Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Maite Peña diputada de POlíticas Sociales

“La AGI condena a sus beneficiaros a seguir en situación de exclusión de forma perpetua”

La AGI desaparecerá en tres años. Pese a que la decisión se ha tachado de “marotista”, Peña tiene claro que “no hay nada más xenófobo que perpetuar la exclusión”

Iraitz Astarloa /Ruben Plaza - Domingo, 17 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

foto

Galería Noticia

foto


donostia- La Ayuda de Garantía de Ingresos (AGI) será eliminada en diciembre de 2018. ¿Qué motivos han llevado a tomar esta decisión?

-La razón fundamental es que la AGI no contribuye a la inserción social de sus beneficiarios. No les da mecanismos para que desarrollen un proyecto de vida y salgan de la situación en la que se encuentran, es decir, les condena a seguir en la exclusión de forma perpetua. Nosotros apostamos por trabajar la inclusión social y socio-laboral de todas las personas y pondremos en marcha el programa Elkar Ekin para ello.

¿Qué va a pasar con las 1.422 familias que actualmente perciben la AGI?

-La van a seguir cobrando hasta 2018. Se van a aceptar solicitudes hasta el próximo 30 de junio y, además, vamos a hacer una excepción y a posibilitar que esas familias que tienen menores a su cargo y a fecha de 31 de diciembre de 2015 estén empadronadas en Gipuzkoa, puedan optar a cobrar esta ayuda hasta que puedan acceder a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

¿Puede esta decisión disparar los umbrales de pobreza en Gipuzkoa?

-Para nada. Se va a mejorar la atención de estas personas y la situación en la que se encuentran.

¿Cuáles son las principales carencias que han detectado en la AGI?

-La AGI es una ayuda que exclusivamente existe en el territorio de Gipuzkoa, lo que nos ha llevado a un desequilibrio territorial. En Euskadi tenemos el Sistema Vasco de Garantía de Ingresos, que está conformado por las Ayudas de Emergencia Social, a la que se puede acceder desde los seis meses de empadronamiento;y la Renta de Garantía de Ingresos, a la que se puede acceder tras tres años. Además, en los ayuntamientos hay ayudas municipales y también está el tercer sector apoyando de manera decidida esta situación. Bajo nuestro punto de vista, la AGI no fomenta la inserción y genera más necesidades de las que soluciona.

¿En qué sentido?

-Las personas que llegan, no solo tienen necesidades económicas. También surgen otras a nivel de educación, sanidad, vivienda... Pero el problema fundamental es que no trabaja la inserción. Hemos consultado a los ayuntamientos y nos han manifestado que se sentían como meros tramitadores. Ofrecían esta cantidad de dinero, pero luego no podían hacer más hasta esperar a que se unan a la RGI, porque en medio no se ha hecho nada para trabajar la inserción. Nosotros queremos una Gipuzkoa cohesionada y para eso hay que trabajar la inserción social y laboral de las personas que se encuentran en riesgo de exclusión.

¿Es cierto que desde que la AGI entró en vigor (2011) se ha constatado un aumento de la inmigración en Gipuzkoa?

-Más allá de lo fácil que es hacer demagogia con este tema, pondría unos datos sobre la mesa y cada cual que concluya lo que quiera. Mientras que en el resto de Euskadi e incluso en el Estado español, entre 2011 y 2015 se ha producido un descenso del 6,5% de la inmigración, en Gipuzkoa ha habido un aumento del 4,5%. Además, el 60% de las personas sin permiso de residencia en Euskadi están en Gipuzkoa y el 50% de los perceptores de la AGI del 2015 no tienen papeles. Si a esto le sumas que esta ayuda solamente existe en Gipuzkoa, que cada uno saque las conclusiones que quiera. Pero insisto. Esto no ha sido lo determinante para que nosotros abordemos un cambio de la AGI;lo determinante ha sido que es una ayuda que no se vincula a la inserción.

Le han acusado de adoptar una decisión “xenófoba” y “marotista”.

