Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Oídos sordos

Por Adolfo Roldán - Domingo, 17 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

El papa Francisco ha vuelto de Lesbos con tres familias de sirios, entre ellos seis menores, cuya manutención correrá a cargo del Vaticano. Residían en un campo de refugiados, en la isla griega que acaba de visitar el Pontífice. Según una nota de la Santa Sede, el papa ha querido dar “un signo de acogida a los refugiados”. Los miembros de estas tres familias son musulmanas y provienen de Damasco y Deir Ezzor, y sus viviendas fueron bombardeadas. En la nota se asegura que el acuerdo de acogida “ha sido alcanzado con las autoridades competentes, griegas e italianas”. Desde que el cardenal Jorge Mario Bergoglio fue elegido papa, ha pedido a la Iglesia pasos concretos para la acogida e integración de los que huyen del hambre y la guerra. En septiembre de 2013, durante la visita a la iglesia del Jesús, en Roma, pidió a las jerarquías eclesiásticas que se involucren más con los inmigrantes. “Los conventos vacíos no son nuestros, son para la carne de Cristo que son los refugiados”. Dos años más tarde, el 6 de septiembre de 2015, durante el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro, insistió en la necesidad de atender a los miles de refugiados que huían. Más que una petición, las palabras del papa fueron una orden “a las parroquias, a las comunidades religiosas, a los monasterios y a los santuarios de toda Europa para que acojan a una familia de refugiados”. “Me dirijo, a mis hermanos obispos de Europa, verdaderos pastores, para que en sus diócesis atiendan mi llamamiento, recordando que Misericordia es el segundo nombre del Amor”. Bergoglio concluyó citando a san Mateo: “Todo aquello que hicisteis a uno solo de mis hermanos más pequeños, me lo habéis hecho a mí”. No afirmaré que la Iglesia ha hecho oídos sordos a las palabras del papa, tal vez sería injusto. Pero sí muchas parroquias, comunidades, y monasterios que no han querido escucharle o no le han entendido. Un lector escribe: “en mi ciudad han convertido dos conventos en hospederías de tres estrellas, exentos del IBI”. El papa no pide negocios, solo justicia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902