostolaza. “Ahora mismo el Gobierno Vasco es mero ayudante del Estado español. Las comunidades pedimos más competencias, pero no hay una relación fluida con la Secretaría de Estado”, lamentó en su comparecencia en las Juntas de Gipuzkoa en la ponencia sobre refugiados.

evitar la xenofobiaOstolaza dijo que desde junio de 2015 “ya se percibía que iba a haber un problema en Europa por el conflicto de Siria”, y desde entonces “hemos tratado de montar una estructura a nivel de Euskadi”, cuya capacidad de acogida se estima en torno a las 1.000 personas. Ostolaza apuntó que, según la Secretaría de Inmigración, en la actualidad hay problemas de identificación en origen y los refugiados no llegan pese a que Melilla está colapsada y “es necesario sacar gente”.

También intervino la directora general de Alokabide, Irune Berasaluze, quien recordó que las solicitudes de asilo “se han multiplicado por cuatro, pero no así los recursos”. Afirmó que desde el servicio de vivienda del Gobierno Vasco se hizo un llamamiento a los ayuntamientos para ofrecer pisos porque “parecía que iban a llegar refugiados de inmediato y en gran número pero la cosa se ha ido atrasando y vimos que era suficiente con los recursos de las capitales y del Gobierno Vasco. Los ayuntamientos pequeños se han quedado para cuando haya mayor necesidad”, apuntó.

Berasaluze recordó que la ciudadanía puede ofrecer viviendas a través de Alokabide y aseguró que “trataremos de no dar muchas viviendas en el mismo sitio para evitar así situaciones de xenofobia”

Por su parte, la delegada territorial de Educación en Gipuzkoa, Gema González de Txabarri, aseguró que “cada vez es más complicado hacer una planificación” de la escolarización de niños inmigrantes debido a la escasez de recursos de sus familias y el recorrido escolar con muchos altibajos” de esos menores. Un reto que aumenta con los refugiados.

plazas listas en la cav

138

En la CAV se han habilitado ya 138 plazas para refugiados, que ya estarían listas. 44 (24 Cruz Roja y 20 Cear) en Gipuzkoa, el único territorio en el que aún no hay acogida ninguna persona. Hay diez pisos en total listos para ellas y la ONG confía en habilitar pronto dos nuevas viviendas para 12 personas más. Tanto en Bizkaia como en Araba ya hay acogidas personas que solicitaron asilo de forma individual, algunos de origen ucranio y en Bizkaia están los tres refugiados que llegaron de la isla de Lampedusa. Las plazas libres en Bizkaia son 66 entre Cruz Roja y Cear y en Araba 39.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902