Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

El uso de Garoña como almacén nuclear podría retrasar su cierre definitivo

La falta de alternativa al paralizado ATC de Villar de Cañas impide por ahora el traslado de residuos de las centrales

Beatriz Sotillo - Miércoles, 13 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Actualmente la piscina del reactor de Garoña alberga el combustible gastado por la central.

Galería Noticia

Actualmente la piscina del reactor de Garoña alberga el combustible gastado por la central.

donostia- La confirmación del cierre de la central nuclear de Garoña sería “una buena noticia” para el Gobierno Vasco, la Diputación de Araba, numerosos colectivos sociales y buena parte de la población del Valle de Tobalina y alrededores. Pero esa esperada noticia se puede ver empañada por la utilización de la planta como almacén de residuos nucleares durante mucho tiempo. Este uso, para el que Nuclenor ya ha superado los primeros trámites, sería una solución temporal ante la falta de un almacén centralizado en el que depositar el material y el combustible usado de las centrales nucleares del Estado español.

A la espera de una decisión oficial por parte del consejo de administración de Nuclenor -la empresa participada al 50% por Iberdola y Endesa que gestiona Santa María de Garoña- y mientras se reanudan las iniciativas políticas para forzar el cierre de la central, la paralización del proyecto de construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas ha provocado una carambola que puede retrasar el desmantelamiento definitivo de la instalación nuclear próxima a Araba.

La construcción del primer Almacén Temporal Centralizado del Estado español para residuos de alta actividad se acordó en 2009 y en 2011 se eligió para su ubicación la localidad conquense de Villar de Cañas. Las previsiones iniciales indicaban que el ATC debía estar concluido a lo largo de 2016, pero la llegada al gobierno regional del socialista Emiliano García Page trastocó los planes del PP, ya que primero amplió un espacio protegido cercano a la ubicación elegida para el almacén y después anuló el plan urbanístico municipal que contempla y ampara su construcción.

Los efectos de estos movimientos políticos registrados en Castilla-La Mancha han llegado de alguna forma hasta Euskadi, que en los próximos meses podría encontrarse con que los responsables de la cercana central nuclear de Garoña abandonan su idea de mantenerla en funcionamiento hasta el año 2031 y la convierten en almacén de residuos sin una fecha clara de clausura.

De hecho, el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 9 de octubre de 2015 publicó una resolución de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del 30 de septiembre señalando que el proyecto de construcción de un almacén temporal individualizado (ATI) planteado por Nuclenor cumple con todos los requisitos para superar favorablemente el Informe de Impacto Ambiental. Según se lee en el BOE, el ATI proyectado en Garoña busca resolver “las necesidades de almacenamiento del combustible irradiado, hasta que sea posible su transporte al Almacén Temporal Centralizado (ATC) proyectado por Enresa en el municipio de Villar de Cañas (Cuenca), actuación contemplada en el Sexto Plan General de Residuos Radiactivos y en el Plan de Gestión de Residuos Radiactivos de la CN Santa María de Garoña”. “El ATI -dice la resolución de Medio Ambiente- permitirá la adecuación del combustible gastado, actualmente almacenado en agua, a un sistema de almacenamiento en contenedores en seco, para su posterior transporte hacia el ATC”. Sin embargo, con la paralización del almacén de Villar de Cañas y sin alternativa a la vista, el almacenamiento temporal en Garoña podría prolongarse mucho más de lo previsto.

esperar la decisiónRespecto a la intención de Iberdrola de cerrar la central sin llegar a reanudar su actividad debido a que “es económicamente inviable”, el portavoz del Gobierno Vasco dijo ayer que el Ejecutivo “no tiene conocimiento oficial” sobre estos planes. “Si la noticia se confirmase, aunque hoy por hoy está sin confirmarse, por lo menos con carácter oficial de cara al Gobierno, sería una buena noticia”, afirmó ayer Josu Erkoreka, quien recordó que el Gobierno ha trasladado tanto a Iberdrola como al Gobierno central las peticiones de cierre emanadas del Parlamento Vasco y de otras instituciones. Erkoreka informó de que el Gobierno Vasco “sí tenía conocimiento” de que Iberdrola “podría estar considerando” el cierre de Garoña, pero recalcó que no tiene “ningún conocimiento oficial” de que esto vaya a ocurrir. “En cualquier caso si la noticia se confirma la valoración del Gobierno sería positiva porque coincide con una reivindicación sostenida en repetidas ocasiones por la sociedad e instituciones vascas”, señaló.

El diputado general de Araba, Ramiro González, también reconoció que la institución foral no tiene más información sobre la decisión de cerrar la central nuclear, por lo que señaló que “hay que ser prudentes”. No obstante, González reiteró que “lo que la Diputación espera es que se produzca el cierre de Garoña cuanto antes”.

Por su parte el secretario de Medio Ambiente y Energía del PSE-EE de Araba, Daniel Senderos, pidió ayer al Ministerio de Industria que aclare el futuro de Garoña y que “ejerza su responsabilidad pública frente a las decisiones de empresas privadas”. Sobre la intención de cerrar la central trasladada la semana pasada a los sindicatos por Ignacio Sánchez Galán, Senderos dijo que “hay que tener en cuenta que esta noticia debería ir acompañada también de la negativa de Endesa de no querer reabrir la planta”, ya que comparte con Iberdrola la titularidad de la empresa propietaria de Garoña,

De momento algunos diputados han manifestado su intención de preguntar al ministro de Industria, Energía y Turismo en funciones, José Manuel Soria, por los planes de Nuclenor y del Consejo de Seguridad Nuclear.

Almacén

Proyecto. El almacén temporal individualizado (ATI) que está previsto construir en la central de Garoña será “una instalación temporal de almacenamiento a la intemperie, para la disposición en seco del combustible gastado de la central nuclear, y su protección física, de modo seguro y estable”.

Localización. El ATI estará ubicado dentro del recinto de la central, al este del reactor, en una zona de pastos y arbolado.

Dimensiones. Consistirá en dos losas de hormigón armado, de unos 60 cm de espesor y dimensiones de 40 x 20 metros (800 m2 cada una).

Capacidad. El almacén tendrá una capacidad total de 32 contenedores. Estos contenedores son de forma cilíndrica, tienen un peso de 70,5 toneladas, una vez cargados con el combustible, y sus dimensiones principales son: 4.845 mm de altura y 2.087 mm de diámetro exterior.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902