Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Lucía Baskaran autora de ‘partir’

“Hablar de la masturbación femenina o la violación no debería resultar provocador”

Lucía Baskaran publica su ópera prima, una novela que presentará al público este viernes, a las 19.30 horas, en la librería Garoa de Donostia

Marta Esnaola Javi Colmenero - Miércoles, 20 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Lucía Baskaran.

Galería Noticia

Lucía Baskaran.

donostia- A pesar de ser profesora de inglés, Lucía Baskaran (Zarautz, 1988) lleva toda la vida escribiendo. Nunca se había animado a crear una novela hasta hace tres años, cuando viajó a París y se inspiró para comenzar esta nueva aventura que ahora publica la editorial donostiarra Expediciones Polares bajo el título de Partir. Cuenta la historia de Victoria, una joven que con 17 años se va a Madrid para ser actriz;siete años después, la joven ya habrá abandonado ese sueño.

Es una novela generacional. ¿En qué se podría identificar una persona de su generación con ella?

-Es la historia de Victoria, una mujer joven que ha crecido pensando que podría ser lo que ella quisiera, algo que nuestros padres siempre nos dijeron porque creían que íbamos a tener una serie de oportunidades que ellos no tuvieron. Después, el tortazo es bastante grande.

Habla sobre matar la ingenuidad postadolescente...

- Salir del colegio y la universidad y encontrarte con que la realidad poco tiene que ver provoca eso. Además, tenemos todas esas ficciones sobre las relaciones y el mito del amor romántico que se rompe cuando empiezas a experimentar con relaciones de pareja. Todo eso mata rápidamente la ingenuidad.

A pesar del tema, ¿considera que es un libro para jóvenes?

- Puede que llegue más al público joven, pero también puede ser para personas de la edad de nuestros padres, que así pueden ver qué pasa por la mente de alguien de esta generación. Creían que la universidad iba a ser la salvación y no.

¿Por qué decidió tratar este tema?

-No fue una decisión muy consciente. Mientras escribía vi qué me interesaba, pero también había cuestiones que quería meter sí o sí.

¿Cuáles?

-Por ejemplo, tuve muy claro que quería incluir un episodio sobre una violación. Hay un imaginario sobre qué es: una agresión por parte de desconocidos, en un callejón oscuro, usando la fuerza física... cuando la mayoría ocurren en el círculo cercano de la víctima y son más sutiles, ni siquiera hace falta usar la fuerza.

Se define como feminista radical. ¿Qué reflejo tiene eso en su libro?

-No me parece una novela especialmente feminista;está la denuncia de la violación, pero bueno. Yo soy feminista y Victoria se topa con el feminismo durante su vida, pero no está tan presente.

¿Cree que la novela puede incomodar a ciertas personas? Ya está habituada a recibir críticas en los textos de contenido feminista que publica en la revista ‘Kulturaldia’.

-Que se revuelvan los machotes es muy posible, pero no me afecta. Estoy curtida en críticas y sé que es imposible gustar a todo el mundo. También está el tema de la masturbación femenina, que parece que está superado, pero hoy en día se siguen moviendo cosas con este tema. Pero he hecho exactamente lo que me ha dado la gana, no he tenido ninguna jueza interior.

¿Hasta qué punto hay provocación en el libro?

-No soy muy pudorosa. Hay algo de provocación, aunque creo que hablar sobre la masturbación femenina o la violación no debería resultar tan provocador. Mi intención era provocar risas, más que ninguna otra sensación.

El uso del humor, por tanto, es premeditado.

-Tenía muy claro que el estilo era muy importante. Aprecio las florituras, pero me gustan las cosas directas y cañeras, y tuve muy presente el ritmo. También el humor, pues es lo que me gusta como lectora.

¿Y hasta qué punto hay crítica?

-Bastante. Es una crítica a vivir totalmente ensimismada, mirándote el ombligo y sin darte cuenta de lo que hay alrededor. Es algo infantil que nace de un miedo espantoso a crecer. Puede que sea algo habitual, porque de repente te quedas sin nada. Empezar a decidir cómo te posicionas en el mundo es difícil, y creo que hay miedo a eso.

La novela está escrita en primera persona. ¿Cuánto tiene Victoria, la protagonista, de usted?

-He partido de experiencias mías, cosas que he visto o me han contado, para después llevarlas a la ficción. Hay muy poco de Victoria en mí, no se acerca a la autobiografía. Pero me he inspirado en conocidos para crear los personajes.

En cuanto a las localizaciones, menciona varias ciudades...

-Menciono París por una desilusión que se lleva Victoria para, así, desmitificar la ciudad, puesto que la imagen que tenemos de ella no tiene nada que ver con lo que es. Por otro lado, Madrid representa los sueños proyectados en la capital y todo lo que ella piensa que va a pasar allí. Pero cuando vas a un sitio más grande hay mucha gente persiguiendo lo mismo.

En el prólogo, Luna Miguel asegura que ‘Partir’ es “uno de los libros más explosivos de las nuevas letras españolas”. ¿Por qué cree que lo dice?

-Supongo que mi manera de escribir es muy directa y brutal muchas veces, puede ser por esta crudeza.

También hay bastantes diálogos, mensajes y enumeraciones. ¿Por qué ha utilizado estos recursos?

-Me parecía que agilizaba bastante la lectura. Todo ello hace la lectura más directa, y los chats de Internet son algo muy de hoy, forma parte de nuestro lenguaje.

¿La escritura se parece al que utiliza en sus artículos o columnas?

-Mi editora me dijo que mis artículos no me hacían justicia, que era mucho mejor en ficción. Sí que puede haber similitudes, pero ahora he contado con absoluta libertad.

¿Le ha ayudado su experiencia previa a la hora de escribir la novela?

-Muchísimo, porque mientras escribes, vas encontrando tu voz.

¿Cómo ha sido el proceso de creación?

-Me propuse escribir un mínimo de 1.000 palabras al día. Me rodeé de libros y llevaba conmigo algo para apuntar las notas que se me ocurrían. El problema de no tener una estructura ha hecho que todos los días haya releído lo anterior y haya introducido cambios, pero nunca he dejado la página en blanco.

¿Quiénes han sido sus referentes? ¿Los mismos que sus autores de cabecera?

- En parte sí, pero me gusta gente muy distinta;entre mis autores de cabecera está Virginia Wolf, y no he hecho nada parecido. Pero sí que me he fijado en gente que estribe desde el humor, como Ben Brooks o Caitlin Moran. Tenía sus libros muy cerca y los releí mientras escribía.

¿Ha tenido que tocar muchas puertas para encontrar editorial?

-Al principio, el plan era presentarme a concursos y quedé semifinalista en el Premio Herralde, lo que me animó mucho. Pero se eternizaba, así que mandé el manuscrito a tres grandes editoriales que pasaron de mí. Cuando vi los libros de Ediciones Polares, me encantaron, así que les escribí. Me contestaron en seguida y me han cuidado muchísimo.

¿Tiene algún proyecto nuevo?

-Estoy escribiendo relatos, que me dan la opción probar distintas voces. La idea es finalizar una colección para finales de año.

las claves

“Este libro es una crítica a vivir ensimismado y habla del miedo espantoso a crecer y tomar decisiones”


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902