Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
AFICIÓN

Las abuelas de la Real

AFICIÓN | Ocho veteranas seguidoras se reúnen todos los fines de semana en el Bar Bidezar de Zumarraga para ver los partidos del equipo txuri-urdin

Asier Zaldua - Viernes, 15 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Seis de las ocho aficionadas de la Real (faltan Antonia Cristóbal y Carmen Asenjo), en el bar Bidezar de Zumarraga.

Galería Noticia

Seis de las ocho aficionadas de la Real (faltan Antonia Cristóbal y Carmen Asenjo), en el bar Bidezar de Zumarraga.

zumarraga- La Real Sociedad es como los juegos de mesa: para todas las edades. En Zumarraga cuenta con un grupo de forofas veteranas que se merece un homenaje. Todas tienen más de 70 años y las mayores se están aproximando a los 90, pero animan más que los jóvenes. Suelen reunirse en el bar Bidezar para ver los partidos y tuvimos el honor de ver con ellas el encuentro que disputaron la Real y el Sevilla en la ciudad del Guadalquivir.

El núcleo duro de esta cuadrilla lo forman las azkoitiarras que se casaron con chicos de Zumarraga. Son Belén Peña, Rosi Plazaola, María Pilar Bastarrika, Mari Carmen Garate y Ana Larrañaga. A ellas se les unieron Antonia Cristóbal, Carmen Asenjo y Mari Carmen Kortaberria. Hay que decir que son unas aficionadas con pedigrí: no solo por las décadas de fidelidad a los colores, también porque una de ellas (Antonia) es la madre del consejero realista Gurutz Linazasoro.

No es habitual que las mujeres de su edad sean tan seguidoras del fútbol, pero las azkoitiarras recuerdan que se aficionaron de muy jovencitas, de la mano del Anaitasuna. “En Azkoitia había mucha afición al fútbol. El Anaitasuna jugaba en Tercera y solíamos ir a ver todos los partidos. Hay que tener en cuenta que en aquellos tiempos no había muchas opciones para el tiempo libre: solo cine y fútbol. Una vez a la semana íbamos al cine y cada quince días al fútbol”.

De vez en cuando también iban a los partidos que el Anaita jugaba fuera de casa. Jamás olvidarán la visita al Aurrera de Ondarroa. “Les ganamos y tuvimos que salir escoltadas por los municipales. ¡Nos querían tirar al río! Aunque para pique, el que teníamos con los del Lagun Onak. Hoy en día el pique no es tan grande”.

Seguían a los jugadores de fútbol de Azkoitia, pero estos no les hacían mucho caso y decidieron irse con los chicos de Zumarraga. “Los chicos de Azkoitia eran unos sosos. En aquellos tiempos, los de Zumarraga venían mucho a Azkoitia y muchas chicas de allí nos casamos con chicos de aquí”, recordaron. “¡Algo tendríamos las de Azkoitia para que los de Zumarraga fueran allí”, añadieron con humor.

Ya en Zumarraga, tuvieron que dejar de seguir al Anaitasuna y se centraron en la Real. Algunas de ellas fueron socias y vivieron en vivo y en directo algunos de los momentos más gloriosos de la historia del club donostiarra. Por ejemplo, la final de Copa de Zaragoza.

Afari-merienda En la actualidad, ninguna es ya socia y siguen los partidos a través de la pantalla de televisión del bar Bidezar. “Todos los días quedamos en la cafetería Izaskun para tomar un café y los miércoles salimos al pintxo-pote. Nos juntamos a la salida de misa: unas vienen de misa... y otras no. Los sábados y domingos, en cambio, venimos al bar Bidezar. Primero tomamos un café y después hacemos una afari-merienda. Así, no tenemos que fregar”.

Nada de lo sucedido las semanas anteriores al partido contra el Sevilla invitaba al optimismo y las veteranas seguidoras no las tenían todas consigo: este año no andan muy bien, ahora vienen partidos muy difíciles, cuatro de los ocho partidos que quedan están perdidos...La única que se mostraba optimista era Odriozola. “Hay que ser positiva. Si decimos que están mal, que no van a ganar... ¡parece que no somos de la Real!”

Sus amigas le consideran la más forofa. “Cuando íbamos a Donostia, a ver los partidos de la Real con mi hijo, siempre le protestaba al árbitro y le pedía que sacara tarjeta roja a los jugadores del equipo rival. El señor que se sentaba delante nuestro le decía, pero señora, si no ha sido nada...”, recordó su prima Mari Carmen Kortaberria.

Dos ‘infiltradas’ La afición a la Real de Rosi Odriozola está fuera de toda duda, pero en el caso de Asenjo y Bastarrika las cosas no están tan claras. Asenjo es navarra y el marido de Bastarrika también, por lo que les toman el pelo diciéndoles que son de Osasuna. Bastarrika no disimuló su cariño por los rojillos, pero añadió que son también de la Real. “Estáis entre Pinto y Valdemoro”, le dijeron.

Todas son muy conocidas en el pueblo y antes del inicio del partido hasta el alcalde de Zumarraga se acercó a saludarles. “Siempre viene a saludarnos y, si ha llegado antes que nosotras, nos paga un café”. También se acercó la hija de Asenjo. Les comentó que su madre no había podido acudir a la cita porque se sintió indispuesta y contó que a las veteranas aficionadas los parroquianos del Bidezar les llaman las hooligans. “No es normal que un grupo de mujeres de nuestra edad siga a un equipo de fútbol, pero nosotras lo hacemos desde jóvenes. ¡Alguna ilusión hay que tener!”.

Antes del partido charlaron acerca de lo divino y de lo humano, pero cuando comenzó el encuentro se acabaron las bromas: no perdieron ojo a la pantalla y no dejaron de hacer comentarios sobre el juego de los realistas. Nada más comenzar el encuentro, Markel Bergara marcó el primer gol para la Real y estallaron de alegría. Después llegó el segundo gol, el Sevilla acortó distancias, la Real sufrió para frenar las acometidas de los andaluces, Rulli paró todo lo que iba camino a la portería.... Las forofas no dejaron de animar: ¡venga Rulli!, ¡qué gran portero tenemos!, en Gipuzkoa se nos está haciendo un hombre. ¿Y Oyarzabal?, ¡qué chaval!, es bueno, humilde y trabajador. Con los más jóvenes les salió su vena de abuelas y los piropearon casi tanto como a sus propios nietos.

Las fotos hubo que dejarlas para el descanso, pues cuando el balón estaba en juego era imposible hacerles mirar a la cámara. Les pedimos que sujetaran una bufanda de la Real y Bastarrika tuvo que soportar las bromas de sus amigas. “La de Osasuna está en la esquina y le va a tocar sujetar la bufanda. ¡No seas ridícula y sujeta la bufanda con fundamento, que parece que estás enfadada con las amigas!”. De enfadadas nada. Y menos al final de los 90 minutos. “Parece que el periodista nos ha traído suerte. Tendrá que venir todas las semanas a ver el partido con nosotras”. Será un placer.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902