-Esas reacciones las enmarco dentro del discurso político y también de las fechas electorales en las que nos encontramos. Pero no lo comparto en absoluto. Creo que no hay nada más xenófobo que perpetuar la exclusión y trabajar con estas personas dándoles únicamente una ayuda económica es perpetuar la exclusión, es condenarles a seguir excluidos. Por el contrario, trabajar la inclusión y dotarles de recursos para que lleven adelante un proyecto de vida es para mí justo lo contrario a ser xenófobo. De todas formas, a día de hoy, más allá de todos esos calificativos, no hemos recibido ni una sola propuesta concreta sobre qué hacer con la AGI ni cómo trabajar Elkar Ekin.

También se habla de “recorte”.

-Eso no es cierto. A medida que se vayan liberando los recursos de la AGI, los iremos invirtiendo en el plan Elkar Ekin. Disponemos del presupuesto que tenemos para la AGI (11 millones anuales) para poner en marcha Elkar Ekin, pero en función de las necesidades, se destinará lo que sea necesario. Pero es que aquí no hay nada inventado. El anterior Gobierno foral lo que hizo fue quitar dos ayudas con un presupuesto de 800.000 euros destinadas a la inserción, y con eso poner en marcha la AGI. Lo que pasa es que como no hicieron ninguna previsión de ningún tipo se les disparó y tuvieron que pasar de los seis meses de empadronamiento que se pedían al principio, al año. En el fondo, y dejando toda la demagogia de lado, lo que hay aquí es un choque de modelos. Bildu pone la AGI, que sirve exclusivamente de puente para la RGI, sin ningún trabajo intermedio en la inserción, con lo cual, nosotros entendemos que no contribuye a mejorar la situación personal de estos beneficiarios y les perpetúa en la exclusión;nosotros creemos en un modelo que dote de mecanismos a esas personas para que salgan de esa situación y puedan desarrollar su proyecto de vida de manera normalizada, sin estar continuamente dependiendo de las ayudas sociales. El clientelismo de los servicios sociales es lo peor que puede haber, y la gente tiene que saber que tiene otras opciones que no son estar continuamente dependiendo de ayudas.

Y para ello van a sustituir la AGI por Elkar Ekin. Hábleme de esta iniciativa.

-Se trata de un plan de atención integral de la inserción social. Vamos a valorar y a diagnosticar en qué situación se encuentra cada persona y pondremos en marcha recursos que van a contemplar bastantes procesos, porque una persona que está en situación de riesgo de exclusión puede tener necesidades muy diversas.

¿Por ejemplo?

-Algunas pueden tener necesidad de aprender el idioma, o de un trabajo, o de formación. Otras igual solo necesitan procesos de acompañamiento... Vamos a dividir el plan en función de las necesidades que se detecten. Habrá que rediseñar los recursos destinados a la inserción, poner en marcha centros de día, plazas residenciales... Por otro lado, entendemos que la formación es muy importante, para integrarse en el mercado laboral y también la formación personal, el empoderamiento: clases de idiomas o cubrir las necesidades básicas que tienen a esos niveles.

¿Se contemplan prestaciones económicas, al igual que ocurre hoy en día?

-También, pero siempre vinculados a planes de inserción, no al empadronamiento como hasta ahora.

¿Qué otros recursos ofrecerá Elkar Ekin?

-Estamos trabajando en ello y cuando lo tengamos cerrado podremos adelantar algo más. Por ejemplo, hemos previsto poner un proyecto piloto llamado HousingFirst en Donostia, para que personas con un grado de exclusión muy alto tengan un techo y poder empezar por ahí a trabajar con ellos.

¿Cuándo se pondrá en marcha Elkar Ekin?

-Para junio o julio podremos desplegar paulatinamente el plan. Hay que tener en cuenta que va a ser un plan vivo y creo que debe serlo. Debemos revisar de manera continua los efectos que está produciendo y los resultados que está dando, ajustándolo a los objetivos que tenemos. Y creo que es un paso adelante en la inserción social, porque se va a trabajar poniendo a la persona en el centro.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902