Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Raúl Navas

Defensa de la Real

“En el Eibar, los guipuzcoanos le tenían más ganas a la Real y los vizcainos, al Athletic”

Navas vio por fin la luz al final del túnel ayer al completar su primera sesión íntegra en Zubieta junto al grupo tras su operación de pubis del pasado julio. El central, que es el mejor espía txuri-urdin del Eibar, solo piensa en debutar este año y en triunfar en la Real

Una entrevista de Mikel Recalde Fotografía Gorka Estrada - Jueves, 14 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:19h

Raúl Navas

Galería Noticia

Raúl Navas

donostia- Lo primero, ¿cómo está?

-Bien, bien, ya contento, porque estoy empezando a entrenar con el grupo al completo. Las molestias que tenía están remitiendo y con eso ya muy satisfecho.

La lesión de pubis dicen que es de las más duras: va, vuelve, crees que estás bien, pero luego pasas dos días mal, o dos días bien…

-Sí, la has descrito perfectamente. Es una lesión jodida por ese motivo, porque no sabes cuándo tienes que parar, ni cuándo puedes seguir. En mi caso ya venía renqueante desde hace mucho tiempo y forzar demasiado la máquina al final tiene sus consecuencias.

“En febrero toqué fondo, pero llevo dos semanas trabajando bien y mi objetivo para lo que queda es debutar y verme como uno más en Anoeta”

Además, parece muy frustrante, de las que más castiga psicológicamente.

-Sí, psicológicamente sales reforzado de una lesión así. Por ejemplo, en la rotura de cruzado como la que ha tenido Canales, sabes que tienes que parar sí o sí. En mi caso he sido prudente, más que nada, y esto me vale para el futuro.

Tiene grabado a fuego que forzó demasiado el año pasado. ¿Si pudiera, daría marcha atrás?

-No me arrepiento tampoco, pero sí que es una experiencia que vives en la vida y sabes que no tienes que llegar a esos extremos. La verdad es que aguanté mucho, pero repito que no me arrepiento, es algo que volvería a hacer, porque estás en el momento y me encanta jugar al fútbol.

Todo este año en blanco no se lo esperaría...

“Es comprensible que la gente no me conozca, porque no he jugado y apenas he entrenado, pero estoy tranquilo, sé dónde piso y quiero llegar”

-No, después de la operación esperaba estar mal tres o cuatro meses, pero habían sido muchos meses de aguantar molestias y dolores, y lo he pagado.

¿Le dijeron que podía pasarle esto, pasar tanto tiempo de baja?

-No, no me lo dijeron, pero ya sabía y me advirtieron de que era una lesión jodida. Hemos querido ser prudentes y no estar dos meses dentro y tres meses fuera.

¿Qué expectativas tiene ahora mismo?

-Lo primero, coger buenas sensaciones, pasar un tiempo así y ya llevo dos semanas completas. Intentar ponerme al mejor nivel que pueda para poder debutar con el equipo.

“El derbi que jugué en el Eibar era especial para mí porque necesitaba reivindicarme;este me gustaría jugarlo, pero decidirá el míster”

Llegados a este punto, ¿el poder estrenarse esta temporada es ahora su gran objetivo?

-Sí, sí, mi objetivo es debutar esta temporada, me gustaría verme en Anoeta con el equipo.

Su carrera no ha sido fácil, ha salido de peores que esta...

-Sí, ya lo he dicho más de una vez;yo estuve a punto de dejar el fútbol. Creo que esto es una anécdota más en el camino.

Incluso se llegó a quedar sin equipo.

-Sí, firmé un año el 30 de agosto en el Celta B y al año siguiente, en agosto, estaba otra vez sin equipo. Me incorporé a la selección de la AFE (jugadores en paro) y te planteas si continuar o no. Llegó mi agente, Luis, que si no es por él, estaría con los amigos jugando en la playa.

La soledad del lesionado dicen que es de las cosas más duras para un futbolista.

