Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Osakidetza trata en cuidados paliativos a 4.000 pacientes

Salud diseña una ‘hoja de ruta’ hasta 2020 para dispensar esta atención al final de la vida

Concha Lago José Mª Martínez - Martes, 19 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Galería Noticia

donostia- La medicina no gana siempre y, cuando no se puede curar, es importante aliviar. Aquí entra en escena el Plan de Cuidados Paliativos de Euskadi 2016-2020 presentado ayer, que pretende “ofrecer la atención integral en cuidados paliativos en todos los niveles asistenciales, es decir en hospitales, centros de salud, domicilios particulares o residencias, tanto para la población adulta, como pediátrica”, según aseguró el consejero de Salud, Jon Darpón.

Actualmente, Osakidetza trata a más de 4.000 pacientes con enfermedades incurables. Así reciben este tipo de cuidados 2.300 enfermos en las unidades de hospitalización, y se atiende a más de 1.500 en domicilios. A ellos se añaden los pacientes que se tratan en la atención primaria y dentro de las unidades de hospitalización tradicional, y los que son asesorados por el Consejo Sanitario. El objetivo que se fijan las autoridades sanitarias con este plan es que ronde las 12.000 personas en los próximos cuatro años.

Darpón, junto al director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria, Iñaki Berraondo, y el director de Asistencia Sanitaria, Antonio Arraiza, presentaron esta hoja de ruta de los paliativos que “apuesta por la atención integrada y efectiva centrada en paciente y cuidadores”. Una atención fundamental para mejorar la calidad de vida de los enfermos en la fase final de su vida.

El año pasado se produjeron más de 35.000 estancias en las unidades de cuidados paliativos de centros públicos y concertados de Euskadi. Casi 18.000 de ellas se contabilizaron en Bizkaia, prácticamente 10.000 en Araba, y algo más de 8.000 en Gipuzkoa.

El objetivo de cara a 2020 es asistir a alrededor del 60% de los pacientes de carácter oncológico, así como a los que sufren insuficiencia cardiaca, renal y hepática, enfermos de EPOC (insuficiencia respiratoria), párkinson o ELA.

Tras resaltar que la mitad de las personas fallece en los hospitales y alrededor del 40% en sus domicilios o en residencias, Darpón explicó que se ha previsto prestar atención paliativa tanto en esos dos medios como en unidades especializadas, que se reservan para los casos más complejos.

El final de la vida es una etapa difícil de afrontar para los pacientes y sus familias y requiere de estos cuidados especiales. Pero acceder a ellos depende del lugar de residencia. Un paciente que vive en Madrid no recibe la misma atención al final de la vida que un enfermo afincado en Catalunya. De hecho, la realidad de este tipo de asistencia es muy dispar en las 17 comunidades autónomas. Y también es diferente en Euskadi.

Darpón reconoció ayer que la utilización de las unidades específicas de cuidados paliativos es “poco homogénea en función de la residencia del paciente”. Mencionó como ejemplo que en la Margen Izquierda no existe ningún dispositivo asistencial específico de cuidados paliativos y los pacientes deben desplazarse hasta el Hospital de Gorliz, “lo que entendemos que es una situación mejorable”, admitió Iñaki Berraondo, quien señaló que la idea es “acercar a esa población una unidad de cuidados específicos” que podría ofrecerse en el Hospital de Cruces o en el de San Juan de Dios. “Vamos a intentar garantizar el acceso a cualquier persona, en cualquier punto de asistencia, con homogeneidad y equidad”, insistió Darpón. Y es que la apertura del Hospital de Eibar con un número asignado de camas para estas enfermedades incurables permitirá ofrecer asistencia al Alto y Bajo Deba así como al Duranguesado.

El nuevo plan, que no presenta una asignación presupuestaria concreta, también tiene como objetivos respetar las voluntades anticipadas, si las hubiera. Incluye asimismo perfeccionar la formación de los sanitarios, y desarrollar un modelo de cuidados paliativos pediátricos, aunque “afortunadamente los niños que requieren cuidados paliativos en el domicilio son poquitos”, indicó Iñaki Berraondo.

Implica, por tanto, un despliegue de recursos asistenciales que deberán ponerse en marcha de forma progresiva. En opinión de Darpón, este plan “no solo supone un avance en la construcción del espacio sociosanitario vasco, sino también un cambio de primera magnitud en lo cualitativo, por ajustarse a las necesidades de cada paciente, y en lo cuantitativo, por prever recursos adicionales”.

Asistencia continuadaPor eso, el primer objetivo persigue consolidar un modelo homogéneo en todas las OSI (Organizaciones Sanitarias Integradas) y en cualquier nivel asistencial, con equidad en el acceso y en la calidad de los servicios. El segundo va dirigido a mejorar la calidad de la atención en las situaciones de enfermedad avanzada o incurable, respetando la autonomía y las necesidades del paciente y su familia, a través de un plan individualizado de atención registrado en la historia clínica.

Para lograr esos objetivos, este libro blanco de los paliativos se asienta en tres eslabones asistenciales, el primero es el domicilio o residencia;el segundo, el medio hospitalario;y el tercero, las unidades específicas. Todos ellos trabajarán con una única finalidad, “asegurar a las personas con necesidades paliativas una asistencia siete días de la semana, 24 horas al día”, subrayó Darpón. Así, el consejero indicó que se dispondrá de equipos específicos de paliativos en los grandes hospitales, y de servicios de hospitalización a domicilio en los centros comarcales de menor tamaño.

fase terminal

Pacientes oncológicos. Se prevé que seis de cada diez pacientes que recibirán cuidados paliativos sufrirán algún tumor o proceso cancerígeno.

Procesos degenerativos. También son candidatos a esta asistencia personas con enfermedades neurodegenerativas (ELA, Esclerosis Múltiple…), o enfermos que sufran insuficiencia cardiaca, renal o hepática.

hospitales

50%

La mitad de los fallecimientos que se producen en la CAV tiene lugar en hospitales de agudos. Otro 40% acontece en los domicilios o en las residencias.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902