Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La vocación religiosa se convierte en ‘reality’

|

Rosana Lakunza - Domingo, 10 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:14h

Las candidatas convivirán en varias comunidades de monjas antes de escoger su camino.

Galería Noticia

Las candidatas convivirán en varias comunidades de monjas antes de escoger su camino.

quiero ser monja es la nueva apuesta de Cuatro y llega hoy a la parrilla de la cadena. Anuncian que se trata de un programa que “no dejará indiferente a nadie”. Cinco jóvenes han sido seleccionadas para que resuelvan ante las cámaras si quieren entrar a formar parte de una orden religiosa o continuar su camino espiritual de forma seglar.

Juleysi, Janet, María Fernanda, Paloma y Jaqui dicen que tienen un deseo en común: quieren ser monjas. Y para ver si tienen las ideas claras y resolver sus dudas tendrán una experiencia religiosa y televisiva que ha sorprendido a muchos. Es la primera vez que la Iglesia abre sus puertas de par en par para un programa de estas características. Los responsables del espacio señalan que se ha hecho con el máximo respeto para no herir ninguna sensibilidad religiosa.

TRES COMUNIDADES Durante seis semanas, estas cinco jóvenes compartirán los servicios religiosos con monjas de tres comunidades: Las hijas de Santa María de Leuca (El Escorial);La Monjas Justinianas Canónigas Regulares (Alicante), y las Misioneras del Santísimo y María Inmaculada (Granada, Madrid y Bolivia).

Juleysi, Janet, María Fernanda, Paloma y Jaqui tendrán que adaptarse a las rutinas del día a día en estas tres congregaciones: un convento de clausura, una casa-cuna con más de cien niños acogidos, y misiones en el Amazonas. El programa va a recoger los descubrimientos que hagan estas cinco jóvenes de la vida conventual, las anécdotas y también la verdad sobre los mitos que existen en torno a las mujeres religiosas.

Durante seis semanas, estas cinco jóvenes compartirán los servicios religiosos con monjas de tres comunidades

Las jóvenes tienen entre 20 y 23 años y tendrán que alejar las rutinas de la gente de su edad para entrar en otras muy diferentes. La primera entrega se centrará en la presentación de cada una de ellas. La más joven del grupo, Juleysi, está encantada con el mundo de la moda, estudia Patronaje y sale con un chico, Alberto, desde los 17 años. Su dilema, según parece, está entre el profundo sentimiento que tiene por este chaval o hacerse monja.

Janet y Jaqui son hermanas y siempre han sentido atracción por el mundo espiritual. La primera es administrativa y la segunda estudia Filosofía y Letras. Ambas han entrado en este programa para aclarar “que es lo que Dios les pide”. Paloma pertenece a una familia muy numerosa -son trece hermanos-, vinculada a la Iglesia a través del Camino Neocatecomunal.

María Fernanda quiere saber “si Dios tiene una misión para ella”. Es una joven que sale de fiesta con sus amigos, que están sorprendidos por su ingreso en un programa de este tipo. Ella dice que ha sentido la llamada de la fe y que quiere saber si está “preparada para vida religiosa”.

HABLA LA IGLESIA A muchos les ha sorprendido que comunidades religiosas hayan colaborado con la televisión y que sus cámaras se cuelen en los conventos: “Llegamos a la conclusión de que el programa era una llamada de Dios para darle a conocer a Él a través de nuestra experiencia en la vida. Sentimos que era el momento, sabemos que hay que arriesgar y exponerse con Jesús”, explica la madre Leonor, superiora general de la congregación las Misioneras del Santísimo y María Inmaculada.

“Han sido muchos los motivos que nos han llevado a participar en el programa, pero el más importante ha sido el hacer partícipes a las jóvenes de nuestro tiempo de nuestro modo de ser y de vivir, contagiarles la alegría que llevamos por dedicar toda nuestra vida al servicio de la Iglesia y de los demás. También quitar los prejuicios y los estereotipos que tienen algunos jóvenes porque no conocen a fondo nuestra vida y pregonar a los cuatro vientos que vale la pena dejar todo y seguir al amigo que nunca falla”, afirma la madre Annacarmen, madre superiora de las Hijas de Santa María de Leuca.

Juleysi, Janet, María Fernanda, Paloma y Jaqui dejan fuera de estos tres conventos los móviles, su forma de vida y todas sus relaciones. Dentro de seis semanas se descubrirá la incógnita de si ingresarán o no en una orden religiosa. Se vea o no se vea, nadie podrá negar que se trata de un programa novedoso.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902