Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Aritz Elustondo Defensa de la real

“En cadetes jugué en todos los puestos menos de portero y de delantero”

Aritz cumplió el sueño de todo realista al pasar de la grada de Riazor, donde celebró el pase a la Champions, al verde. Nadie le regaló nunca nada. Aunque es duda, espera jugar mañana

Mikel Recalde Ruben Plaza - Viernes, 8 de Abril de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Aritz Elustondo

Galería Noticia

Aritz Elustondo

donostia- Sus fotos en la grada de Riazor el día de la clasificación de la Champions son memorables.

Justo unas semanas antes recuerdo que los amigos de mi cuadrilla sacaron el plan de ir A Coruña. Al final no se animó ninguno y fui con mi hermano y sus amigos. Guardo un recuerdo increíble.

¿Sabía que había salido en prensa escrita?

-Mi madre me mandó una foto con la bufanda. Luego ya vimos la otra foto y dije: ¡madre mía! El bombo que se le está dando. Estaba animando como uno más. Al principio lo normal, pero luego te pones a animar como un loco. Siempre he sido muy de la Real.

¿Ha viajado mucho estando ya en las categorías de la Real?

-Durante la temporada estaba complicado salir y tenía ganas. La temporada pasada estuve en Ipurua y también en San Mamés. Ya había debutado y no fue tan descarado como Riazor, pero sí, animando, claro.

¿Iba mucho a la grada de Anoeta?

-Sí, de cadetes iba de recogepelotas y siempre me ha gustado. Estuve yendo dos años de cadete y el primer año juvenil. Y si no, a la grada.

¿Alguna anécdota curiosa?

-El día del botellazo que le dieron a Lillo, Labaka me dio su camiseta. Recuerdo que los recogepelotas salimos al campo, le vi a mi lado y me la dio. Guardo ese buen recuerdo.

Es curioso… Dos Elustondos de Beasain y no tienen nada que ver.

-Nada. Encima durante estos últimos dos años me preguntaban y hasta escribían eso. Ahora ha quedado claro que no lo somos, no hay nada de familia. Gorka es un buen amigo que me apoyó mucho en mis primeros entrenamientos.

¿Cuándo se dio cuenta de que podía llegar a ser futbolista?

-Puedo decir que he hecho lo que me gusta. Nunca me he dado por vencido, el último año de juvenil me vino muy bien pasar por Tercera, crecí mucho en el Beasain. Me dijeron para venir al Sanse. Al principio no jugué nada, el día que debuté marqué gol, y luego ya creo que disputé 31 partidos seguidos, no me perdí ni uno. El paso por el Sanse me ayudó muchísimo. Moyes me dio la oportunidad en la Copa contra el Oviedo y poco a poco te ibas dando cuenta de que puedes llegar. No me he dado por vencido, he seguido trabajando y me ha llegado el premio.

¿Se llevó un disgusto cuando le dijeron que salía cedido a Beasain?

-No. En el club me dijeron, en mi tercer año juvenil, que todavía no me veían preparado. Al principio piensas que en Zubieta se está mejor… Tuve miedo, pero allí me ayudaron mucho porque jugué casi todo. El apoyo de la familia me empujó para ir al pueblo y yo lo vi con buenos ojos. No me arrepiento. Igual no jugabas ni a fútbol casi, ibas a un campo de Bizkaia, te metían en barro, balones aéreos… Recuerdo que ese año conseguimos catorce empates y la prensa decía: los XMen del Goierri. A fútbol se jugaba poco en Tercera.

En su equipo juvenil de la Real pocos pensaban que llegaría usted.

-En juveniles siempre lo sientes más lejos, pero creo que me vino muy bien, y luego en el Sanse pude disputar muchos partidos. Siempre he sido ambicioso, siempre he querido más y me ha llegado el premio.

A Puyol el Barça le seleccionó en unas pruebas porque era de largo el que más ganas ponía jugando. ¿Se siente identificado?

-A mí me han llamado alguna vezel nuevo Puyol. Te tomas bien que te comparen con un jugador como él. Siempre he salido con muchas ganas, que muchas veces es importante que salgas a por todo y no te dejes nada.

Cuando llegas al primer equipo, el primer día, ¿cómo fue?

