Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Una familia feliz

Omar, Cecilia, Carolina y Empera, padre, madre, mujer y suegra de Sergio Henao, siguen las andanzas del colombiano en la vuelta al país vasco, en la que hoy defenderá su liderato

Aitor Martínez - Sábado, 9 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

eibar- Además del numeroso público que rodea el autobús del Sky antes de cada salida y tras cada final de etapa, del pequeño grupo de periodistas que persiguen a Mikel Landa, especialmente tras su gran triunfo en la tortuosa ascensión a Garrastatxu, otras cuatro personas permanecen inmóviles junto al vehículo, aguardando a que Sergio Henao (Rionegro, Colombia, 10-XII-1987) asome a través de la cortina de la puerta delantera. El colombiano desciende del bus con calma, se pone el casco, los guantes, engancha las zapatillas a los pedales automáticos y antes de enfilar el camino hacia la salida, donde estampa su sello en el control de firmas, saluda a su mujer, recibe un beso de su madre, otro de su padre y, por último, se despide de su suegra. Es un ritual que se repite casi a diario en esta Vuelta al País Vasco. También ayer, en Orio, camino del santuario de Arrate. Su familia, que le sigue por primera vez en una carrera en Europa, solo faltó a la salida de Lesaka. Una ausencia justificada. La familia acudió al abrazo de la Virgen de Lourdes, que escuchó sus plegarias y el colombiano, segundo ayer en Arrate tras Diego Rosa, defenderá hoy su liderato en la contrarreloj de Eibar.

Un emotivo abrazo junto al santuario como fiel reflejo de la inmensa felicidad con la que Omar, su padre, Cecilia, su madre, su mujer Carolina y su suegra Empera recibieron al nuevo líder de la carrera. Muerto de frío, con el corazón tiritando, pero con una sonrisa enorme, que contagia, Sergio Henao agradeció el cariño de los suyos. Un tipo feliz.

Sergio Henao está esperando el nacimiento de su primogénito, al que desea vestir con el maillot amarillo de la Vuelta al País Vasco

Por la mañana, en Orio, antes de que se disparen las pulsaciones, de que el pelotón se lance camino de Arrate en una jornada épica, con el frío y la lluvia como invitados de excepción, su madre es la viva imagen de la felicidad. Se cubre las manos con guantes para resguardarse del frío y dice que le ve bien. Que sus gestos así se lo hacen ver, pero también sus piernas. Su alegre pedalear. “Y una madre sabe de estas cosas”, afirma, aunque no puede evitar reconocer que la presencia de todos ellos, ese seguimiento que le están haciendo, “igual le genera un poco más de ansiedad por querer darnos un triunfo”. Omar, su marido, coincide con ella: “Le veo muy fuerte, muy motivado y muy bien mentalmente”. Una premonición de lo que sucedería un puñado de horas más tarde. Solo Alberto Contador le aguantó la rueda y hoy se jugará con el de Pinto el maillot amarillo.

Seis segundos, un abrir y cerrar de ojos, un suspiro, separan a ambos en la general. “Veremos qué pasa mañana. Pero él está bien, con ganas”. Quien habla es su mujer, Carolina, deseosa por ver a su mari prueba en la que ya sabe lo que es subir al podio: fue segundo el año pasado y tercero en 2013. Embarazada de seis meses, aguarda ansiosa el nacimiento de su primogénito, Emanuel, al que quiere vestir de amarillo con el maillot de la Itzulia. “Le motiva regalarle un triunfo al hijo que está en camino”. Habla por su marido, que vestido de blanco, con el maillot de la regularidad, y el amarillo al hombro, le acaricia la tripa, le da un beso y se despide. Un hasta luego.

como en casaAfincado en Iruñea, cerca de su buen amigo Xabier Zandio, hogar también de otros ilustres colombianos, como Rigoberto Urán, que vivió durante varios años en la capital navarra, comparte grupeta de entrenamientos con su primo Sebastián Henao, que corre con él en el Sky, y Carlos Betancur. Enamorado de Euskal Herria, donde su padre dice que le han “acogido a las mil maravillas”, sueña con ganar la Itzulia. “Siente que esta carrera es suya, como si fuese la de su casa”, asegura su mujer.

Sus padres y su suegra, que no conocían Euskal Herria, aguardan ansiosos un triunfo que les permita disfrutar la gastronomía vasca, de la que tanto han oído hablar pero que no han tenido tiempo de degustar. Para ello, animarán hoy desde Eibar a Henao, al líder del Sky. “Yo soy una de sus mayores fans”, se enorgullece Empera. “Me emociono mucho y soy una de las que más grito”. Sin lugar a dudas, sus padres, quienes le seguían de joven en moto por todo Colombia, son los líderes de su particular grupo de seguidores. Sergio Henao les llama cariñosamente su “grupo de apoyo”. Es su familia, una familia feliz que hoy, en Eibar, quiere sonreír de oreja a oreja.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902