-He tenido la suerte de que aquí me han apoyado bastante, Alfonso, Karla, Piu, Imanol, Iñaki -miembros del cuerpo médico-. He sentido el apoyo del cuerpo técnico y de los médicos. No he estado solo, porque siempre he tenido algún acompañante, o Carlos Martínez, o Zaldua, ahora Canales… La verdad es que nunca he estado solo, aunque es verdad que psicológicamente he tenido dos o tres meses bastante fastidiados.

¿En qué momento tocó fondo?

-Entre noviembre y diciembre estuve muy fastidiado, pero lo peor fue en febrero, que había empezado a entrenar ya con los compañeros. Estuve cinco días trabajando y el sexto me volvió el mismo dolor. Ahí fue cuando me derrumbé. Con el apoyo de la gente he salido adelante.

¿Ha estado cerca de salir cedido?

-Es cierto que se planteó en un principio la opción del Sporting, pero viendo la evolución de la lesión se acordó que no. Luego en el mercado de invierno no se me planteó la salida y decidí que era lo mejor quedarme y curar bien la lesión. Mi intención es cumplir mi contrato.

¿Siente la confianza del club, que está encima de su lesión, percibe que le está esperando?

-Sí, sí, el apoyo del club, y ahora con este míster, que me está dando sensaciones positivas y me pregunta cómo estoy… No sé si me están esperando o no, pero creo que tienen ganas de verme, me ficharon para eso.

Sin ánimo de polemizar, Moyes no parecía estar muy encima de los lesionados.

-Sí, era un poco menos cercano a los jugadores y también creo que el hándicap era el idioma, ni él castellano y nosotros el inglés tampoco es que lo dominemos mucho.

Y con Eusebio parecen estar más contentos.

-Es un entrenador cercano, que está encima de los jugadores. Con él, bastante bien.

¿Siente que le conoce?

-Sí, supongo que me habrá visto dar algún pelotazo que otro por ahí …

¿Cree que podría haber jugado bastante esta misma temporada?

-Sí, pienso que podría haber jugado, se han hecho bastantes rotaciones atrás y los momentos que el equipo ha estado mal es cuando más se rotan jugadores. Creo que podría haber tenido la oportunidad.

La competencia en su puesto es dura.

-Sí, competencia hay, en los equipos buenos siempre hay competencia.

¿Se nota mucha diferencia entre el Eibar y la Real?

-Se nota, sí. También es verdad que si estás tres años jugando todos los partidos en el mismo club es más fácil al siguiente seguir haciéndolo. Si te vas a otro en el que no te conocen los compañeros, no has tenido trato con ellos, te tienes que adaptar a eso. El salto es diferente.

¿Hay un cambio de estilo importante?

-La verdad es que soy una persona bastante tranquila y creo que en el campo también transmito eso, no emito nerviosismo. Creo que por el estilo de juego que tiene la Real, me viene bien. Jugadores de calidad, que les gusta tener el balón... En el Eibar también nos gustaba jugar, pero era un poco más directo en algunas ocasiones.

¿Es doloroso que la gente no le conozca, que no sepa cómo juega?

-Doloroso no, es comprensible. Sé asumir dónde estoy y a dónde puedo llegar. La gente no me conoce por la calle, porque ni he jugado ni casi he entrenado. Pero soy una persona muy tranquila, sé dónde piso y dónde quiero llegar.

¿Su plan para el año que viene es seguir aquí?

-Sí, me encanta el club, la ciudad y me gustaría estar aquí los años que pudiera.

¿Qué le parece la trayectoria del equipo?

-Con altibajos. La situación no ha sido agradable para nadie. Hemos estado mirando más para abajo que para arriba. Tuvimos aquella racha de victorias que nos sacaron de ahí abajo y luego estas dos victorias que han sido casi inesperadas, porque eran contrincantes muy fuertes, han sido muy bonitas.

Y ante el Sevilla, el club en el que se formó…

-Pues sí, mira, ese era un partido que yo pensé que se podía ganar. Las estadísticas están para romperlas y qué mejor que en mi tierra.

¿Y mucha vacilada de su gente o qué?

-La verdad es que no, me dejaron tranquilo.

Visitan al Eibar, que es un equipo al que, cuando ficha, uno no sabe muy bien lo que se va a encontrar porque cambia mucho cada año.