-Al principio te cuesta un poco, pero te ayudan, eres uno más y es verdad que ante todo esto es un equipo. El primer día estás más tímido, pero según pasan los entrenamientos y las ayudas que te dan… Es muy buen vestuario. Yo siempre he dicho que lo más importante es que somos un equipo y nos llevamos muy bien.

Imagino que sus debuts no los olvidará nunca...

-Debuté en Anoeta de titular en la Copa, y en la Liga contra el Rayo un mes más tarde. Nunca lo olvidaré. Es lo que te llevas para siempre. Creo que el día anterior al Oviedo supe que iba a jugar. Al final, siempre he pensado en llegar al primer equipo y te vas dando cuenta de que el sueño se hace realidad. Te das cuenta cuando suena el pitido del árbitro: joder, estoy aquí, y voy a jugar el partido.

¿Cuál es el partido que más le ha impresionado.

-Me quedo con la victoria en el derbi en San Mamés. Fue un subidón muy grande. Otro también fue el gol que metí en el Bernabéu. Una victoria al Athletic en Bilbao….

Ese día en Madrid vivió sensaciones contradictorias...

-Sí, pero bueno... Era el primer año que estaba ahí, te dan la oportunidad de jugar en el Bernabéu y metes un gol… Cuando marqué no sabía ni qué había hecho, estaba en shock. Luego sufrí mucho, perdimos 4-1 y fue una pena. Un gol en el Bernabéu se te queda para el recuerdo. Aunque luego acabó en un segundo plano.

¿Y el día que más le impresionó el silencio del vestuario?

-Ha habido bastantes. Creo que el último en Anoeta ante Las Palmas. Pierdes y te quedas con esa sensación de frustración. También el de Gijón.

Ha jugado siempre de defensa, porque tiene espíritu de delantero...

-De pequeño jugaba de medio centro y media punta, y de cadete el primer año que vine a Zubieta de lateral. El segundo año de cadete jugué de todo menos delantero y portero. El entrenador confiaba mucho en mí, llegaba el fin de semana y no sabía dónde iba a jugar, pero yo siempre salía con todas las ganas del mundo. En división de honor juvenil, la mayoría de los goles los metí de estrategia. Siempre voy con todo a por los balones aéreos para intentar marcar.

Mójese, ¿lateral o central?

-Siempre digo que bien de lateral o bien de central me siento muy a gusto. El míster me ha dado esa confianza. Mi primer partido de central, si no me equivoco, fue en el Bernabéu, y la verdad es que me encuentro muy cómodo en las dos posiciones.

¿Qué recuerdo guarda de Moyes?

-Si él no me llega a dar la oportunidad de jugar en la Copa y en la Liga, no estaría aquí. No sé si me llevó pronto o no. Sí que noto mucha mejoría por mi parte este año, pero creo que es por los minutos que he tenido, por haber entrenado con ellos y por la ayuda de todos... He ido mejorando día a día gracias a todos. El año pasado igual no se me veía tan suelto y este la continuidad que me ha dado Eusebio me ha dado mucha confianza.

¿Temió salir perjudicado con el cambio de entrenador?

-Dije: borrón y cuenta nueva.Era nuevo entrenador, estaba entrenando con el Sanse en las últimas fechas de Moyes y pensé: Si quieres conseguir algo, tienes que volver a demostrarlo.Al final tuve la suerte de que me llevó al amistoso de Lisboa, jugué media parte, y luego empecé poco a poco, vi que contaba conmigo y estoy muy contento.

Ha elogiado su progresión.

-Él me ve día a día cómo entreno y si piensa eso, no voy a comentar nada. Los halagos o las buenas opiniones que tienen sobre mí me alegran. Eusebio está encima de todos. Quiere lo mejor de todos los jugadores y siempre está para ayudar.

¿Qué aspectos quiere mejorar?

-Todo. Hay mucho por aprender. Tengo que defender todavía mejor, la salida de balón... Todo. Debo mejorar de central y de lateral en todo.

¿Le sorprendió la llamada de la sub’21?

-No me lo esperaba. Mi hermano tenía esa esperanza. En casa se lo comentó a mis padres. Ese viernes acabé de entrenar, vinimos de Anoeta y vino Jorge (de prensa) y me dijo: Felicidades, te han convocado con la sub’21. Me hizo mucha ilusión.

¿Fue como se esperaba?

