Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

El método musical que despierta el cerebro

doce colegios de gipuzkoa ofrecerán cursos infantiles basados en el arte y el deporte para agilizar el aprendizaje

Un reportaje de Alicia Zulueta. Fotografía Ruben Plaza - Jueves, 14 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:18h

El músico e investigador Xabier Lizaso condensa su experiencia didáctica en unos talleres que comenzarán el curso que viene en Gipuzkoa.

Galería Noticia

El músico e investigador Xabier Lizaso condensa su experiencia didáctica en unos talleres que comenzarán el curso que viene en Gipuzkoa.

tocar un instrumento conecta los hemisferios del cerebro, según demuestra la neurociencia, porque el arte de la música requiere de creatividad, pero también de precisos movimientos. Así, se incrementan los puentes entre ambos lados, estimulando este órgano vital y entrenándolo para el resto del aprendizaje. De esta manera, uno puede mejorar en matemáticas, aprender un idioma con menos trabajo o solucionar problemas de cualquier ámbito de la vida más rápidamente.

De esta premisa parte Xabier Lizaso, investigador y músico, que se ha dedicado a estudiar el comportamiento de los niños durante 25 años. Es más, ha creado el Método Xabier Lizaso, que utiliza distintas artes, como el deporte y sobre todo la música, como herramienta educativa y estímulo del cerebro.

Este oriotarra ha condensado su experiencia en el proyecto Do Re Ni Eskolak, que verá la luz el curso que viene en doce colegios guipuzcoanos, y que está respaldado por el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de Donostia y la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País.

La base de esta iniciativa es “muy personal” y gira sobre las investigaciones que el propio Lizaso ha realizado con más de 500.000 niños de distintos colegios. “Intento crear un contexto con los niños en el que ellos sean los protagonistas”, explica. Ante su talento innato en el piano, su padre le obligó a estudiar música contra su voluntad, algo que aborreció. “Ese odio de mi niñez me ha llevado a perfilar mis proyectos, porque se puede aprender sufriendo, pero también sin sufrir”, recalca.

Experiencias


Así, recuerda el caso de un niño gitano de cinco años, alumno de un colegio de Gasteiz. Lizaso impartía un concierto didáctico, escuchado por 100 alumnos que atendían tumbados en el suelo. Tras una pieza de cinco minutos, los pequeños podían acercarse al banco del piano, en el centro del lugar, y contar qué habían experimentado.

Este niño se ofreció a compartir sus sentimientos. “Entonces miré a una de las profesoras y tenía una lágrima en los ojos. Me dijo que ese niño nunca había hablado en el colegio, ni a las profesoras ni a sus compañeros y no se lo podían creer”, relata.

Este músico ha presenciado esta experiencia en más de una ocasión, por eso constata que “los niños que están un poco excluidos de la sociedad entran muy bien en el proyecto”. También ha habido veces en las que profesores no podían dar crédito al ver que los alumnos menos dedicados y más movidos en clase, prestaban atención durante toda la hora del curso de Lizaso.

Su experiencia también le ha revelado los beneficios de trabajar a la vez con niños pequeños, de dos años, y niños más mayores, de doce por ejemplo, “mezclados” tal y como se encuentran en la vida real. Así, los pequeños aprenden más rápido, ganan autoestima y se sienten protagonistas ante la mirada de los mayores.

‘Jokuz barru’


El programa Do Re Ni Eskolak se materializará en forma de actividad extraescolar durante las vacaciones y en invierno. “Se trata de pequeños grupos de hasta quince niños de 0 a 7 años donde, por medio de juegos de deporte, bellas artes y música en euskera, trabajarán diferentes partes del cerebro”, señala el investigador. Esta estimulación “les ayuda a retener más datos, estudiar mejor y aprender más rápido”, asegura. Además, podría servir para “despertar” el interés de estos niños por estas materias.

Por otra parte, Lizaso también propone una segunda modalidad más deportiva, Jokoz barru, para pequeños a partir de cuatro años. “Basándonos en el fútbol, pero eliminando la violencia que gira en torno a él, hemos creado un nuevo deporte donde todos los alumnos también cantan y actúan”, aclara.

Estos dos cursos darán comienzo en octubre y terminarán en enero, para reanudarse desde febrero hasta junio. Se impartirán una vez a la semana y contarán con “exámenes, notas, olimpiadas y festivales” para motivar a los alumnos. Además, habrá talleres vacacionales en Semana Santa, verano y navidades, todos ellos impartidos por el propio Xabier Lizaso y por profesores experimentados.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902