Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Interés Humano

Los ‘microbios’ que saquean Costa de Marfil

Grace Kapen / Efe - Miércoles, 20 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Jóvenes marfileños participan en las protestas durante la guerra en el país.

(efe)

Galería Noticia

Jóvenes marfileños participan en las protestas durante la guerra en el país.

2 Grace Kapeu/ Efe
Abiyán -Tienen entre 8 y 18 años, actúan en bandas y van armados con cualquier cosa: piedras, machetes, cuchillos, palos e incluso pistolas. Estos pequeños delincuentes, que se autodenominan microbios, aterrorizan a los habitantes de Abiyán con su violencia extrema y su superioridad numérica. Son chicos sin recursos que recurren a los robos y las palizas para ganarse algún dinero con el que comprar drogas baratas. No han conocido otro ambiente más allá del vivir al día.
Los microbios nacieron en el barrio de Abobo, en la periferia de la capital de Costa de Marfil, durante la violencia poselectoral que dejó más de 3.000 muertos y decenas de miles de desplazados tras la polémica victoria de Laurent Gbagbo, denunciada por la comunidad internacional, entre noviembre de 2010 y abril de 2011.
Abiyán se convirtió en una ciudad dividida entre partidarios de Gbagbo y del líder opositor y verdadero vencedor de los comicios, Alassane Ouattara, que a la postre sería nombrado presidente y que fue reelegido hace unos meses. Abobo era un barrio opositor y sus habitantes se organizaron en una milicia llamada el "comando invisible". Entre sus miembros más jóvenes había niños a los que utilizaban de centinelas o de cebo para luego emboscar a las tropas leales a Gbagbo.
Cuando el conflicto terminó, los líderes del "comando invisible" desaparecieron y muchos de los chavales, que durante meses habían aprendido a manejar armas y a moverse con soltura entre la violencia y los saqueos, fueron dejados a su suerte. Algunos regresaron a sus casas y otros, ante la falta de alternativas, decidieron organizarse en numerosas bandas criminales juveniles.
El nombre de microbios es visto por muchos como una metáfora de una infección que se ha propagado sin control por toda la capital. De Abobo se extendieron a otros barrios de la ciudad como Yopougon, Attécoubé, Adjamé, Williamsville e incluso a la zona residencial de Cocody. Sus víctimas, heridos y muertos, se cuentan por decenas mientras crece la indignación entre la población, que se queja de la poca eficacia de la Policía. Las autoridades marfileñas han intentado, sin éxito, acabar con ellos aumentando la presencia policial en los barrios más afectados
El punto de inflexión se produjo en agosto del año pasado, cuando una de estas bandas de microbios agredió y mató a machetazos a Claude Larrissa Abogny, una joven estudiante de apenas 23 años. La historia conmocionó a la ciudad y obligó al Gobierno a poner en marcha la operación desinfección. Los vecinos se han organizado en comités de autodefensa y no dudan en tomarse la justicia por su mano, a veces con igual o más violencia. Hace unos días, un presunto miembro de la banda fue linchado por una turba tras intentar robar a un conductor. Y como él, muchos otros.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902