-El primer día sí que llegué y no sabía cómo iba todo, pero me ayudaron desde el primer momento. Conocía a Kepa (portero del Athletic cedido en el Valladolid) y si tenía alguna duda, primero le preguntaba a él y me ha ayudado mucho. Le conocía de la selección de Euskadi y de los piques en categorías inferiores de los Real-Athletic.

Jugó bien en su debut.

-Me sentí como uno más. En juveniles, en la selección de Euskadi, Jonny jugaba en la gallega y me quedé con él. Luego cuatro años después tenerlo de compañero es una satisfacción muy grande. Lo afronté como un partido más en la Real, me salió un buen partido, acabé contento.

¿Quién le impresionó?

-Sobre todo Saúl, del Atlético. Ya sabía que todos los demás eran muy buenos, pero Saúl me impresionó.

Este año la Real ha sido capaz de lo mejor y de lo peor...

-Al final nos lo preguntan mucho y no sabemos explicar los motivos por los que ha sido así esta campaña. Es cierto que hemos sido muy irregulares, pero nosotros no hemos bajado los brazos en ningún momento. Hemos intentado darlo todo, conseguir el máximo de puntos posibles y estar lo más arriba posible en la tabla. Hasta justo antes de la racha de cuatro victorias seguidas, perdimos 5-1 en Gijón, y después hemos encadenado cinco encuentros sin vencer. No hemos sido constantes.

¿En el vestuario perciben la decepción de la gente?

-A nosotros nos da mucha pena que la gente esté frustrada. Pero yo insisto, lo hemos dado todo para intentar conseguir el mayor número de victorias. El problema es que en varios partidos no lo hemos conseguido o no nos han salido las cosas como queríamos. Somos humanos y cometemos errores. Hemos querido darlo todo por la afición y el club y no ha podido ser. Quedan siete partidos y vamos a salir con todas las ganas del mundo. A ver cómo acabamos...

Me centro en el Barcelona. Un rival al que ya se ha enfrentado.

-Fui suplente en el 1-0 del año pasado y jugué en el Camp Nou en la primera vuelta.

Algunos señalaron que había fallado en el primer gol de Neymar.

-No creo que fuese un error mío, pero quizá podía haber hecho algo más. Neymar me lo puso muy difícil desde el principio. Se abría a la banda y yo tenía que cerrar también para evitar que se metieran por dentro. Como tenía que estar pendiente de las dos cosas, hubo momentos en los que ya había arrancado y llegaba tarde. En el gol tuve la mala suerte de que la metió por toda la escuadra, que no era fácil.

¿El mejor rival que ha marcado?

-Puede ser. Ese partido y el 4-1 del Bernabéu son los días que más he sufrido. En la ida no hicimos mal partido, jugamos bien, pero el resultado fue demasiado abultado. En casa va a ser diferente. Llevan una mala racha en Anoeta y esperemos que siga así.

¿Ya no le impresionan tanto este tipo de encuentros?

-No, la verdad es que no. Todos sabemos lo que es el Barça como rival, pero al final, cuando llega la hora del partido, te da igual contra quién y dónde sea. Coges ese hábito de jugar y te da igual el contrincante. Ganar este fin de semana sería muy bonito.

La racha realista ante el mejor Barcelona es un caso único.

-Nosotros vamos a salir a ganar, eso lo tenemos claro. Y por supuesto que es posible. Si llevan tan mala racha aquí es por algo. Si lo venimos haciendo tan bien este año, también puede suceder lo mismo. Se lo vamos a poner complicado. Es verdad que se trata del Barcelona y que cuenta con grandes jugadores, pero nosotros tenemos un buen equipo y creo que vamos a lograr la victoria.

¿Perciben que se encuentran en deuda con Anoeta, ya que las dos victorias más importantes han sido en Bilbao y Sevilla?

-Llevamos unas cuantas jornadas sin ganar en Anoeta. No hay mejor forma para solucionarlo que volver a vencer y a todo un Barça, que va líder.

Dígame un par de jugadores que vayan a jugar seguro en el primer equipo de la cantera realista.

-No sabría decir. El Sanse tiene un futuro grande y puede llegar cualquiera.

¿En qué ha cambiado Aritz?

-En nada. Yo creo no he cambiado en nada, sigo haciendo las mismas cosas. Lo único es que ahora me paran más por la calle.

¿Un pronóstico y un sueño?

-Ganar 2-1. Y mi sueño ahora es jugar la Champions con la Real y meter un gol en Anoeta, que todavía no lo he conseguido.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902