Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

Aprender con la Ilíada

Por Gabriel Mª Otalora - Miércoles, 13 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Las guerras son una constante en el ser humano. A lo largo de la historia, un altísimo porcentaje de tiempo vivido ha estado contaminado por la guerra: según el profesor Trevor R. Bryce, en los últimos 5.000 años, 94 de cada 100 de esos años están ocupados por conflictos a gran escala en una o varias partes del Planeta. Ante esta desolación, no faltan los que afirman sin reparo que existen guerras útiles porque convierten el mundo en un lugar más seguro y próspero;o lo ven como un mal menor que aligera el exceso de personas. Algunos de entre ellos son de profesión historiadores o politólogos -¿cínicos, miopes?-. Lo seguro es que los perdedores y los desechados no son de la misma opinión.

La guerra es el principal signo externo de que el ser humano tiene una parte oscura en su imperfección que a la mínima ocasión se jacta de ella siendo capaz de crear además una cultura de vida con lo bélico. Provocar una guerra es inútil siempre, y así lo viven advirtiendo siglo tras siglo la homérica Ilíada. Aquel conflicto del que Homero narra diez años, fue el paradigma de guerra inútil que nos muestra con claridad que todos pierden por la devastación que supone entramparse en la guerra. Algunos que lean esto último, pueden imaginarse beneficios gracias a que existió tal o cual conflicto armado pero su imaginación no suele llegar más allá de sus propios intereses.

Tal y como están las cosas, va a ser difícil sacarnos de la memoria aquel Trío de las Azores que formaron Bush, Blair y Aznar para darle la patada al avispero de Iraq, según algunos con el inconfesable objetivo del control geopolítico de la zona, aliviar de paso la amenaza que se cernía sobre el aliado Israel y el control integral del negocio del petróleo (no solo de su extracción). Luego llegarían los atentados de Nueva York, Londres y Madrid, todo ha ido a peor en Oriente Medio y ahora nos encontramos de bruces con la guerra yihadista a base de terrorismo urbano de gran calibre. Y ahora el reguero de aquellos polvos y otros parecidos (Afganistán es otro ejemplo nefasto) han llegado incluso hasta la capital de la Unión Europea en forma de una horrorosa violencia terrorista.

Lo de Siria es todavía más bárbaro e indigno. Un dictador bombardea y destruye a su propia gente. Muertos, destrucción masiva y cientos de miles de refugiados que junto a los de otros conflictos, se cuentan por millones, muchos de ellos ante las puertas cerradas de la Unión Europea. Mientras tanto Rusia y China han ejercido su derecho de veto en la ONU para que no se condene al régimen de Assad. El derecho demandado de asilo a las puertas de Europa y el rechazo subsiguiente ilegal -e inmoral- nos recuerda los fracasos colaterales de las guerras modernas, donde las víctimas son mayoritariamente civiles, y no militares.

Nada hay mejor que la cultura de la paz. No existe la guerra buena, y jamás podremos justificar a quien propicie una guerra como buena, como tantas veces se ha hecho. Lo bélico mueve miles de millones y suele estar alimentado por la codicia y el odio ¿Por qué no son capaces los gobernantes de aliarse para extender la paz? ¿Qué habría pasado si Aquiles siguiendo su primer impulso hubiese vuelto a su casa de Ftía para retirarse con los suyos? La Ilíada finaliza como todas las guerras, con vidas destrozadas, un rosario de funerales, duelos inconsolables y el fracaso de la vida humana. Homero, en fin, no vacila en este juicio: la vida es más valiosa incluso que la gloria;y lo pone en boca de Aquiles, el héroe de la guerra de Troya, para destacar el rechazo a la guerra por encima de la epopeya ¿Aprenderemos alguna vez?

La guerra es el principal signo externo de que el ser humano tiene una parte oscura en su imperfección que a la mínima ocasión se jacta de ella siendo capaz de crear además una cultura de vida con lo bélico


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902