Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

No me gustan los reyes

Por Adolfo Roldán - Viernes, 15 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Amí, me gusta jugar a la baraja, ese conjunto de naipes o cartas, generalmente de forma rectangular, que sirve para distraerte, entretener el tiempo o apostar. Según los investigadores se creó en el siglo XII en China y luego a través de los árabes llegó a Occidente. Las primeras noticias en España datan del siglo XIII con Pedro III de Aragón. El juego no ha variado mucho, está dotado de cuatro palos, y las principales modalidades son el tute, la brisca, el mus, el truco, el bridge, el póquer y la canasta. Pero hay una carta que me resulta antipática. El rey, porque la pintan endomingada y dotada de privilegios exclusivos que no poseen los otros naipes. Me refiero a su valoración en puntos. Por ejemplo, una pareja de reyes supera por decisión divina a casi todas las otras de la baraja. No hay un fundamento para que sea de esa manera. Simplemente porque “siempre fue así”. Pero si lo piensan un poco, si tratan de encontrarle una razón lógica, algo que lo justifique, verán que no la hay. Es solo un argumento torpe, tal vez histórico, sin fundamento, sin contenido sólido, ideado solo a gloria dei. Y voy a serles absolutamente sincero, no me gusta ninguno de los reyes (de la baraja). Si intentan profundizar un poco, enseguida descubrirán que le falta solidez. Se trata de una fina lámina de cartón, bastante endeble, que carece de resistencia, y resulta muy vulnerable. Lleva una imagen de rey en el anverso y un artesonado o mera publicidad en el reverso. No me gusta el rey de oros, por ostentoso. Su exhibición no es transparencia, sino puro narcisismo. Es un ave del paraíso. Tampoco el rey de espadas, por su carácter guerrero, por su temperamento militar y sus soluciones bélicas. Es un rey medieval, de los que hacían uso del derecho de pernada. No me gusta el rey de copas, ni sus fiestas, banquetes, juergas, jolgorios y francachelas. Hay demasiada miseria. Y, desde luego, de ninguna manera el rey de bastos, especialista en golpes y en repartir leña. Exijo respeto a los bosques. Definitivamente, no me gustan nada, pero nada, los reyes de la baraja.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902