Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El PSOE enfría el pacto con Podemos, la última vía para evitar las elecciones

M. Vázquez - Martes, 12 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Iglesias y Errejón, durante el desayuno informativo de Europa Press con Ada Colau, ayer en Madrid.

Iglesias y Errejón, durante el desayuno informativo de Europa Press con Ada Colau, ayer en Madrid. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Iglesias y Errejón, durante el desayuno informativo de Europa Press con Ada Colau, ayer en Madrid.

Donostia- Las negociaciones entre los partidos se adentran en una semana de tiempo muerto sin reuniones ni ofertas. La mayor preocupación parece situarse en cargar las culpas del fracaso sobre el rival político en una clave preelectoral. Se prevé que el paréntesis se prolongue hasta el lunes, cuando Podemos anuncie el resultado de su consulta a la militancia, aunque pocos esperan que sus bases pidan abstenerse ante un gobierno PSOE-Ciudadanos. La repetición de las elecciones el 26 de junio parece cada vez más cerca, y la única vía que podría tener opciones de progresar, aunque parecen ínfimas, es la vía de 161 escaños de izquierdas entre PSOE, Podemos e IU. Aunque las coincidencias programáticas son evidentes y las reconocen los aludidos, Sánchez cree un pacto solo de izquierdas no suma suficiente. Además, tendrían que superar las resistencias de la vieja guardia socialista y procurarse la abstención de los nacionalistas catalanes. Ayer no hubo ningún guiño. El PSOE avisó de que no piensa lanzar más ofertas porque está harto de los “desprecios” de Pablo Iglesias.

Sin embargo, la opción que pinchó ayer sin salvación posible fue la gran coalición PP-PSOE, ya sea para que gobierne Pedro Sánchez, o para que repita Mariano Rajoy. Cargos populares habían intentado sembrar la división en el socialismo insinuando que algunos barones defienden ese acuerdo, pero la presidenta de la poderosa federación andaluza del PSOE, Susana Díaz, se encargó de zanjar las especulaciones asegurando que “no se puede gobernar con quien ha hecho tanto daño”, en referencia a los recortes de Rajoy. Sus declaraciones son un jarro de agua fría para el PP, que la creía más cercana a la gran coalición. Tampoco es factible una vía PP-Ciudadanos. Por lo visto, Rajoy quiere gobernar con una cómoda mayoría absoluta y tener garantizado que podrá completar los cuatro años de mandato. A su juicio, solo lo conseguiría pactando con el PSOE.

Nada apunta a que vaya a intentar la vía PP-Ciudadanos, a pesar de que ayer pudiera estar más cerca porque Albert Rivera suavizó su veto a Rajoy. Ciudadanos había asegurado que su rechazo al PP se debía a quién lo lidera, pero ayer aseguró que el problema no es de nombres sino de abanderar la lucha contra la corrupción. Dicho de otra forma, cree que Rajoy podría seguir si “cambia radicalmente lo que ha hecho estos años”, aunque lo ve complicado. Desde el PP, Alfonso Alonso insistió en que la única vía es un acuerdo PP-PSOE, a través de un gobierno de coalición o con un apoyo externo.

El acuerdo PSOE-C’s, por su parte, está agotado y nadie quiere suscribirlo. Podemos ha dado un portazo y Antonio Hernando respondió despechado que se ha acabado el tiempo de las ofertas al partido morado. ¿Podrían reconducir su relación y abrir una vía solo de izquierdas sin C’s? Cabe recordar que el pacto con Ciudadanos se ha idealizado en algunos ámbitos como si no hubiera obligado a ninguna cesión de calado, cuando en realidad forzará al socialismo a eliminar las diputaciones provinciales (no las vascas), lo que suscita el rechazo del PSOE andaluz. Además, Rivera empuja a Sánchez al acuerdo con el PP, una línea roja fijada por el comité federal socialista.

Por el contrario, el PSOE ha reconocido que podría aceptar el 70% de las propuestas de Podemos, y solo le parecen inasumibles el gobierno de coalición y el referéndum independentista para Catalunya. Esa segunda línea roja ha quedado diluida, porque han activado un diálogo paralelo entre sus franquicias catalanas que parece dejar en barbecho el debate. Se especula con que dejen ese punto para más adelante y Sánchez acuda a la investidura con un compromiso de abordar con mayor ambición el problema en los próximos meses, aunque está por ver si es suficiente para que ERC y Convergència se abstengan. Convergència parece impaciente por un cambio de gobierno, pero ERC votará en contra si no hay pacto sobre el derecho a decidir. El PSOE también necesitaría los votos del PNV.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902