-Sí, me pasó, además llegué el último. Es un equipo en el que tienes que adaptarte a sus condiciones. Cuando fui era mi última bala. Tiene muchos jugadores de los que saca mucho provecho y es un club cercano, y eso le viene bien a todo el mundo

La gesta que vivió allí fue de las mayores del fútbol moderno. De Segunda B a Primera...

-Fue algo increíble, pero para eso estamos los futbolistas, para quedar lo más arriba posible.

Imagino que ni en sus mejores sueños…

-El equipo estaba hecho para ir de Segunda B a Segunda. Luego allí lo primero era mantenerse, pero luego dio un salto, que lo vimos posible, se lo creyó la gente y cuando hay un grupo unido y que corre más que el otro equipo, casi siempre los partidos salen adelante.

Ese año la pareja de centrales era Albentosa y Navas, ambos asentados en Primera

-El año de Segunda B no estuvo Raúl Albentosa, jugué con Arregi y Añibarro, con los que hice buenas migas y luego con Raúl, que llegó el año de Segunda.

Supongo que el ascenso a Primera fue el momentazo de su carrera.

-Fue algo increíble, un momento muy bonito, pero disfruté más cuando subimos a Segunda, porque el ascenso Primera era algo que iba a concretarse, ya que el equipo lo estaba ganando todo y nos veíamos superiores. Pero el otro, con tema del play-off y viniendo de hacer unos últimos partidos no muy buenos. Luego, en las eliminatorias, en los dos primeros partidos sufrimos, pero los dos últimos fue coser y cantar.

¿Ya se siente un vasco más?

-(Risas) La verdad es que en Sevilla ya me llaman “vasco”. Me siento a gusto aquí, me encanta esta tierra y me encantaría pasar aquí mucho tiempo más.

Más que vasco, ahora como guipuzcoano, el derbi lo disfrutó el año pasado en el otro vestuario y parece que se vive diferente ¿no?

-Sí, además para mí era especial porque estaba cedido por la Real y tenía que reivindicarme. Es un partido bonito que me encantaría jugar, pero, claro, decide el míster.

¿En el vestuario del Eibar siempre está el colmillo más afilado en este derbi?

-Sí, claro, al final la Real es un histórico de Primera y el Eibar está empezando ahora. Es verdad que tienes más ganas.

¿Más que contra el Athletic?

-Parecido, porque en el vestuario hay guipuzcoanos y vizcainos y cada uno le tenía más ganas a los suyos.

¿Cómo vivió ese estreno en Primera contra la Real, ese 1-0? Usted lo disfrutó desde el lado de la victoria, pero desde el de la derrota fue bastante duro...

-Al final se sumó el debut en Primera de muchos jugadores del Eibar y el derbi, muchos condicionantes, y cayó para nosotros la parte positiva.

¿Cómo está viendo la temporada del Eibar?

-El equipo está bastante bien. Están mejor que el año pasado, pero han atravesado por una mala racha últimamente. Con los puntos que tienen yo creo que están salvados.

Algunos dicen que con un empate nos vale a los dos ¿qué piensa de eso?

-Nosotros tenemos tres puntos más, pero vamos a salir a ganar.

¿Mantiene el contacto con sus compañeros del Eibar? ¿Han hablado esta semana?

-Con Dani García y Lillo mantengo bastante contacto. Son con los que más hablo. La verdad es que son verdaderos amigos, más que compañeros. Esta semana no estamos hablando mucho, con Lillo un poco más, porque él también ha estado lesionado este año.

Dijo que el Eibar era una puerta que había cerrado, que había sido muy feliz allí.

-Sí, creo que esa etapa ya pasó, me quiero quedar aquí por muchos años.

En invierno ficharon a Ansotegi de forma precipitada, ¿figuraba también usted en las quinielas para recalar en Ipurua?

-No, tuve la posibilidad del Sporting, del Eibar no me llegó nada. Yo estaba centrado en la lesión y no pensaba en salir.

Dígame un pronóstico para el encuentro.

-0-1.

Y un objetivo suyo en la Real, personal, y otro grupal.

-En lo personal, terminar jugando este año y quedarme todos los años que pueda;y grupal, conseguir algo bonito con la Real.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902